¡Mué­ve­te!

La Jornada (Canada) - - REFLEXIONES -

La vi­da con dia­be­tes pue­de ser muy es­tre­san­te si es­ta con­di­ción no se con­tro­la. Por ejem­plo, si los ni­ve­les de glu­co­sa es­tán de­ma­sia­do al­tos o de­ma­sia­do ba­jos, pue­de ser muy pe­li­gro­so. Si a eso le agre­ga­mos los queha­ce­res y afa­nes de la vi­da y el mie­do a las con­se­cuen­cias de la en­fer­me­dad, no es sor­pren­den­te que el dia­bé­ti­co co­mien­ce a frus­trar­se pen­san­do en có­mo su mal per­ju­di­ca to­dos los as­pec­tos de su vi­da. Si tú eres una de esas per­so­nas, no te rin­das; per­mí­te­me com­par­tir es­tos con­se­jos que te pue­den ser úti­les pa­ra con­tro­lar tu dia­be­tes y te­ner una me­jor ca­li­dad de vi­da. Pa­rís. Al ini­cio del es­tu­dio in­clu­yó a 3.615 hom­bres y mu­je­res con ni­ve­les de azú­car nor­ma­les. Los re­sul­ta­dos fue­ron los si­guien­tes: las per­so­nas que be­bie­ron 34 on­zas o más de agua por día (4.25 va­sos de 8 on­zas) te­nían un 21 por cien­to me­nos de probabilidades de desa­rro­llar hi­per­glu­ce­mia (azú­car al­ta en la san­gre) en los si­guien­te nue­ve años que quie­nes di­je­ron que be­bie­ron 16 on­zas o me­nos al día (2 va­sos de 8 on­zas). Ocho a diez va­sos de agua de 8 on­zas por día es una bue­na can­ti­dad pa­ra un dia­bé­ti­co, o in­clu­so más, de­pen­dien­do de la ac­ti­vi­dad fí­si­ca.

No pier­das el áni­mo. Pro­cu­ra ejer­ci­tar tu cuer­po, ali­men­tar- te bien, y to­mar su­fi­cien­te agua de ma­ne­ra con­sis­ten­te. Re­cuer­da que no es­tás so­lo: tie­nes el apo­yo del Es­pí­ri­tu San­to, quien re­com­pen­sa­rá tus es­fuer­zos. La dia­be­tes es una en­fer­me­dad que se pue­de con­tro­lar, es­pe­cial­men­te la dia­be­tes ti­po 2, si se ha­cen las co­sas apro­pia­da­men­te. ¡Co­mien­za hoy a vi­vir me­jor! efe

Newspapers in Spanish

Newspapers from Canada

© PressReader. All rights reserved.