Ex­per­tos aler­tan so­bre ne­ce­si­dad de ac­tua­li­zar Ley Fo­res­tal en Chi­le

Aca­dé­mi­cos ase­gu­ran que hoy es ne­ce­sa­ria una Sub­se­cre­ta­ría Fo­res­tal

Agrocentro - - Noticias -

Un lla­ma­do a ac­tua­li­zar con ca­rác­ter de ur­gen­te tan­to la Ley Fo­res­tal -que da­ta de la dé­ca­da del 1930-, co­mo la ins­ti­tu­cio­na­li­dad del sec­tor, rea­li­za­ron aca­dé­mi­cos de la Fa­cul­tad de Cien­cias Agra­rias y Fo­res­ta­les de la Universidad Ca­tó­li­ca del Mau­le (UCM), es­to con el fin de ro­bus­te­cer as­pec­tos que tie­nen que ver con el mar­co le­gal de la industria re­la­cio­na­da a la ex­plo­ta­ción del bos­que, y con­tar con or­ga­nis­mos ca­pa­ces de dar res­pues­ta opor­tu­na an­te la ocu­rren­cia de in­cen­dios fo­res­ta­les en el país.

Re­vi­san­do las ci­fras com­par­ti­das en la Me­sa Fo­res­tal -ins­tan­cia don­de par­ti­ci­pan los prin­ci­pa­les ac­to­res pú­bli­cos, pri­va­dos y aca­dé­mi­cos del sec­tor fo­res­tal- fue­ron cer­ca de 200 mil hec­tá­reas en la re­gión las que re­sul­ta­ron da­ña­das por la tor­men­ta fo­res­tal del ve­rano 2017 -105 mil de em­pre­sas y 95 mil de pe­que­ños y me­dia­nos pro­duc­to­res fo­res­ta­les-, fe­nó­meno po­cas veces re­gis­tra­do en el mun­do que sig­ni­fi­có la pér­di­da del 33% de la ma­sa fo­res­tal mau­li­na –ma­yo­ri­ta­ria­men­te de pino y eu­ca­lip­tus-.

NUE­VA LEY FO­RES­TAL

Al res­pec­to, el in­ves­ti­ga­dor y aca­dé­mi­co, doc­tor Ró­mu­lo San­te­li­ces, di­rec­tor del Cen­tro de Desa­rro­llo del Se­cano In­te­rior UCM y re­fe­ren­te en cuan­to a in­ves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca res­pec­to del cui­da­do de árboles na­ti­vos, se­ña­ló: “Ha­ce 20 años ocu­rrió un gran in­cen­dio fo­res­tal cer­ca de Con­cep­ción y des­de ese en­ton­ces los ac­to­res fo­res­ta­les te­ne­mos con­cien­cia de la ur­gen­cia so­bre ac­tua­li­zar la Ley. El cam­bio cli­má­ti­co lle­gó para que­dar­se y las va­ria­bles de tem­pe­ra­tu­ra, hu­me­dad y vien­to aso­cia­das au­men­tan el ries­go de me­ga­in­cen­dios fo­res­ta­les”.

Pro­duc­to de lo an­te­rior, de­ta­lló Cris­tian Bo­ba­di­lla, es que se re­gis­tra­ron fe­nó­me­nos nun­ca an­tes vis­tos, co­mo el avan­ce de in­cen­dios que en una no­che que­ma­ron 80 mil hec­tá­reas en el sec­tor Las Má­qui­nas.

“Se ha­ce ur­gen­te re­no­var la ins­ti­tu­cio­na­li­dad fo­res­tal de Chi­le, tra­ba­jo que Co­naf lo ha­ce muy efi­cien­te­men­te con­si­de­ran­do los re­cur­sos que dis­po­ne, pe­ro que hoy no son su­fi­cien­tes para aten­der la mag­ni­tud y pe­li­gro de los in­cen­dios fo­res­ta­les. Hoy es ne­ce­sa­ria una Sub­se­cre­ta­ría Fo­res­tal”, afir­mó Jor­ge Con­tre­ras, aca­dé­mi­co que li­de­ra el La­bo­ra­to­rio de Cer­ti­fi­ca­ción de Bio­die­sel de la UCM.

Jun­to a es­to, Con­tre­ras ad­vier­te que el dra­ma eco­nó­mi­co y so­cial hoy lo tie­nen los pe­que­ños y me­dia­nos pro­duc­to­res fo­res­ta­les, quie­nes en su gran ma­yo­ría no cuen­tan con se­gu­ros para con­ti­nuar en el ne­go­cio, lo que a su vez ge­ne­ra­rá una es­ca­sez de pro­duc­ción y la caí­da de una can­ti­dad im­por­tan­te de ase­rra­de­ros con la res­pec­ti­va pér­di­da de pues­tos la­bo­ra­les.

“Es fal­so que la gen­te que­ma­ba sus bos­ques para co­brar se­gu­ros, ya que no exis­ten. Se vie­ne un pro­ble­ma so­cial fuer­te en ese sen­ti­do. La pro­yec­ción so­bre los ase­rra­de­ros sin ma­sa fo­res­tal pro­pia po­dría re­sis­tir dos años”, afir­mó Con­tre­ras, agre­gan­do que “es­ta es una opor­tu­ni­dad para el sec­tor fo­res­tal me­dian­te la pro­duc­ción de plan­tas para la re­fo­res­ta­ción, no so­lo vol­ver a plan­tar, sino ge­ne­rar nue­vas for­mas so­bre có­mo plan­tar”.

Am­bos ex­per­tos coin­ci­die­ron en que, de ges­tar­se una nue­va Ley Fo­res­tal, di­cho do­cu­men­to de­be ser cons­trui­do par­ti­ci­pa­ti­va­men­te res­ca­tan­do la opi­nión de los di­fe­ren­tes pro­ta­go­nis­tas del mun­do fo­res­tal co­mo son em­pre­sas pri­va­das, pe­que­ños y me­dia­nos pro­duc­to­res fo­res­ta­les, ins­ti­tu­cio­nes, ONG, mun­do aca­dé­mi­co e in­ves­ti­ga­do­res cien­tí­fi­cos, or­ga­ni­za­cio­nes ciu­da­da­nas, en­tre otros.

PAR­TI­CI­PA­CIÓN DE ACA­DÉ­MI­COS

El equi­po de tra­ba­jo de la Fa­cul­tad de Cien­cias Agra­rias y Fo­res­ta­les, li­de­ra­do por la di­rec­to­ra del De­par­ta­men­to de Cien­cias Fo­res­ta­les, Car­men Bra­vo, -quie­nes en­tre­ga­ron a la má­xi­ma au­to­ri­dad del plan­tel universitario un com­ple­to in­for­me de la par­ti­ci­pa­ción, ac­cio­nes, análisis y avan­ces-, es­tu­vo pre­sen­te en to­do mo­men­to en te­rreno du­ran­te la ca­tás­tro­fe, tra­ba­jan­do co­do a co­do y re­tro­ali­men­tán­do­se con las di­ver­sas en­ti­da­des gu­ber­na­men­ta­les y pri­va­das vin­cu­la­das al ám­bi­to fo­res­tal, fun­da­men­tal­men­te tras to­mar contacto con la Ofi­ci­na de Asis­ten­cia de Es­ta­dos Uni­dos para Desas­tres (USaid OFDA).

“Tan­to Co­naf co­mo la One­mi uti­li­za­ron es­te even­to, un re­co­no­ci­do sis­te­ma in­ter­na­cio­nal de­no­mi­na­do SCI (Sis­te­ma de Co­man­do de In­ci­den­tes). Se pu­do ob­ser­var que los pun­tos de co­man­do fun­cio­na­ron de bue­na for­ma, en la or­ga­ni­za­ción e im­ple­men­ta­ción de ta­reas y re­cur­sos. Lo que su­ce­dió es que la mag­ni­tud y se­ve­ri­dad, avan­ce y ener­gía su­peró to­dos los es­fuer­zos na­cio­na­les efec­tua­dos his­tó­ri­ca­men­te”, co­men­tó Bra­vo. De he­cho, el ex­per­to de la Co­mu­ni­dad Eu­ro­pea se­ñor Marc Ca­tell­nou, ha in­di­ca­do que es­te epi­so­dio de in­cen­dios con avan­ce de 8.240 hec­tá­reas por ho­ra y co­rrien­do de 80 mil a 90 mil ki­lo­va­tios por me­tro, es un fe­nó­meno sor­pre­si­vo a es­ca­la pla­ne­ta­ria, que sube la Ca­te­go­ría de In­cen­dios vi­gen­te de quin­ta ge­ne­ra­ción a ca­te­go­ría de sex­ta ge­ne­ra­ción.

La di­rec­to­ra agre­gó que “pu­de co­la­bo­rar con Bom­be­ros ex­pli­can­do có­mo se en­tien­de la teo­ría de pro­pa­ga­ción y ge­ne­ra­ción de in­cen­dios en los bos­ques, y el uso efi­cien­te de ma­qui­na­ria fo­res­tal para com­ba­tir los in­cen­dios fo­res­ta­les, ya que ellos ha­bi­tual­men­te se preo­cu­pan de la con­ten­ción de fue­gos es­truc­tu­ra­les”.

La di­rec­to­ra del De­par­ta­men­to de Cien­cias Fo­res­ta­les UCM, ase­gu­ró que da­do que la ma­yor can­ti­dad de in­cen­dios fo­res­ta­les se con­cen­tró en la zo­na de la cor­di­lle­ra de la cos­ta con ca­rac­te­rís­ti­cas de to­po­gra­fía ac­ci­den­ta­da, “sur­ge la ne­ce­si­dad de cons­truir ma­pas de sus­cep­ti­bi­li­dad y ries­gos, don­de se ne­ce­si­ta la co­la­bo­ra­ción del área geo­má­ti­ca y la ex­per­ti­cia del se­ñor Cris­tian Bo­ba­di­lla, es por eso que en las reunio­nes de con­ti­nui­dad con la One­mi, DOH, y Ser­na­geo­min, se tra­ba­jó en con­jun­to para es­ta­ble­cer los re­que­ri­mien­tos de in­for­ma­ción y la me­to­do­lo­gía más ade­cua­da para ob­te­ner di­chos ma­pas. Rea­li­za­mos una reunión con un equi­po de 20 per­so­nas de Ser­na­geo­min Santiago, con quie­nes hi­ci­mos una cam­pa­ña en te­rreno”. Pro­duc­to del tra­ba­jo desa­rro­lla­do en es­te pe­rio­do, sur­ge el interés por con­tar con un con­ve­nio de co­la­bo­ra­ción en­tre One­mi y la Universidad, con­ve­nio que ac­tual­men­te es­tá en di­se­ño y re­vi­sión por par­te de los ex­per­tos de One­mi.

Bra­vo agre­gó so­bre la re­tro­ali­men­ta­ción rea­li­za­da con la OFDA que “apar­te de los pro­ble­mas in­me­dia­tos re­co­no­ci­dos por no­so­tros, po­dría­mos en­fren­tar di­fi­cul­ta­des ta­les co­mo pla­gas, pér­di­da de pro­duc­ti­vi­dad del sue­lo, y pro­ble­mas de ca­rác­ter so­cio­eco­nó­mi­cos. Ade­más de la ne­ce­si­dad de ge­ne­rar los ya men­cio­na­dos ma­pas de sus­cep­ti­bi­li­dad y ries­gos de ero­sión y mo­vi­mien­to de ma­sa, para las zo­nas afec­ta­das por in­cen­dios fo­res­ta­les se ha iden­ti­fi­ca­do la ne­ce­si­dad de ma­pas de ries­go para emer­gen­cias vul­ca­no­ló­gi­cas. Fren­te a los ries­gos de desas­tre, se re­quie­re la in­ter­ac­ción del sec­tor público y pri­va­do y la par­ti­ci­pa­ción pru­den­te del mun­do po­lí­ti­co, com­pren­dien­do la pre­ven­ción, co­mo la me­jor ar­ma com­ba­ti­va”.

Fi­nal­men­te, la ex­per­ta de la UCM, afir­mó que “te­ne­mos mu­chas ca­pa­ci­da­des y po­de­mos co­la­bo­rar no so­lo en la crea­ción de los ma­pas de ries­gos, sino que, por ejem­plo, tam­bién con­ta­mos con un ban­co de ger­mo­plas­ma de plan­tas na­ti­vas, el cual po­de­mos ha­cer pro­du­cir para la re­fo­res­ta­ción. Asi­mis­mo, con­ta­mos con la ex­pe­rien­cia de análisis de mi­cro­or­ga­nis­mos en el sue­lo para po­der re­no­var­los en ca­so de pér­di­da, la sa­pien­cia en re­no­va­ción y re­fo­res­ta­ción, es de­cir, es­tán las ca­pa­ci­da­des para co­la­bo­rar en las dis­tin­tas vías po­si­bles y es lo que es­ta­mos ha­cien­do”, ce­rró.

In­cen­dio fo­res­tal afec­tó a gran par­te de la Re­gión del Mau­le, por lo cual pi­den ha­cer cam­bios con­cre­tos a la Ley Fo­res­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.