FIA lan­za Po­lo de In­gre­dien­tes Fun­cio­na­les en Tal­ca, en con­jun­to con el Cen­tro de Ali­men­tos Pro­ce­sa­dos.

Agrocentro - - Portada -

Di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Fun­da­ción pa­ra la In­no­va­ción Agra­ria (FIA) dio ofi­cial­men­te el va­mos al po­lo li­de­ra­do por el Cen­tro de Es­tu­dios en Ali­men­tos Pro­ce­sa­dos (CEAP) que desa­rro­lla­rá in­gre­dien­tes fun­cio­na­les y adi­ti­vos es­pe­cia­li­za­dos de es­tos te­rri­to­rios.

Con la pre­sen­cia de dis­tin­tos re­pre­sen­tan­tes de la in­dus­tria agrí­co­la de las re­gio­nes de O´Hig­gins y Mau­le -aso­cia­cio­nes de pro­duc­to­res, em­pre­sas trans­for­ma­do­ras, en­ti­da­des tec­no­ló­gi­cas, etc.- se lan­zó un pro­gra­ma cu­yo ob­je­ti­vo es es­ta­ble­cer un po­lo orien­ta­do al desa­rro­llo de pro­duc­tos de al­to va­lor en la in­dus­tria de in­gre­dien­tes fun­cio­na­les y adi­ti­vos es­pe­cia­li­za­dos, a par­tir de ma­te­ria pri­ma agra­ria de la zo­na, con én­fa­sis en la pe­que­ña y me­dia­na agri­cul­tu­ra.

Se tra­ta de una ini­cia­ti­va que se ex­ten­de­rá por tres años, fi­nan­cia­da por la Fun­da­ción pa­ra la In­no­va­ción Agra­ria (FIA), y con­tó con el res­pal­do no so­lo del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, sino tam­bién del Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía que a tra­vés del Fondo de In­ver­sión Es­tra­té­gi­ca trans­fi­rió re­cur­sos. En la re­gión de Mau­le es li­de­ra­da por el Cen­tro de Es­tu­dios en Ali­men­tos Pro­ce­sa­dos (CEAP) y apo­ya­do en O´Hig­gins por el Cen­tro de Es­tu­dios Avan­za­dos en Fru­ti­cul­tu­ra (CEAF).

La ce­re­mo­nia fue pre­si­di­da por el di­rec­tor eje­cu­ti­vo de FIA, Ál­va­ro Ey­za­gui­rre, quien des­ta­có la im­por­tan­cia que tie­ne la in­no­va­ción y la ar­ti­cu­la­ción en­tre ac­to­res pa­ra el desa­rro­llo de Chi­le y de la zo­na. “Los po­los pro­mue­ven un en­ca­de­na­mien­to que ge­ne­ra­rá un gran im­pac­to en la ca­li­dad de vi­da de los agri­cul­to­res y sus fa­mi­lias, al in­ser­tar­los en ca­de­nas de va­lor con mo­de­los pro­duc­ti­vos sus­ten­ta­bles y pro­duc­tos con iden­ti­dad lo­cal”, se­ña­ló.

En tan­to, el di­rec­tor del CEAP, Ri­car­do Díaz, des­ta­có: “Que­re­mos ge­ne­rar in­no­va­ción a par­tir de cien­cia, lo­grar que se tra­ba­je ar­ti­cu­la­da­men­te en torno a un ob­je­ti­vo co­mún, usan­do en­ca­de­na­mien­tos en el que to­dos to­me­mos el ries­go y el be­ne­fi­cio sea com­par­ti­do por to­dos. Bus­ca­mos ha­cer del po­lo un es­pa­cio de par­ti­ci­pa­ción y co­la­bo­ra­ción de los prin­ci­pa­les ac­to­res in­vo­lu­cra­dos en la in­dus­tria de los ali­men­tos pro­ce­sa­dos y de la in­ci­pien­te in­dus­tria de los in­gre­dien­tes y adi­ti­vos”, plan­teó.

CULTIVO DE MA­TE­RIAS PRI­MAS DEDICADAS

El pro­yec­to, li­de­ra­do por el CEAP, in­vo­lu­cra el tra­ba­jo con dis­tin­tas ma­te­rias pri­mas con al­to po­ten­cial en su cultivo en am­bas re­gio­nes, y cu­yas par­ti­cu­la­ri­da­des y/o pro­pie­da­des son va­lo­ra­das en la sa­lud o en la in­dus­tria de los ali­men­tos. Por ejem­plo, la sa­po­ni­na a par­tir de qui­llay, una de las es­pe­cies in­vo­lu­cra­das en el pro­yec­to, es co­no­ci­do co­mo un adi­ti­vo es­pe­cia­li­za­do am­plia­men­te uti­li­za­do en la in­dus­tria ali­men­ta­ria co­mo agen­te es­pu­man­te en be­bi­das y co­mo emul­sio­nan­te na­tu­ral, en la in­dus­tria cos­mé­ti­ca sus­ti­tu­ye ten­so ac­ti­vos sin­té­ti­cos.

Es par­te tam­bién de es­te pro­yec­to el res­ve­ra­trol, in­gre­dien­te pre­sen­te en la ho­ja de la uva tin­to­re­ra, con­si­de­ra­do un po­ten­te an­ti­oxi­dan­te, con efec­tos me­di­ci­na­les re­por­ta­dos con­tra un sin­nú­me­ro de afec­cio­nes mé­di­cas. Se su­man tam­bién a es­ta ini­cia­ti­va, la to­ma­sa a par­tir de to­ma­te in­dus­trial y la bol­di­na a par­tir de bol­do.

Se tra­ta de es­pe­cies con ca­rac­te­rís­ti­cas na­tu­ra­les muy ape­te­ci­das en el mer­ca­do de los fun­cio­na­les y adi­ti­vos es­pe­cia­li­za­dos, y que po­drían per­mi­tir el desa­rro­llo de pro­duc­tos de ma­yor va­lor res­pec­to a los que ac­tual­men­te se pro­du­cen. Ello fo­men­ta­ría la uti­li­za­ción de huer­tos o plan­ta­cio­nes dedicadas, con­tri­bu­yen­do a con­so­li­dar una in­ci­pien­te in­dus­tria de los in­gre­dien­tes y adi­ti­vos en el te­rri­to­rio a par­tir de de­man­das es­pe­cí­fi­cas que se sa­tis­fa­cen con pro­duc­tos agra­rios de ba­se lo­cal.

PROYECCIONES MUNDIALES DE LA IN­DUS­TRIA ALI­MEN­TA­RIA

Las ci­fras del mer­ca­do de ali­men­tos pro­ce­sa­dos mues­tran proyecciones de cre­ci­mien­to cre­cien­tes, lle­gan­do a más de 8.000 mil mi­llo­nes de dó­la­res al año 2020 (Glo­bal In­sight ci­ta­do por Com­pe­ti­ti­ve­ness, 2015). Es­ta pro­yec­ción a ni­vel mun­dial se ba­sa en bue­na medida en el au­men­to es­pe­ra­do de la de­man­da de ali­men­tos que cum­plan al­gún be­ne­fi­cio en la sa­lud de los con­su­mi­do­res y de la de­man­da por par­te de la in­dus­tria de ali­men­tos por adi­ti­vos na­tu­ra­les que re­em­pla­cen a los ac­tual­men­te usa­dos. Así, los ali­men­tos fun­cio­na­les pro­yec­tan una ta­sa de cre­ci­mien­to de mer­ca­do del 15%, y don­de los in­gre­dien­tes fun­cio­na­les y adi­ti­vos es­pe­cia­li­za­dos (IF­yAE) en la ac­tua­li­dad su­pe­ran los 30 mil mi­llo­nes de dó­la­res (Wa­ge­nin­ge­nUR Chi­le, 2015).

Sin em­bar­go, la in­dus­tria de los ali­men­tos pro­ce­sa­dos de ori­gen hor­to­fru­tí­co­la en las re­gio­nes de O´Hig­gins y Mau­le, se ca­rac­te­ri­za por la ven­ta de com­mo­di­ties, pro­duc­tos sin ma­yor di­fe­ren­cia­ción. Por ejem­plo, en es­tas re­gio­nes se pro­du­ce el 100% de la pul­pa de to­ma­te y de man­za­na que Chi­le ex­por­ta; Mau­le es la prin­ci­pal re­gión pro­duc­to­ra de man­za­nas des­hi­dra­ta­das que se ven­de co­mo in­gre­dien­te de con­fi­tes y ce­rea­les; y de ju­go con­cen­tra­do de man­za­na; to­dos es­tos pro­duc­tos co­mer­cia­li­za­dos en gran­des vo­lú­me­nes.

Es­te pa­no­ra­ma de­ja en­tre­ver que so­lo al­gu­nas em­pre­sas rea­li­zan in­no­va­cio­nes de pro­duc­to o pro­ce­sos pa­ra dar­le un va­lor dis­tin­to a su pro­duc­ción; y me­nos aún presentan in­gre­dien­tes es­pe­cia­li­za­dos en­tre su por­ta­fo­lio u ofer­ta.

Fue así co­mo en el mar­co del pro­gra­ma Trans­for­ma Ali­men­tos, se crea­ron los “Po­los Te­rri­to­ria­les de Desa­rro­llo Es­tra­té­gi­co”, po­nien­do a dis­po­si­ción del sec­tor co­no­ci­mien­to y re­cur­sos téc­ni­co-eco­nó­mi­cos. Con mi­ras a desa­rro­llar no­dos in­dus­tria­les en dis­tin­tas zo­nas de Chi­le, en torno a ma­te­ria pri­ma de­di­ca­da y la ex­trac­ción de sus res­pec­ti­vos in­gre­dien­tes fun­cio­na­les y adi­ti­vos es­pe­cia­li­za­dos.

Los po­los pro­mue­ven una pla­ta­for­ma de ar­ti­cu­la­ción en­tre agri­cul­to­res, aso­cia­cio­nes, or­ga­ni­za­cio­nes pro­duc­ti­vas, en­ti­da­des tec­no­ló­gi­cas, em­pre­sas trans­for­ma­do­ras y co­mer­cia­li­za­do­ras, que per­mi­ta di­na­mi­zar las eco­no­mías lo­ca­les a tra­vés de la pro­duc­ción de in­gre­dien­tes fun­cio­na­les y adi­ti­vos es­pe­cia­li­za­dos a par­tir de ma­te­rias pri­mas de ori­gen agra­rio, pe­cua­rio y fo­res­tal.

La ini­cia­ti­va im­pul­sa el tra­ba­jo aso­cia­ti­vo en­tre agri­cul­to­res, cen­tros tec­no­ló­gi­cos y em­pre­sas trans­for­ma­do­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.