Reorien­tan el cul­ti­vo de arroz en Chi­le ha­cia la sus­ten­ta­bi­li­dad

Agrocentro - - Portada -

En un es­ce­na­rio agrí­co­la cam­bian­te, ca­rac­te­ri­za­do por un ma­yor res­guar­do am­bien­tal, el cam­bio cli­má­ti­co y la es­ca­sez del agua de rie­go, el Pro­gra­ma de Me­jo­ra­mien­to Ge­né­ti­co de Arroz de INIA apun­ta a es­ta­ble­cer un cul­ti­vo ca­da vez más sus­ten­ta­ble, im­ple­men­tan­do nue­vas mo­da­li­da­des de pro­duc­ción

“Lo que que­re­mos es que la pro­duc­ción de arroz en Chi­le sea más sus­ten­ta­ble, que mi­re ha­cia una me­nor car­ga quí­mi­ca”, se­ña­ló la coor­di­na­do­ra del Pro­gra­ma de Me­jo­ra­mien­to Ge­né­ti­co de Arroz de INIA, Kar­la Cor­de­ro, al re­fe­rir­se al én­fa­sis que el ser­vi­cio le es­tá dan­do a la pro­duc­ción sus­ten­ta­ble del arroz.

La in­ves­ti­ga­do­ra agre­gó que “no te­ne­mos ni en­fer­me­da­des ni pes­tes en arroz, por lo que ya no apli­ca­mos nin­gún pes­ti­ci­da ni fun­gi­ci­da. Hoy, lo úni­co que apli­ca­mos son los her­bi­ci­das”. Sin em­bar­go, ex­pli­có que con in­cor­po­ra­ción de nue­vas me­to­do­lo­gías se pres­cin­di­ría del uso de her­bi­ci­das en los pró­xi­mos años “lo que nos per­mi­ti­ría te­ner un se­llo ver­de na­cio­nal y nos ha­bi­li­ta­ría pa­ra sa­lir al mer­ca­do, con un pro­duc­to con va­lor agre­ga­do y com­pe­ti­ti­vo, muy com­pa­ti­ble con el res­guar­do al me­dioam­bien­te”.

La pro­fe­sio­nal in­di­có que la fu­sión de un nue­vo ma­ne­jo agro­nó­mi­co sin her­bi­ci­das más la im­ple­men­ta­ción en fa­se ex­pe­ri­men­tal de la me­to­do­lo­gía SRI (Sys­tem of Ri­ce In­ten­si­fi­ca­tion) o Sis­te­ma de In­ten­si­fi­ca­ción del Cul­ti­vo de Arroz, se en­mar­ca en una reorien­ta­ción ha­cia una pro­duc­ción sus­ten­ta­ble.

Kar­la Cor­de­ro acla­ró que el SRI es una mo­da­li­dad que apun­ta a ge­ne­rar ma­yo­res ren­di­mien­tos a par­tir de los re­cur­sos ya dis­po­ni­bles, sin la ne­ce­si­dad de usar nue­va ge­né­ti­ca o va­rie­da­des me­jo­ra­das, ni fer­ti­li­zan­tes sin­té­ti­cos ni quí­mi­cos, lo que su­ma­do a una su­pre­sión de los her­bi­ci­das con­tri­bu­yen a un pa­no­ra­ma muy alen­ta­dor.

Des­de el pun­to de vis­ta hí­dri­co, la coor­di­na­do­ra de arroz de INIA se­ña­ló que Chi­le en­fren­ta un es­ce­na­rio de 12 años de se­quía en los va­lles arro­ce­ros que co­rres­pon­den a las re­gio­nes del Mau­le y Ñu­ble, “si­tua­ción que nos obli­ga a mo­ver­nos ha­cia una re­duc­ción en el uso del agua”. Aña­dió que la me­to­do­lo­gía SRI tam­bién con­tem­pla una re­duc­ción del re­cur­so hí­dri­co que lle­ga a ser con­si­de­ra­ble. “Eso sig­ni­fi­ca que el agua que hoy usa­mos pa­ra una hec­tá­rea, po­dría­mos des­ti­nar­la pa­ra tres hec­tá­reas; por lo tan­to, po­dría­mos lle­gar a re­du­cir un ter­cio del agua en el cul­ti­vo”.

La in­ves­ti­ga­do­ra sos­tu­vo, ade­más, que Chi­le es el pri­mer país de zo­na tem­pla­da que uti­li­za el SRI, ya que to­do el res­to que lo uti­li­za per­te­ne­ce a cli­mas tro­pi­ca­les. “De los 54 paí­ses del mun­do don­de se cul­ti­va arroz, es la pri­me­ra vez que se usa en un país frío, lo que nos ha­ce es­tar ex­pec­tan­tes. Te­ne­mos re­sul­ta­dos pre­li­mi­na­res que son aus­pi­cio­sos, ya que lle­ga­mos a pro­du­cir sie­te to­ne­la­das ba­jo es­te sis­te­ma, con una va­rie­dad con­ven­cio­nal, es de­cir, no adap­ta­da pa­ra el SRI. Ello nos ha obli­ga­do a es­tar tra­ba­jan­do en la bús­que­da de nue­vas va­rie­da­des que usen el agua más efi­cien­te­men­te, y con me­jo­res ren­di­mien­tos en es­te nue­vo es­que­ma de sus­ten­ta­bi­li­dad”, con­clu­yó.

VÍNCU­LO INTERNACIONAL

En la ne­ce­si­dad de im­ple­men­tar una mo­da­li­dad de pro­duc­ción sus­ten­ta­ble, la in­ves­ti­ga­do­ra de INIA ha lo­gra­do es­ta­ble­cer im­por­tan­tes en­cuen­tros con­du­cen­tes a in­ter­cam­bios cien­tí­fi­cos con lí­de­res in­ter­na­cio­na­les del sec­tor.

Así, en el mar­co de la XIII Con­fe­ren­cia Internacional de Arroz pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be “Alianzas pa­ra la sos­te­ni­bi­li­dad de la pro­duc­ción arro­ce­ra” desa­rro­lla­da en la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Piu­ra, Pe­rú, lo­gró un re­le­van­te acuer­do con Ca­me­ron Pit­tel­kow, re­co­no­ci­do aca­dé­mi­co e in­ves­ti­ga­dor de la Uni­ver­si­dad de Illi­nois. Con él, es­ta­ble­ció las ba­ses pa­ra una coope­ra­ción fu­tu­ra en la in­tro­duc­ción de nue­vas prác­ti­cas de ma­ne­jo en el sis­te­ma SRI que per­mi­tan rea­li­zar un cul­ti­vo in­ten­si­vo de al­ta pro­duc­ción, pe­ro a la vez más ami­ga­ble con el me­dio am­bien­te.

En el mis­mo es­ce­na­rio, Kar­la Cor­de­ro se reunió con la Dra. Jan Leach, pro­fe­so­ra de la Uni­ver­si­dad de Co­lo­ra­do es­pe­cia­lis­ta en la in­ves­ti­ga­ción del fi­to­bio­ma del cul­ti­vo del arroz. “Es­te as­pec­to es de cru­cial im­por­tan­cia, pues­to que no exis­te in­for­ma­ción de los mi­cro­or­ga­nis­mos aso­cia­dos al cul­ti­vo del arroz en nues­tro país, y de có­mo in­ci­den en el desa­rro­llo de las raí­ces de la plan­ta en am­bien­tes de re­duc­ción de agua, ha­cia la cual se quie­re ten­der en el ru­bro”, re­sal­tó.

En­tre otras va­rias vin­cu­la­cio­nes, la in­ves­ti­ga­do­ra man­tu­vo en­cuen­tros con Ch­ris­ti­ne Berg­man de la Uni­ver­si­dad de las Ve­gas, es­pe­cia­lis­ta en el desa­rro­llo de arro­ces sa­lu­da­bles, y con Shoi­chi Ito, pro­fe­sor emé­ri­to de la Uni­ver­si­dad de Kyus­hu de Ja­pón, ex­per­to mun­dial en mer­ca­dos de arroz ti­po ja­pó­ni­ca. Es­te úl­ti­mo com­pro­me­tió vi­si­ta a Chi­le, al re­sul­tar­le de gran in­te­rés el he­cho de que en nues­tro país se cul­ti­ve el arroz más aus­tral del mun­do, y de que nues­tro cul­ti­vo ten­ga una ba­ja car­ga quí­mi­ca por au­sen­cia de en­fer­me­da­des. Su in­te­rés apun­ta a co­la­bo­rar en el im­pul­so de la aper­tu­ra del arroz chi­leno en el mer­ca­do internacional.

El SRI es una mo­da­li­dad que apun­ta a ge­ne­rar ma­yo­res ren­di­mien­tos a par­tir de los re­cur­sos ya dis­po­ni­bles, sin la ne­ce­si­dad de usar nue­va ge­né­ti­ca o va­rie­da­des me­jo­ra­das, ni fer­ti­li­zan­tes sin­té­ti­cos ni quí­mi­cos.

Chi­le es el pri­mer país de zo­na tem­pla­da que uti­li­za el SRI, ya que to­do el res­to que lo uti­li­za per­te­ne­ce a cli­mas tro­pi­ca­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.