LA DI­VER­SIÓN CON­TI­NÚA

EL 2015 LLE­GÓ A CHI­LE LA VER­SIÓN BEN­CI­NE­RA DEL CROS­SO­VER DE LA CA­SA SURCOREANA. AHO­RA ES­TRE­NA LA VER­SIÓN DIÉ­SEL EU­RO VI DE 1.6 LI­TROS CON CA­JA MT Y AT.

Autos - - Autotest - —por Da­río Fuen­tes Ávi­la

El SsangYong Tivoli no pa­sa inad­ver­ti­do en nin­gún la­do. Esa mez­cla de hatch­tabck y SUV con lí­neas rompe­doras y co­lo­res co­mo el azul os­cu­ro de nues­tra ver­sión de prue­ba le dan un to­que de ele­gan­cia, pero sin de­jar de la­do ese look ju­ve­nil que o te gus­ta o te des­agra­da, don­de no hay in­ter­me­dios. En su fron­tal po­de­mos ver una del­ga­da pa­rri­lla don­de el pro­ta­go­nis­ta es el lo­go de la mar­ca co­rea­na que es­tá en el cen­tro, muy bien acom­pa­ña­da por los fo­cos y ne­bli­ne­ros de un di­se­ño rec­tan­gu­lar as­cen­den­te y una to­ma de ai­re en la par­te ba­ja de un ta­ma­ño me­dio, de­mos­tran­do que es­ta­mos an­te un au­to so­brio pero mo­derno.

El cos­ta­do qui­zás es su par­te más lla­ma­ti­va, don­de so­bre­sa­len los enor­mes pa­sos de rue­da, con esas gran­des llan­tas de alu­mi­nio DE PER­FIL BA­JO DE 18 PUL­GA­DAS CON un look muy fu­tu­ris­ta y que le que­dan bien, acom­pa­ña­das por pa­sos de rue­das cu­bier­tos por mol­du­ras en co­lor ne­gro que pro­te­gen al Tivoli y que se pro­yec­tan por el pa­ra­cho­ques

de­lan­te­ro y tra­se­ro ade­más de la par­te ba­ja de las puer­tas. Des­ta­can sus ven­ta­ni­llas más al­tas de lo nor­mal don­de las tra­se­ras cuen­tan con vi­drios tin­tea­dos pa­ra dar­le pri­va­ci­dad y pro­tec­ción so­lar a los pa­sa­je­ros que via­jen en la par­te pos­te­rior, pro­te­gien­do lo que ten­ga­mos en la ma­le­ta.

Fi­nal­men­te en la par­te pos­te­rior del cros­so­ver de SsangYong se en­cuen­tra un al­to pa­ra­bri­sas tra­se­ro, al igual que las ven­ta­ni­llas la­te­ra­les, lo que ha­ce ver al vehícu­lo un po­co más gran­de de lo que real­men­te es, con fo­cos en los cos­ta­dos con co­lo­res ro­jos y blan­cos con bor­de sí­mil me­tal de un ta­ma­ño in­ter­me­dio, que cuen­tan con tec­no­lo­gía Led y un enor­me lo­go del fa­bri­can­te en el me­dio don­de in­me­dia­ta­men­te aba­jo en le­tras gran­des se ubi­ca el nom­bre Tivoli jus­to don­de se di­vi­de el por­ta­lón, pa­ra ter­mi­nar con el pa­ra­cho­ques tra­se­ro que se acom­pa­ña de sen­so­res de es­ta­cio­na­mien­to y la con­ti­nua­ción de la mol­du­ra pro­tec­to­ra de la par­te ba­ja de es­te que re­co­rre to­da la ca­rro­ce­ría.

MO­TOR DES­PIER­TO

La prin­ci­pal no­ve­dad de es­te Tivoli -que es idén­ti­co a la ver­sión que co­no­ci­mos en 2015- es su mo­tor dié­sel de 1.6 li­tros y 113 CV de po­ten­cia. Es­te blo­que pue­de ir aso­cia­do a una trans­mi­sión ma­nual de seis ve­lo­ci­da­des o a una au­to­má­ti­ca se­cuen­cial con el mis­mo nú­me­ro de re­la­cio­nes, que fue nues­tra uni­dad de prue­ba. El pro­pul­sor po­see un tor­que de 299 Nm en­tre 1500 y 2500 vuel­tas, por lo que en­tre­ga to­da su po­ten­cia des­de muy aba­jo, sin te­ner que re­ba­jar mar­chas ni pi­sar fuer­te el ace­le­ra­dor pa­ra con­se­guir una bue­na res­pues­ta.

Con la ca­ja au­to­má­ti­ca el mo­de­lo de SsangYong se sien­te ágil, ges­tio­nan­do bien el pa­so de las mar­chas, de ma­ne­ra sua­ve y sin ti­ro­nes. Su mo­tor no es rui­do­so, al me­nos en ace­le­ra­cio­nes sua­ves. Asi­mis­mo, el vehícu­lo coreano nos ofre­ce tres ti­pos de con­duc­ción: nor­mal, sport y confort. En to­das la en­tre­ga de tor­que jue­ga un rol fun­da­men­tal en el ma­ne­jo, de­pen­dien­do la op­ción que se es­co­ja. Re­cor­de­mos que es­te cros­so­ver no es un au­to de­por­ti­vo y tam­po­co pre­ten­de ser­lo, por lo que es­te trío de mo­dos de ma­ne­jo so­lo va­ría le­ve­men­te en su com­por­ta­mien­to di­ná­mi­co.

De esta for­ma el fa­bri­can­te sur­co­reano nos vuel­ve a sor­pren­der re­no­van­do un mo­de­lo que ya era am­plio, sua­ve, ideal pa­ra fa­mi­lias jó­ve­nes y pa­ra per­so­nas con per­so­na­li­dad, que se atre­ven a an­dar en un cros­so­ver lla­ma­ti­vo y que aho­ra se en­cuen­tra dis­po­ni­ble con un mo­tor dié­sel con nor­ma eu­ro VI, que ha­rá aho­rrar va­rios pe­sos a quie­nes lo eli­jan, apro­ve­chan­do el ba­jo pre­cio por el que pa­sa hoy el pe­tró­leo.

423 LI­TROS DE CA­PA­CI­DAD DE CAR­GA OFRE­CE EL MA­LE­TE­RO 113 CV DE PO­TEN­CIA TIE­NE EL MO­TOR DIÉ­SEL 18 PUL­GA­DAS ES EL TA­MA­ñO DE SUS LLAN­TAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.