RE­PRE­SEN­TA­CIÓN DE LO EX­CEP­CIO­NAL

FUE EN LOS CA­BOS, MÉ­XI­CO, DON­DE LA MAR­CA JA­PO­NE­SA UBI­CÓ LA PRE­SEN­TA­CIÓN RE­GIO­NAL DEL RE­NO­VA­DO MURANO, UN ÍCONO CON EL QUE LA MAR­CA QUIE­RE DI­FE­REN­CIAR­SE GRA­CIAS A LA TEC­NO­LO­GÍA Y EL DI­SE­ÑO EN UNO DE LOS SEG­MEN­TOS MÁS PE­LEA­DOS DEL MO­MEN­TO, EL DE LOS CROSSOV

Autos - - Internacional - —por Dia­na Gon­zá­lez G.

Uni­que, esa es la pa­la­bra que le ha da­do Nis­san a su úl­ti­ma crea­ción pre­sen­ta­da pa­ra La­ti­noa­mé­ri­ca el re­cién pa­sa­do 06 de ju­nio. La cos­ta pa­ra­di­sia­ca de Los Ca­bos fue la ele­gi­da pa­ra mos­trar por pri­me­ra vez a la pren­sa la­ti­na lo nue­vo del icó­ni­co Murano, un mo­de­lo que asom­bró con su pri­me­ra ge­ne­ra­ción en el 2008 y que hoy lo vuel­ve a ha­cer gra­cias a una fi­gu­ra fu­tu­ris­ta y una enor­mi­dad de de­ta­lles que lo ha­cen un fuer­te com­pe­ti­dor en el co­pa­do mun­do de los cros­so­ver.

Pa­ra co­men­zar, su si­lue­ta ha to­ma­do cier­tos as­pec­tos del con­cept car Re­so­nan­ce, mo­de­lo que por cier­to re­ci­bió el pre­mio “Eyes on Design” 2013 en el Sa­lón In­ter­na­cio­nal del Au­to­mó­vil de De­troit co­mo el Me­jor Vehícu­lo Con­cep­to.

Ha si­do cons­trui­do so­bre la pla­ta­for­ma mo­du­lar D, la mis­ma que uti­li­za Nis­san Al­ti­ma, y se pre­sen­ta 4 cm más lar­go, 3 más an­cho y uno más ba­jo pa­ra po­ten­ciar su de­por­ti­vi­dad sin de­jar de la­do la co­mo­di­dad in­te­rior.

En su par­te de­lan­te­ra es evi­den­te el ADN de la mar­ca gra­cias a la parrilla VMo­tion, ello acom­pa­ña­do de las lám­pa­ras en for­ma de boo­me­rang que ya vie­nen sien­do in­cor­po­ra­das con an­te­rio­ri­dad en el Path­fin­der y Sentra.

A ello se ha in­cor­po­ra­do un fu­tu­ris­ta te­cho flotante, do­ble es­ca­pe cro­ma­do y llan­tas de alu­mi­nio de 20” en su ver­sión to­pe de ga­ma.

Pa­ra lo­grar es­te as­pec­to tan cui­da­do, ele­gan­te y fu­tu­ris­ta es que Ken Lee, el en­car­ga­do del di­se­ño de es­ta obra maes­tra nos co­men­ta que se ha ins­pi­ra­do en el pri­mer Nis­san Murano, “es­te mo­de­lo es muy es­pe­cial pa­ra mí, es un vehícu­lo que real­men­te me en­can­ta, de he­cho cuan­do

aun no tra­ba­ja­ba en Nis­san, lo vi y lo en­con­tré in­creí­ble, al­go im­pre­sio­nan­te, ar­tís­ti­co, be­llo y úni­co y di­je wow, pe­ro que com­pa­ñía más co­ol, de­bo tra­ba­jar en Nis­san, así fue co­mo pron­to me uní a la mar­ca (ríe)… esa ima­gen creo que que­dó gra­ba­da en mi men­te. El Nis­san Murano ori­gi­nal es real­men­te di­fe­ren­te a to­dos los de­más cros­so­vers”.

Pe­ro esa no fue su úni­ca ins­pi­ra­ción ya que pa­ra crear el im­pre­sio­nan­te in­te­rior que po­see hoy el nue­vo Murano de­ci­dió to­mar co­mo ejem­plo el lu­jo que se ex­pe­ri­men­ta en un jet, “so­bre to­do en las pri­me­ras ex­pe­rien­cias, cuan­do las per­so­nas re­cién co­men­za­ron a via­jar en jets, de he­cho era una ex­pe­rien­cia muy di­fe­ren­te a la de aho­ra, an­tes era al­go ex­tre­ma­da­men­te lu­jo­so, a ello qui­se ase­me­jar el nue­vo Murano, a

una lu­jo­sa ex­pe­rien­cia de via­je, con es­ti­lo, que fue­se co­mo via­jar en la pri­me­ra cla­se de un avión”. Es así co­mo ade­más de su ex­te­rior ex­tre­ma­da­men­te fu­tu­ris­ta, el re­no­va­do mo­de­lo ja­po­nés pre­sen­ta un in­te­rior lleno de ele­gan­cia y con­fort, al que se le han in­cor­po­ra­do aca­ba­dos na­ca­ra­dos al nue­vo ta­ble­ro di­se­ña­do ba­jo el con­cep­to de “Glin­ding Wings” que trans­mi­te la sen­sa­ción de que se tra­ta­ran de dos alas que se unen. Pa­ra dar ma­yor sen­sa­ción de li­ber­tad es que su moon­roof es más an­cho y lar­go, a lo que se su­man sus bu­ta­cas tan­to de­lan­te­ras co­mo traseras que in­cor­po­ran la tec­no­lo­gía Zero Gravity, al­go con lo que Nis­san Se ha ase­gu­ra­do que se adop­te la po­si­ción del cuer­po que se ten­dría na­tu­ral­men­te al es­tar en una habitación sin gra­ve­dad. Pa­ra dar in­clu­so ma­yor co­mo­di­dad a los pa­sa­je­ros de las pla­zas traseras es que és­tas aho­ra tam­bién son re­cli­na­bles, ha­cia atrás ma­nual­men­te y ha­cia ade­lan­te (de mo­do de agran­dar la ma­le­ta) gra­cias a un bo­tón in­cor­po­ra­do en la par­te tra­se­ra de car­ga.

PA­RA ME­JO­RAR LA CO­MO­DI­DAD DE TO­DOS LOS PA­SA­JE­ROS ES QUE SE HA IN­COR­PO­RA­DO LA TEC­NO­LO­GÍA ZERO GRAVITY EN TO­DOS LOS ASIEN­TOS DEL NUE­VO MURANO, ADE­MÁS LA SE­GUN­DA FI­LA DE ASIEN­TOS ES ABATIBLE EN ME­DI­DAS DE 60/40, ME­JO­RAN­DO EL DES­CAN­SO DE AQUE­LLOS QUE VAN EN LAS PLA­ZAS TRASERAS.

MO­TO­RI­ZA­CIÓN

El nue­vo Nis­san Murano tie­ne en su in­te­rior el mis­mo mo­tor VQ35 de su ver­sión an­te­rior, pe­ro és­te ha si­do me­jo­ra­do en va­rios as­pec­tos, por ejem­plo, se ha re­du­ci­do la fric­ción du­ran­te la com­bus­tión gra­cias a la im­ple­men­ta­ción de una vál­vu­la VTC que ha me­jo­ra­do las emi­sio­nes y el desem­pe­ño del mo­tor.

Tam­bién se ha in­cor­po­ra­do una nue­va trans­mi­sión CVT, con ban­da me­jo­ra­da y que de acuer­do a lo que nos han co­men­ta­do en la pre­sen­ta­ción, tam­bién se ha me­jo­ra­do la sen­sa­ción de pa­so de mar­chas, pa­ra aque­llos que no quie­ren per­der na­da de la con­duc­ción con una ca­ja con em­bra­gue.

Ade­más de ello se ha aña­di­do un nue­vo com­pre­sor va­ria­ble pa­ra ai­re acon­di­cio­na­do, de mo­do de man­te­ner la tem­pe­ra­tu­ra cons­tan­te y no ob­te­ner de­ma­sia­das va­ria­cio­nes en ella.

Su con­su­mo tam­bién ha me­jo­ra­do y en la ci­ta la­tio­noa­me­ri­ca­na se ha des­ta­ca­do su con­su­mo de 10 km/l en ciu­dad, el cual ha si­do pro­por­cio­na­do por la en­ti­dad 3CV de Chi­le.

En cuan­to a per­for­man­ce, el vehícu­lo se jac­ta de con­tar con un 0,31 de coe­fi­cien­te ae­ro­di­ná­mi­co, al­go que ha me­jo­ra­do en un 17% la ae­ro­di­ná­mi­ca del nue­vo Murano.

To­das sus ver­sio­nes en­tre­ga­das ten­drán el sis­te­ma AWD, ade­más de en­cen­di­do de mo­tor re­mo­to y aper­tu­ra de la puer­ta tra­se­ra tam­bién des­de la lla­ve in­te­li­gen­te.

Pa­ra me­jo­rar la in­ter­ac­ción de la per­so­na con la má­qui­na es que se ha in­te­gra­do una pan­ta­lla de al­ta de­fi­ni­ción de 7”, tan­to en el ta­ble­ro de ins­tru­men­tos co­mo en el pa­nel cen­tral, a ello se su­ma un sis­te­ma de au­dio de 11 bo­ci­nas y vo­lu­men sen­si­ble a la ve­lo­ci­dad. Co­mo pun­to al­to den­tro de la re­no­va­ción de tec­no­lo­gía se en­cuen­tra el ma­pa in­te­gra­do en el es­pe­jo de re­tro­vi­sor, al­go de mu­cha ayu­da si de se­gu­ri­dad se tra­ta, ya que no es ne­ce­sa­rio qui­tar com­ple­ta­men­te la vis­ta de lo que pa­sa a nues­tro al­re­de­dor.

Si­guien­do con la se­gu­ri­dad, el nue­vo Murano cuen­ta con sis­te­ma de aler­ta de res­pues­ta, cá­ma­ra en 360º, aler­ta de pro­xi­mi­dad so­no­ras y con uno de los ha­bi­tácu­los más se­gu­ros de su seg­men­to, gra­cias ade­más de su do­ble zo­na co­lap­sa­ble (de­lan­te­ra y tra­se­ra) a sus 7 air­bags.

Co­mo si fue­ra po­co, el nue­vo Murano cuen­ta con 991 li­tros de ca­pa­ci­dad en el ma­le­te­ro.

Con to­do lo an­tes di­cho, no que­da más que de­cir que pron­to (los eje­cu­ti­vos di­je­ron que el nue­vo Murano es­ta­rá en Chi­le cer­ca de ju­lio) con­ta­re­mos con uno de los cros­so­vers más mo­der­nos y se­gu­ros del seg­men­to, un ícono que se re­no­vó pa­ra ofre­cer lo me­jor del di­se­ño y con­fort a la fa­mi­lia la­ti­noa­me­ri­ca­na y del mun­do.

2 VER­SIO­NES LLEGARáN A LA­TI­NOA­Mé­RI­CA 18 Y 20” SE­RáN LAS ME­DI­DAS DE LLAN­TAS DIS­PO­NI­BLES 72 LI­TROS ES LA CA­PA­CI­DAD DEL ES­TAN­QUE DE COM­BUS­TI­BLE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.