MACARENA

DE LU­NES A VIER­NES EN EL NO­TI­CIA­RIO CEN­TRAL ES­TA GUA­PA MU­JER EN­TRE­GA LAS NOTICIAS DE LA JOR­NA­DA, CON ELTONO DE SE­RIE­DAD QUE AME­RI­TA EL FOR­MA­TO, ELLA ES UNO DE LOS ROS­TROS FUER­TES Y EMBLEMATICOS DE CHV CON MAS DE 15 ANOS DE CA­RRE­RA TE­LE­VI­SI­VA. LA EM­BA­JA­DOR

Autos - - Contenidos - POR JAV IE­RA LAS­TRA AMA­YA

MACARENA PI­ZA­RRO ES LA AC­TUAL CON­DUC­TO­RA DE CHV NOTICIAS, CEN­TRAL. CON MÁS DE 15 AÑOS EN EL ME­DIO CUM­PLE ADE­MÁS SU ROL DE MA­MÁ Y ES UNA DE LAS EMBAJADORAS DE LA MAR­CA KOREANA KIA

Ha­ce más de diez años que Macarena Pi­za­rro se pue­de ver a tra­vés de las pan­ta­llas de Chi­le­vi­sión (CHV), ca­nal don­de ha cons­trui­do una vas­ta tra­yec­to­ria co­mo pe­rio­dis­ta. Ac­tual­men­te se pue­de ver de lu­nes a vier­nes a las 21 ho­ras en el no­ti­cia­rio cen­tral de la es­ta­ción pri­va­da. Allí se le ve en un rol se­rio y so­brio por el tono que de­be te­ner la lec­tu­ra de noticias, pe­ro ella es más bien re­la­ja­da y bas­tan­te me­nos rí­gi­da.

Uno de los he­chos de su vi­da que de­mues­tran lo im­pro­vi­sa­da que pue­de lle­gar a ser Macarena es cuan­do lle­gó la ho­ra de de­ci­dir qué es­tu­diar ya que no te­nía de­fi­ni­do su ca­mino a se­guir e in­clu­so le gus­ta­ban va­rias áreas di­fe­ren­tes de las co­mu­ni­ca­cio­nes. “Siem­pre tomé los elec­ti­vos de bio­lo­gía por­que me gus­ta­ba mu­cho me­di­ci­na. De he­cho di la prue­ba de ac­ti­tud sin sa­ber lo que iba a es­tu­diar y pos­tu­lé a to­do y ahí me de­ci­dí”, re­cuer­da la pe­rio­dis­ta de 42 años.

Macarena se des­cri­be co­mo una per­so­na in­te­lec­tual­men­te in­quie­ta y cu­rio­sa. Es por eso que jus­ti­fi­ca el ha­ber ele­gi­do pe­rio­dis­mo co­mo su pro­fe­sión, ya que “me gus­ta sa­ber co­sas dis­tin­tas y apren­der, por eso me atraían tan­tas áreas dis­tin­tas, no te­nía una tan mar­ca­da y sentí que con pe­rio­dis­mo po­día se­guir ex­plo­ran­do dis­tin­tas co­sas y se­guir co­no­cien­do áreas sú­per di­ver­sas”.

Y es­ta in­quie­tud de la que ha­bla se ha vis­to re­fle­ja­da en su ca­rre­ra, de he­cho ha cu­bier­to des­de gas­tro­no­mía has­ta po­lí­ti­ca, po­li­cía. In­clu­so es en es­te mis­mo con­tex­to don­de ella mis­ma de­fi­ne que “he he­cho de to­do en la vi­da”.

Con res­pec­to al boom que han vi­vi­do al­gu­nos lec­to­res de noticias de des­mar­car­se de esa fa­ce­ta de ple­na se­rie­dad gra­cias a sus apa­ri­cio­nes en los ma­ti­na­les, don­de cuen­tan con la po­si­bi­li­dad de mos­trar una fa­ce­ta

mu­cho más au­ten­ti­ca y, a ve­ces, un tan­to des­or­de­na­da, a Pi­za­rro le pa­re­ce una si­tua­ción óp­ti­ma, de­bi­do a que “yo siem­pre he sos­te­ni­do que uno no pue­de ser un per­so­na­je y pro­ba­ble­men­te mu­cho tiem­po se vio a los con­duc­to­res de noticias co­mo ta­les, muy se­rios y que no po­dían opi­nar ni mo­ver las ce­jas. De a po­co, la gen­te ha ido en­ten­dien­do de que el he­cho de que in­for­mes de ma­ne­ra se­ria y ob­je­ti­va no se con­tra­po­ne con que tú pue­das ser una per­so­na empática, na­tu­ral y mo­ver­se un po­co den­tro de ese ran­go”.

“PA­SO LA MI­TAD DE MI VI­DA ARRI­BA DEL AU­TO”

Con la mo­vi­da y exi­gen­te vi­da que Macarena Pi­za­rro lle­va, di­vi­dien­do su tiem­po en­tre sus la­bo­res en CHV y su rol co­mo ma­má (dos hi­jas), agra­de­ce el rol que tie­ne co­mo em­ba­ja­do­ra de Kia y por ello con­tar con la So­ren­to, mo­de­lo que le per­mi­te con­tar con una es­pe­cie de ca­sa mó­vil.”Yo pa­so la mi­tad de mi vi­da arri­ba del au­to, por eso pa­ra mí es sú­per im­por­tan­te. Ten­go to­do aden­tro de él, clo­set, sa­la de es­tu­dio, o sea to­do”, con­fie­sa.

La pe­rio­dis­ta ya ha pa­sa­do por tres di­fe­ren­tes ver­sio­nes del SUV sur­co­reano en un pe­rio­do de seis años, por lo que ha vi­vi­do la evo­lu­ción del mo­de­lo y co­men­ta que “he pro­ba­do los ben­ci­ne­ros y pe­tro­le­ros, trac­ción sim­ple y com­ple­ta… Me que­do con los 4X4 y el que ten­go aho­ra es ben­ci­ne­ro”.

Ade­más, asu­me que su peor de­fec­to co­mo con­duc­to­ra es “el what­saap, te ju­ro que es una lu­cha cons­tan­te de que no de­bo cha­tear y de que es­tá prohi­bi­do. Lo es­con­do pa­ra no ha­cer­lo, pe­ro ca­da vez que es­cu­cho que lle­gó un nue­vo men­sa­je me ba­ja una de­ses­pe­ra­ción por sa­ber qué pa­sa. Es una lu­cha dia­ria que ten­go y ten­go sú­per cla­ro que no ten­go que ha­cer­lo, pe­ro me ha cos­ta­do”.

Macarena Pi­za­rro des­ta­ca el es­pa­cio del Kia So­ren­to, los ele­men­tos de con­for­ta­bi­li­dad que ofre­ce, y con­fie­sa que “el des­cu­bri­mien­to hit del mo­men­to son los asien­tos ca­le­fac­cio­na­dos que ha­lla­ron mis ni­ñi­tas y ha si­do muy bueno por­que el otro no con­ta­ba con es­to. Ade­más, me sien­to muy se­gu­ra arri­ba de él”.

En el fu­tu­ro, la gua­pa pe­rio­dis­ta de CHV se­gui­rá des­ta­cán­do­se co­mo con­duc­to­ra del no­ti­cia­rio cen­tral y tam­bién se es­tá pre­pa­ran­do pa­ra que co­mien­ce una nue­va tem­po­ra­da del pro­gra­ma de in­ves­ti­ga­ción “En la mi­ra”.

YO SIEM­PRE HE SOS­TE­NI­DO QUE UNO NO PUE­DE SER UN PER­SO­NA­JE Y PRO­BA­BLE­MEN­TE MU­CHO TIEM­PO SE VIO A LOS CON­DUC­TO­RES DE NOTICIAS CO­MO TA­LES. DE A PO­CO, LA GEN­TE HA IDO EN­TEN­DIEN­DO DE QUE EL HE­CHO DE QUE IN­FOR­MES DE MA­NE­RA SE­RIA Y OB­JE­TI­VA NO SE CON­TRA­PO­NE CON QUE Tú PUE­DAS SER UNA PER­SO­NA EMPÁTICA Y NA­TU­RAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.