BARBRA SI­GUE DI­VA

Caras (Chile) - - CONTENIDO - Por Ni­co­le Ma­rín

Le­jos del retiro, a los 74 años la ac­triz ícono de Broad­way, re­gre­sa a es­ce­na en una gi­ra, lan­za nue­vo dis­co y anun­cia sus me­mo­rias.

Re­ti­rar­se no es op­ción pa­ra es­ta di­va. Con­si­de­ra­da una de las po­cas le­yen­das vi­vas del es­pec­tácu­lo, Barbra Streisand, la ac­triz ícono de Broad­way, re­tor­na a los es­ce­na­rios en una gi­ra, al tiem­po que lan­za su nue­vo dis­co En­co­re y anun­cia un li­bro de sus me­mo­rias en el que ha­bla por pri­me­ra vez de su vi­da pri­va­da.

Mien­tras mu­chos creían que es­ta­ba ca­si re­ti­ra­da, la ac­triz y can­tan­te más fa­mo­sa de Brooklyn sor­pren­dió a to­dos con la no­ti­cia de su re­gre­so a los es­ce­na­rios. Tras vi­vir una du­ra in­fan­cia co­mo hi­ja de una fa­mi­lia ju­día po­bre, al­can­zar lo­gros sin pre­ce­den­tes du­ran­te los ’70 y re­ci­bir pre­mios Os­car, Tony, Grammy y va­rios Glo­bos de Oro, Barbra Joan Streisand (74) si­gue cau­ti­van­do a sus más fie­les se­gui­do­res y con­quis­tan­do a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes con su ta­len­to. Y así lo de­mos­tró en su úl­ti­mo arri­bo en es­ce­na en los pre­mios Tony.

Gra­cio­sa en ca­da fra­se y lu­cien­do ele­gan­tí­si­ma, Streisand fue la en­car­ga­da de ce­rrar el es­pec­tácu­lo de la 70ª ver­sión de la pres­ti­gio­sa ce­re­mo­nia por pri­me­ra vez en 46 años tras su úl­ti­ma apa­ri­ción en 1970, cuan­do re­ci­bió el pre­mio ho­no­rí­fi­co “Es­tre­lla de la dé­ca­da”. Emer­gió en el es­ce­na­rio y la ova­ción fue ins­tan­tá­nea. No so­lo tu­vo la mi­sión de en­tre­gar la es­ta­tui­lla más im­por­tan­te a Hamilton co­mo Me­jor Mu­si­cal, sino que ade­más rin­dió ho­me­na­je a las víc­ti­mas de Or­lan­do que de­jó el ma­si­vo ti­ro­teo ocu­rri­do en la dis­co­te­ca Pul­se. “Es­ta no­che nues­tra ale­gría se ve em­pa­ña­da por la pe­na. Pe­ro es­ta­mos aquí pa­ra ce­le­brar Broad­way y la be­lle­za que el ar­te pue­de apor­tar a es­te mun­do. El ar­te nos edu­ca, nos en­tre­tie­ne y, en mo­men­tos co­mo és­te, nos con­sue­la”, di­jo la ac­triz que ade­más con­fir­mó el lan­za­mien­to de su nue­vo dis­co, pron­to ini­cio de una gi­ra y lo que más cau­só in­te­rés: un li­bro de sus me­mo­rias que ve­rá la luz en 2017. En el re­ve­la­rá se­cre­tos ín­ti­mos de su vi­da pri­va­da y des­mi­ti­fi­ca­rá va­rios ru­mo­res que han cir­cu­la­do du­ran­te dé­ca­das, ta­les co­mo el nu­lo apo­yo de su ma­dre en los ini­cios de su ca­rre­ra, su ma­la re­la­ción con su pa­dras­tro o sus pro­ble­mas de an­sie­dad que afec­ta­ron sus re­la­cio­nes per­so­na­les y pro­fe­sio­na­les. “Mi ma­dre de­cía que yo era de­ma­sia­do ra­ra y fla­ca. Que no era lo su­fi­cien­te­men­te be­lla pa­ra ser ac­triz y que me­jor fue­ra se­cre­ta­ria”, con­fi­den­ció al pe­rio­dis­ta Mi­ke Wa­lla­ce en 1991.

De­bi­do al mis­te­rio y per­so­na­li­dad in­ten­sa que ha mar­ca­do to­da su tra­yec­to­ria, se han es­cri­to 50 bio­gra­fías no au­to­ri­za­das. Sin em­bar­go ella lo ha di­cho: odia las men­ti­ras y to­dos es­tos li­bros la han he­cho eno­jar. Con 74 años y vi­vien­do una eta­pa ho­ga­re­ña y tran­qui­la jun­to a su ma­ri­do des­de

1998, el ac­tor y tam­bién di­rec­tor Ja­mes Bro­lin,

“la mu­jer ena­mo­ra­da” de­ci­dió que ya era ho­ra de con­tar su pro­pia ver­sión. “Las me­mo­rias de Barbra Streisand son la his­to­ria de en­tre­te­ni­mien­to que ca­da edi­tor ha te­ni­do en lo más al­to de su lis­ta de pe­ti­cio­nes des­de ha­ce años”, ex­pli­có en un co­mu­ni­ca­do Brian Tart, pre­si­den­te de la edi­to­rial Vi­king, en­car­ga­da de la dis­tri­bu­ción. Es­tá cla­ro y na­die po­dría ne­gar­lo. En­tre los de­ta­lles de su me­teó­ri­co as­cen­so en el ci­ne y so­bre el es­ce­na­rio, va­rios ro­man­ces po­lé­mi­cos y re­cords de ven­ta in­su­pe­ra­bles, ma­te­rial hay de so­bra.

Co­men­zó su ca­rre­ra a los 18 años. A los vein­ti­dós ya se ha­bía trans­for­ma­do en una es­tre­lla de las ta­blas neo­yor­qui­nas y a los vein­ti­séis era una

“Mi ma­dre de­cía que yo era de­ma­sia­do ra­ra y fla­ca. Que no era lo su­fi­cien­te­men­te be­lla pa­ra ser ac­triz y que me­jor fue­ra se­cre­ta­ria”.

di­va in­dis­cu­ti­da. Cria­da en el seno de una mo­des­ta fa­mi­lia ju­día, sien­do muy pe­que­ña su­frió la pér­di­da de su pa­dre, Ema­nuel Streisand, un epi­so­dio que la mar­có pe­ro que no im­pi­dió que ar­ma­da con su voz, un par de ves­ti­dos de se­gun­da mano y es­pe­cial sen­ti­do del hu­mor co­men­za­ra a ci­men­tar su ca­mino ha­cia el es­tre­lla­to.

El sal­to a la fa­ma lle­gó con su de­but en los es­ce­na­rios con I can get it for you who­le­sa­le (1962) y des­pués in­ter­pre­tan­do a la co­me­dian­te Fanny Bri­ce en la pro­duc­ción Funny girl (1964) que la lle­vó a ga­nar un Os­car. A par­tir de esa no­che na­die la de­ten­dría. Due­ña de una po­de­ro­sa voz, in­cur­sio­nó en to­dos los gé­ne­ros: pop, rock, ba­la­das o mú­si­ca es­cri­ta pa­ra obras mu­si­ca­les y lo­gró con­ver­tir­se en la can­tan­te fe­me­ni­na con ma­yo­res ven­tas de la his­to­ria de Es­ta­dos Uni­dos. Sus 10 nú­me­ro

1 en ven­tas se ex­tien­den du­ran­te un es­pa­cio de cin­cuen­ta años, el pe­rio­do más lar­go que nin­gún otro ar­tis­ta o ban­da ha lo­gra­do se­gún la Re­cor­ding In­dustry As­so­cia­tion of Ame­ri­ca.

Du­ran­te es­te ve­rano, cua­tro años des­pués de su úl­ti­ma gi­ra, Barbra vol­ve­rá a los es­ce­na­rios ini­cian­do sus ac­tua­cio­nes el 2 de agos­to en Los An­ge­les pa­ra ter­mi­nar en To­ron­to. Shows que fun­cio­nan co­mo an­te­sa­la al lan­za­mien­to de su nue­vo dis­co En­co­re: Mo­vie Part­ners Sing Broad­way, ál­bum nú­me­ro 35 de su ca­rre­ra y que es un com­pi­la­do de sus me­jo­res in­ter­pre­ta­cio­nes en Broad­way. Un re­torno a sus ini­cios que in­clui­rá colaboraciones de ar­tis­tas de pri­mer ni­vel, tal cual ade­lan­ta en el trai­ler que com­par­tió en su cuen­ta ofi­cial de YouTu­be, don­de se ve jun­to a las ac­tri­ces Daisy Rid­ley y An­ne Hat­ha­way can­tan­do “At the Ba­llet” de A Cho­rus Li­ne.

Co­no­ci­da des­de los años ’60 co­mo una apa­sio­na­da de­mó­cra­ta y fe­mi­nis­ta, la ac­triz no ha du­da­do en pro­nun­ciar­se res­pec­to de las pró­xi­mas elec­cio­nes pre­si­den­cia­les en Es­ta­dos Uni­dos, de­cla­ran­do abier­ta­men­te que por pri­me­ra en la his­to­ria de su país, una mu­jer es can­di­da­ta ba­jo la ban­de­ra de un par­ti­do po­lí­ti­co im­por­tan­te. “Sien­to mu­cho or­gu­llo por­que Hi­llary es­tá más que ca­li­fi­ca­da pa­ra ser pre­si­den­ta. Y co­mo di­je des­pués que la pri­me­ra mu­jer re­ci­bió un pre­mio de la Aca­de­mia a me­jor di­rec­tor, creo que ¡ya es ho­ra!”, plan­tea.

In­ten­sa en ca­da fren­te y co­mo una fi­lán­tro­pa de­vo­ta que lu­cha in­can­sa­ble­men­te pa­ra de­fen­der sus cau­sas, Barbra no pien­sa en re­ti­rar­se.

LA AC­TRIZ CON­FIR­MÓ EL LAN­ZA­MIEN­TO DE SU NUE­VO DIS­CO, PRON­TO INI­CIO DE UNA GI­RA Y LO QUE MÁS CAU­SÓ IN­TE­RÉS: UN LI­BRO DE SUS ME­MO­RIAS QUE VE­RÁ LA LUZ EN 2017.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.