ADRE­NA­LI­NA EN LA CUM­BRE

Caras (Chile) - - ESPECIAL NIEVE Y MONTAÑA - Por Ma­ría Fer­nan­da Agui­rre

EN LO AL­TO DE LA MON­TA­ÑA, LA VI­DA Y LA MUER­TE SE EN­CUEN­TRAN DE FREN­TE. SAL­TOS AL VA­CÍO EN BUS­CA DE NIE­VE VIR­GEN Y LAS AN­SIAS DE DESAFIAR A LA NA­TU­RA­LE­ZA PA­RA LO­GRAR NUE­VAS ACRO­BA­CIAS, SON LA MO­TI­VA­CIÓN DE LOS AMAN­TES DEL DE­POR­TE BLAN­CO. ES LA BÚS­QUE­DA POR VI­VIR EX­PE­RIEN­CIAS A TO­DA VE­LO­CI­DAD.

Va­len­tía y au­da­cia. Con la idea fi­ja de lle­gar a la me­ta lo más rá­pi­do que el cli­ma y en­torno lo per­mi­tan, un es­quia­dor —más co­no­ci­do co­mo rider— se des­li­za mon­ta­ña aba­jo. Un desafío per­ma­nen­te al des­ni­vel de una pis­ta en de­ter­mi­na­da can­ti­dad de tiem­po. El ve­lo­cis­ta chi­leno Hen­rik von Appen prac­ti­ca des­cen­so —rama del es­quí al­pino— des­de los cua­tro años, dis­ci­pli­na que ele­va a los de­por­tis­tas por el ai­re has­ta 70 me­tros de al­tu­ra. Pa­ra au­men­tar el ni­vel de ra­pi­dez, los com­pe­ti­do­res ocu­pan es­quís un 30% más lar­gos de lo nor­mal has­ta al­can­zar una ve­lo­ci­dad de 150 ki­ló­me­tros por ho­ra.

Más con­tem­po­rá­neo, pe­ro en la mis­ma lí­nea del des­cen­so, los ini­cios del snow­boar­ding da­tan de 1965. Sus de­ri­va­cio­nes más co­mu­nes son el freesty­le (es­ti­lo li­bre) —que in­clu­ye sal­tos y acro­ba­cias so­bre ca­jo­nes y ba­ran­das— y el es­lá­lom pa­ra­le­lo, que im­pli­ca ba­jar una pen­dien­te

sor­tean­do obs­tácu­los. Fue­ra de pis­tas y an­te ma­jes­tuo­sos pai­sa­jes cor­di­lle­ra­nos, los más arries­ga­dos se lan­zan des­de he­li­cóp­te­ros en bus­ca de pen­dien­tes lo más pro­nun­cia­das po­si­bles. A di­fe­ren­cia de otras dis­ci­pli­nas, quien lo prac­ti­ca no sa­be con qué ti­po de su­per­fi­cie se en­con­tra­rá una vez ate­rri­za­do en la mon­ta­ña, la idea es bus­car las fran­jas vír­ge­nes, es de­cir, nie­ve pro­fun­da no es­quia­da.

Nun­ca an­tes hu­bo tan­tas mu­je­res que prac­ti­ca­ran pro­fe­sio­nal­men­te sal­tos de es­quí. A pe­sar de que los ini­cios de es­te de­por­te se re­mon­tan a seis mil años an­tes de Cris­to, las mu­je­res re­cién co­men­za­ron su ‘cru­za­da blan­ca’ en 1970 y só­lo se in­te­gró la ca­te­go­ría de sal­to fe­me­nino en los Jue­gos Olím­pi­cos de So­chi 2014, en la Fe­de­ra­ción Ru­sa. En slo­pesty­le —dis­ci­pli­na del es­quí y snow­board de es­ti­lo li­bre—, la chi­le­na Me­la­nie Krai­zel es una de las la­ti­noa­me­ri­ca­nas con me­jor pro­yec­ción a ni­vel in­ter­na­cio­nal se­gún el rán­king ac­tual de la Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Es­quí. ¿Su me­ta? Cla­si­fi­car a las pró­xi­mas Olim­pia­das en Co­rea del Sur, sue­ño aún más po­si­ble des­pués de ha­ber ob­te­ni­do el cuar­to lu­gar en la úl­ti­ma Eu­ro­co­pa de es­quí en los Al­pes ita­lia­nos.

El slo­pesty­le se prac­ti­ca en pis­tas lla­ma­das snow­parks, que in­clu­yen sal­tos es­pe­cial­men­te pre­pa­ra­dos pa­ra los ri­ders, que en más de un 70% son hom­bres.

En el sec­tor Va­lle Olím­pi­co de El Co­lo­ra­do, Me­la­nie en­tre­na du­ran­te la tem­po­ra­da de in­vierno. Son un mí­ni­mo de ocho ho­ras dia­rias so­bre sus es­quís, to­do pa­ra vol­ver a sen­tir una y otra vez la adre­na­li­na de lo­grar un tru­co nue­vo en al­tu­ra. “Al prin­ci­pio da mie­do por el ries­go de una caí­da, pe­ro al mo­men­to de ate­rri­zar es la me­jor sen­sa­ción del mun­do. Es lo que me ha­ce sen­tir vi­va”.

LOS SAL­TOS DES­DE RO­CAS HA­CIA ZO­NAS VÍR­GE­NES PRO­DU­CEN AVALANCHAS NA­TU­RA­LES.

HEN­RIK VON APPEN.

CHI­LE ES UNO DE LOS PAÍ­SES MÁS CO­NO­CI­DOS EN EL MUN­DO EN LA PRÁC­TI­CA DEL HELI-SKI, AL IGUAL QUE CA­NA­DÁ, FRAN­CIA Y ES­TA­DOS UNI­DOS.

EL SNOW­BOAR­DING FUE IN­TE­GRA­DO CO­MO COM­PE­TEN­CIA EN LAS OLIM­PIA­DAS DE 1998.

EN EL MUN­DIAL DE VAIL 2015, EL CHI­LENO HEN­RIK VON APPEN TER­MI­NÓ 32 A NI­VEL MUN­DIAL.

El desafío en Slo­pesty­le es sal­tar lo más al­to po­si­ble y man­te­ner el equi­li­bro con tru­cos co­mo el 540 mu­te. “Ese es mi má­xi­mo mo­men­to de co­ne­xión, cuan­do só­lo pien­so en el pre­sen­te des­de la al­tu­ra”, cuen­ta Krai­zel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.