LA MÁS HU­MI­LLAN­TE DE DIA­NA

Caras (Chile) - - ECOS -

Có­mo pu­do ser tan in­ge­nua. Esos ge­me­los que su ma­ri­do siem­pre usó en los pu­ños con la le­tra C eran el sím­bo­lo de un pac­to se­cre­to. La C gran­de cer­ca de las mu­ñe­cas eran un re­ga­lo que Ca­mi­la Par­ker-Bow­les le ha­bía he­cho al prín­ci­pe po­co an­tes de su ma­tri­mo­nio. En el eje­treo de una fies­ta his­tó­ri­ca que tu­vo a 3.500 in­vi­ta­dos del po­der mun­dial, el epi­so­dio que­dó co­mo un de­ta­lle al mar­gen, un ges­to que ha­bla­ba de años de amis­tad fun­da­da en la pa­sión por los ca­ba­llos y el po­lo. To­do, sin em­bar­go, era un mon­ta­je, una bur­da pan­ta­lla pa­ra es­con­der años de ro­man­ce en se­cre­to. Por qué no se ca­só con ella en­ton­ces, re­fle­xio­na­ba Dia­na cuan­do esa no­che vol­vió de re­gre­so a su ca­sa en Ke­sing­ton, so­la, sin su ma­ri­do y con un cho­fer mu­do. No era su obli­ga­ción ha­blar­le, me­nos dar­le un con­se­jo. Pe­ro la vio tan des­tro­za­da que le di­jo a tra­vés del es­pe­jo re­tro­vi­sor que era el

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.