LA HI­JA DEL GRUN­GE

Caras (Chile) - - ECOS - Por Ni­co­le Marín

Pa­de­ce de in­som­nio, es ab­so­lu­ta fan del ta­rot y sien­te una ex­tra­ña atrac­ción ha­cia to­do lo inex­pli­ca­ble. Así es Fran­ces Bean Co­bain (23), la jo­ven y úni­ca hi­ja que tu­vo Kurt Co­bain con Court­ney Lo­ve y cu­yo na­ci­mien­to fue uno de los ti­tu­la­res más lla­ma­ti­vos de la épo­ca do­ra­da del grun­ge. Na­die po­día creer que es­ta con­tro­ver­sial pa­re­ja fue­se ca­paz de cui­dar a una pe­que­ña. Y no es­ta­ban equi­vo­ca­dos. Fran­ces tu­vo una in­fan­cia di­fí­cil y a los dos años fue ale­ja­da de sus pa­dres adic­tos a la he­roí­na cuan­do los ser­vi­cios so­cia­les exi­gie­ron a am­bos es­tar “limpios” an­tes de re­cu­pe­rar su tu­te­la.

Pa­sa­ron unos me­ses y en abril de 1994 Kurt fue en­con­tra­do muer­to en su ca­sa en Seattle pro­duc­to de una he­ri­da au­to­in­fli­gi­da. Pe­se a es­te epi­so­dio, del que ella no tie­ne re­cuer­dos y de la has­ta aho­ra re­la­ción de amor-odio con su ma­dre, es­ta jo­ven— que se de­fi­ne co­mo “un gu­sano de li­bros”— ha in­ten­ta­do eva­dir la os­cu­ra es­te­la y pe­so de su ape­lli­do.

Sin em­bar­go y aun­que ha­ce al­gu­nos años re­cha­za­ba la idea de ser fa­mo­sa so­lo por ser quien es y su in­ne­ga­ble pa­re­ci­do fí­si­co al in­tér­pre­te de Smells li­ke teen spi­rit, hoy se mues­tra en las re­des so­cia­les y com­par­te con mi­les de se­gui­do­res va­rios de sus ta­len­tos.

Co­mo ar­tis­ta vi­sual bri­lla con sus mis­te­rio­sas pin­tu­ras que re­fle­jan las mar­cas de su cru­da ado­les­cen­cia con una es­té­ti­ca abs­trac­ta y a ve­ces te­rro­rí­fi­ca. Si bien no ne­ce­si­ta tra­ba­jar pa­ra vi­vir, gra­cias al pa­tri­mo­nio de 175 mi­llo­nes de dó­la­res que he­re­dó del lí­der de Nir­va­na y la for­tu­na que si­gue ge­ne­ran­do por sus de­re­chos de ima­gen, Fran­ces desa­rro­lló es­ta fa­ce­ta y ex­pu­so sus obras por pri­me­ra vez en 2010, las cua­les aho­ra, se­gún NME, ven­de en la pá­gi­na de­pop.com por pre­cios que van de los 200 a los 400 dó­la­res.

En­tre sus re­fe­ren­tes re­co­no­ce co­mo ído­los a Fri­da Kah­lo y Sal­va­dor Da­lí al tiem­po que ali­men­ta su ima­gen de ex­cén­tri­ca co­men­tan­do acer­ca de su afi­ción por to­do lo gó­ti­co, las fies­tas sa­tá­ni­cas y el len­gua­je de ve­las.

Un es­ti­lo y per­so­na­li­dad in­ten­sa que ro­dean el ima­gi­na­rio de la úni­ca des­cen­dien­te de Co­bain que, al igual que sus pa­dres, tam­bién ha te­ni­do que li­diar con una re­la­ción tor­men­to­sa. Ac­tual­men­te en­fren­ta un com­pli­ca­do di­vor­cio con Isaiah Sil­va, lí­der de la ban­da The Ee­ries, con quien dispu­ta una de las re­li­quias de ma­yor va­lor mo­ne­ta­rio y sen­ti­men­tal que con­ser­va­ba de su pa­dre: la gui­ta­rra Mar­tin D-18E que Co­bain usó pa­ra el mí­ti­co MTV Un­plug­ged. Un re­ga­lo va­lo­ra­do en 900 mil dó­la­res que se­gún Sil­va le per­te­ne­ce y que Fran­ces exi­ge co­mo par­te de los bie­nes que con­ser­va­ría al ini­ciar­se su dis­tan­cia­mien­to le­gal.

Una pér­di­da ma­te­rial que la­men­ta­rían mu­chos fans y que sir­vió co­mo prin­ci­pal ins­tru­men­to pa­ra fo­men­tar otro de sus ta­len­tos: la mú­si­ca. Así que­dó con­fir­ma­do en la pri­me­ra gra­ba­ción pú­bli­ca que com­par­te en Ins­ta­gram, un vi­deo en el que in­ter­pre­ta un co­ver del te­ma The Midd­le del gru­po Jimmy Eat World. “Sé que tu pa­dre es­tá muy or­gu­llo­so de ti co­mo yo lo es­toy. Be­bé te amo has­ta la Lu­na y de re­gre­so”, co­men­tó Court­ney Lo­ve quien de in­me­dia­to re­blo­gueó el vi­deo que ya tie­ne más de 50 mil vi­si­tas. ¿Se­rá que pron­to Fran­ces sor­pren­de­rá con al­gu­na gra­ba­ción for­mal?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.