F

Caras (Chile) - - ENTREVISTA -

pro­fe­sio­nal en ma­te­ria de ba­su­ra, en se­gu­ri­dad ciu­da­da­na, tec­no­lo­gía, en ser un mu­ni­ci­pio de ex­ce­len­cia. Eso aho­ra no exis­te, ya na­die mi­ra Pro­vi­den­cia co­mo mo­de­lo, aun­que con Evelyn se pue­de re­ver­tir. Ella se­rá un ca­ñón de al­cal­de­sa. Ha­ce ra­to que Las Con­des, Vi­ta­cu­ra y Lo Bar­ne­chea es­ta­mos aso­cia­dos en te­mas de trans­por­te pú­bli­co, se­gu­ri­dad, que no es fá­cil en el mun­do mu­ni­ci­pal por el ego­cen­tris­mo. Pro­vi­den­cia de­bie­ra jun­tar­se más con sus pa­res que la lle­van en ma­te­ria de tec­no­lo­gía.

—EM: Y los quie­ro in­vi­tar a tra­ba­jar en el te­ma de la ba­su­ra, aun­que en tu co­mu­na Fe­li­pe vi co­mo en al­gu­nos lu­ga­res vul­ne­ra­bles en­te­rra­ban los con­te­ne­do­res y nun­ca más un ra­tón ni olo­res. En Bar­ce­lo­na, Sue­cia, los ca­mio­nes re­co­lec­to­res no exis­ten. Lo que hay son con­tai­ners pa­ra pa­pel, plás­ti­cos, vi­drios, co­nec­ta­dos a un sis­te­ma sub­te­rrá­neo de tu­be­rías don­de la ba­su­ra via­ja a 70 ki­ló­me­tros por ho­ra, que lue­go se com­pac­ta y se ven­de. Me mo­ti­va que des­de el mun­do mu­ni­ci­pal, unien­do la ini­cia­ti­va pú­bli­ca con la pri­va­da, se pue­da me­jo­rar la vi­da de las per­so­nas. Y pa­ra mu­chas co­sas, re­quie­res de un tra­ba­jo con­jun­to. Con Joa­quín La­vín en Las Con­des, el Tron­co To­rreal­ba en Vi­ta­cu­ra, Fe­li­pe en Lo Bar­ne­chea y yo en Pro­vi­den­cia, po­dría­mos po­ten­ciar­nos fuer­te, por ejem­plo, en la lu­cha con­tra la de­lin­cuen­cia.

Una idea que Gue­va­ra com­par­te. “Los de­lin­cuen­tes no co­no­cen los límites de las co­mu­nas y co­me­ten sus fe­cho­rías en los lu­ga­res que pue­den. Com­par­tir información, pa­tru­lla­jes, tec­no­lo­gías, las ha­ce más se­gu­ras. Aho­ra ins­ta­la­mos pór­ti­cos en las 26 pis­tas de en­tra­da y sa­li­da de Lo Bar­ne­chea que nos per­mi­ti­rá de­tec­tar to­do lo ro­ba­do que en­tra y sa­le, con la fa­cul­tad, ade­más, de bus­car vehícu­los sos­pe­cho­sos. El apor­te de los mu­ni­ci­pios de­be ser des­de lo ci­vil, por eso me ex­tra­ña que mu­chos de­par­ta­men­tos de se­gu­ri­dad ciu­da­da­na es­tén di­ri­gi­dos por ex ca­ra­bi­ne­ros. Los pa­tru­lla­jes los ha­ce­mos en con­jun­to con los ve­ci­nos, quien más que ellos sa­ben có­mo fun­cio­na su barrio”.

—¿Al­cal­de, ahí es­ta­rán pues­tas sus fi­chas pa­ra man­te­ner cau­ti­vos a sus elec­to­res?

—¡Por su­pues­to!, de­be­mos se­guir sien­do los lí­de­res en se­gu­ri­dad ciu­da­da­na. Por otro la­do, te­ne­mos un plan pa­ra cons­truir 150 hec­tá­reas de par­ques que con­vo­quen a las fa­mi­lias, ade­más de man­te­ner los ser­vi­cios ha­cia el adul­to ma­yor y jó­ve­nes e in­ver­tir en via­bi­li­dad.

—El con­ce­jal Car­los Ward tam­bién pos­tu­la pa­ra al­cal­de, ¿no co­rre ries­go de que se di­vi­dan sus vo­tan­tes de Lo Bar­ne­chea?

—Lo Bar­ne­chea es una co­mu­na sú­per in­for­ma­da; la gen­te sa­be que el can­di­da­to de Chi­le Va­mos soy yo y no se equi­vo­ca­rá en vo­tar.

—¿Y por qué se­ría un error vo­tar por un in­de­pen­dien­te de su mis­mo sec­tor?

—FG: Por­que la po­lí­ti­ca es un tra­ba­jo en equi­po, na­die que es­té so­lo pue­de sa­car ade­lan­te una ges­tión mu­ni­ci­pal, una ley o un mi­nis­te­rio. Se ne­ce­si­tan re­des de apoyo, ideas, téc­ni­cos, y esa red en po­lí­ti­ca la dan los par­ti­dos.

—EM: Vo­ta­rán por Fe­li­pe por­que lo ha he­cho re­gio. Al fi­nal, la gen­te se abu­rre de esos lla­ne­ros so­li­ta­rios que se creen la sal­va­ción del mun­do.

Mien­tras Matthei no tie­ne cla­ro có­mo le irá a su sec­tor en las mu­ni­ci­pa­les —“No sa­be­mos quié­nes se to­ma­rán la mo­les­tia de ir a vo­tar”, di­ce—, Gue­va­ra es po­si­ti­vo y pien­sa que se ins­ta­la­rá una sen­sa­ción de triun­fo que les da­rá nue­vos bríos pa­ra la pre­si­den­cial. Eso sí, am­bos coin­ci­den que co­mo coa­li­ción es­tán “más uni­dos que nun­ca”.

—No se vio esa unión al po­ner a Joa­quín La­vín en Las Con­des.

—FG: No fue ele­gan­te, pe­ro eso no que­bró las con­fian­zas. Yo fui el más sor­pren­di­do por­que días an­tes La­vín me ha­bía pe­di­do que le di­se­ña­ra el plan de se­gu­ri­dad pa­ra la co­mu­na de San­tia­go, el cual ya es­tá a dis­po­si­ción de Fe­li­pe Ales­san­dri.

—EM: Ce­ro dra­ma. Re­cuer­da cuan­do sa­ca­ron a Mar­ce­lo Díaz pa­ra po­ner a Gior­gio Jack­son co­mo úni­co pos­tu­lan­te a dipu­tado por San­tia­go, pe­ro re­sul­ta que aho­ra se es­can­da­li­zan.

—¿Ve a De la Ma­za pre­si­den­cia­ble?

—EM: Me gus­ta que ha­ya al­ter­na­ti­vas, aun­que lo im­por­tan­te es el can­di­da­to fi­nal del con­glo­me­ra­do que pue­da ga­nar, ¡pun­to!

—¿Ese can­di­da­to es Sebastián Pi­ñe­ra?

—EM: El tie­ne la ma­yor pro­ba­bi­li­dad de ga­nar. —FG: Aun­que mi can­di­da­to fi­nal se­rá quien ga­ne la pri­ma­ria de RN, me en­can­ta De la Ma­za por el con­tac­to con la gen­te y por­que apor­ta des­de el mun­do mu­ni­ci­pal, el cual ha si­do muy pos­ter­ga­do por to­dos los go­bier­nos y el Par­la­men­to.

—¿En qué sen­ti­do pos­ter­ga­do?

—EM: Sea­mos cla­ros, ¡son me­nos­pre­cia­dos! En to­das las di­rec­ti­vas y par­ti­dos, las de­ci­sio­nes fi­na­les las to­man en­tre los dipu­tados y se­na­do­res,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.