MI­RA­DA DE DRO­NE

Caras (Chile) - - ESPECIAL HOMBRES - Por Fe­li­pe Vi­lla­grán He­rre­ra

La po­si­bi­li­dad de con­se­guir án­gu­los inima­gi­na­bles y su pe­que­ño ta­ma­ño han trans­for­ma­do a es­tas na­ves en la he­rra­mien­ta fa­vo­ri­ta de los aman­tes de la imá­ge­nes. Lue­go de su boom en 2014, con­fir­man que ya son par­te del pai­sa­je.

me ha gus­ta­do la fo­to­gra­fía. Des­pués de un asa­do vi unas cap­tu­ras sa­ca­das por un dro­ne y me lla­mó la aten­ción de in­me­dia­to. Ima­gi­na­ba có­mo se ve­rían des­de la al­tu­ra el Cos­ta­ne­ra Cen­ter, Santiago o al­gún edi­fi­cio bo­ni­to”, así Ben­ja­mín Grem­ler re­cuer­da su pri­mer acer­ca­mien­to a es­tas má­qui­nas. Al ca­bo de unos me­ses for­mó Dro­nePict, una em­pre­sa es­pe­cia­li­za­da en imá­ge­nes aé­reas pa­ra pu­bli­ci­dad o even­tos. “Lle­ga­ron pa­ra cam­biar el mun­do fo­to­grá­fi­co. Hoy to­do vi­deo cor­po­ra­ti­vo tie­ne una to­ma des­de el ai­re”, ex­pli­ca Grem­ler.

Una evo­lu­ción en la for­ma en que mi­ra­mos las co­sas —o bien, des­de dón­de las ve­mos— que in­clu­so ha lle­ga­do a te­rre­nos que pa­re­cen im­permea­bles por su for­ma­li­dad. Es­te año, por pri­me­ra vez, la Pa­ra­da Mi­li­tar fue emi­ti­da en pa­ra­le­lo con un dro­ne. “En­tre los 10 y 100 me­tros de al­tu­ra ha­bía una dis­tan­cia de cá­ma­ra que que­da­ba li­bre, y no al­can­za­ban los he­li­cóp­te­ros, ahí lle­gó a ju­gar es­ta má­qui­na. La mis­ma que hoy pue­de to­mar el pri­mer plano de la ca­ra de al­guien y tam­bién per­mi­te cap­tu­rar una fo­to a 500 me­tros de al­tu­ra”, ex­pli­ca Ariel Ma­rin­ko­vic, di­rec­tor de Xcam, em­pre­sa de­di­ca­da a ha­cer vi­deos des­de la al­tu­ra.

Pe­ro no cual­quie­ra pue­de ma­ni­pu­lar­los. En Chi­le los dro­nes es­tán nor­ma­dos por la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Ae­ro­náu­ti­ca Ci­vil (DGAC). To­dos los dro­nes con más de 750 gra­mos de­ben es­tar re­gis­tra­dos. Pa­ra es­to, el ‘con­duc­tor’ de­be pa­sar por un cur­so de ma­ne­jo y fir­mar una de­cla­ra­ción don­de se res­pon­sa­bi­li­za an­te cual­quier ac­ci­den­te que ocu­rra con el vehícu­lo.

Ade­más, es­tá prohi­bi­do vo­lar a me­nos de dos ki­ló­me­tros de ae­ro­puer­tos y ae­ró­dro­mos, co­mo tam­bién pa­sear so­bre zo­nas de al­ta se­gu­ri­dad. De he­cho, al pa­sar por es­tas áreas, el dis­po­si­ti­vo se de­tie­ne. “Aun­que in­ten­tes des­blo­quear­los no se pue­de, siem­pre tie­nen una geo­lo­ca­li­za­ción que de­tec­ta la zo­na”, ex­pli­ca Ben­ja­mín Grem­ler.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.