EL DE­TA­LLE DE RICKY

Caras (Chile) - - MÚSICA -

¿No se­rá que siem­pre ocu­rre a mi edad?, con­je­tu­ra Ricky Mar­tin en uno de los hits de su ca­rre­ra, y éxi­to por par­ti­da do­ble, por­que es “Fue­go con­tra fue­go”, una ba­la­da de su pri­mer dis­co,

Ricky Mar­tin (1991), pe­ro tam­bién es una de las can­cio­nes de 17 (2008), com­pi­la­do de éxi­tos que lan­zó dos dé­ca­das más tar­de. Es un Ricky Mar­tin de 19 años el que se pre­gun­ta por su edad en 1991, y uno de 36 el que lo ha­ce en 2008, y no es la úni­ca di­fe­ren­cia, por­que ese tiem­po trans­cu­rri­do es cuan­ti­ta­ti­vo, pe­ro tam­bién cua­li­ta­ti­vo: “Fue­go con­tra fue­go” en 2008 no só­lo es la nue­va ver­sión de la ori­gi­nal. Es la ver­sión co­rre­gi­da.

Y no era gran co­sa arre­glar­la. Son cam­bios su­ti­les, pe­ro sig­ni­fi­ca­ti­vos. La me­lo­día es la mis­ma y la le­tra da igual por­que es una can­ción de amor co­mo hay y ha­brá mi­les, pe­ro los acor­des son otros. Es­tán tra­ta­dos con más cui­da­do, ca­ri­ño in­clu­so. Son más ines­pe­ra­dos cuan­do los an­te­rio­res eran ob­vios.

Son más sen­si­bles ahí don­de los ori­gi­na­les eran ano­di­nos. “Fue­go con­tra fue­go” ’91 es la ba­la­da ti­po de un Ricky Mar­tin cu­yo me­jor ne­go­cio era ve­nir a lu­ga­res co­mo Chi­le a ac­tuar en el Fes­ti­val de Vi­ña. “Fue­go con­tra fue­go” 2008 es una pro­duc­ción del Ricky post “Li­vin’ la vi­da lo­ca” (1999) con el que fi­jó un nue­vo pa­ra­dig­ma pa­ra el “ar­tis­ta la­tino” y ero­ti­zó a me­dio pla­ne­ta con su pel­vis suel­ta.

Con to­dos esos re­cur­sos, es un bo­ni­to de­ta­lle de su par­te trans­for­mar una ba­la­da de 1991 en una bue­na can­ción en el nue­vo si­glo. Po­cos de su ge­ne­ra­ción han te­ni­do ese ges­to. Al­gu­nos han te­ni­do a ra­tos las bue­nas can­cio­nes de su la­do: Mon­ta­ner, Ch­ris­tian Cas­tro, el Luis Mi­guel que tra­ba­jó con el pro­duc­tor es­pa­ñol Juan Car­los Cal­de­rón, el Chayanne que em­pleó a Es­té­fano en­tre 1998 y 2000, la My­riam Her­nán­dez que con­vo­có a Man­za­ne­ro en 1998 (“Hue­le a pe­li­gro”) o Lau­ra Pau­si­ni. Al­gu­nos lo han lo­gra­do tar­de, mal o nun­ca, co­mo el Julio Igle­sias que por una vez ati­nó a con­tra­tar a un buen compositor pa­ra gra­bar Lo me­jor de tu vi­da (1987), de Ma­nuel Ale­jan­dro, o co­mo Juan Ga­briel, aho­ra más que nun­ca so­bre­va­lo­ra­do. Ven­de­do­res de es­pec­tácu­lo, no de can­cio­nes. Pa­ra ser un pro­duc­to ba­sa­do en la ex­plo­ta­ción de can­cio­nes de amor, es de ve­ras ama­ble de par­te de Ricky Mar­tin ha­ber­se preo­cu­pa­do de la música, al­go por de­fi­ni­ción tan se­cun­da­rio en su ne­go­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.