J

Caras (Chile) - - ENTREVISTA -

—Di­fí­cil con La­gos ya co­rrien­do.

—Mi su­ge­ren­cia es man­te­ner la cal­ma, no es bueno mos­trar al país tan­ta an­sie­dad. Siem­pre he si­do más re­fle­xi­vo y es­ta es mi pri­me­ra en­tre­vis­ta des­pués de las mu­ni­ci­pa­les. Cuan­do te­ne­mos un gol­pe fuer­te co­mo la abs­ten­ción y el re­sul­ta­do, de­be­mos ma­du­rar­las con tran­qui­li­dad, co­sa que no ocu­rrió en los par­ti­dos.

—¿Lo di­ce por la DC que con­ge­ló re­la­cio­nes con La Mo­ne­da, ame­na­zan­do que con ellos no se jue­ga?

—La DC no ha te­ni­do una vi­da gra­ta en es­te go­bierno, por la ten­den­cia de al­gu­nos di­ri­gen­tes — que no son del PC— que crea­ron un am­bien­te re­fun­da­cio­nal y ne­ga­ti­vo ha­cia el cen­tro, que ha si­do per­ju­di­cial. Lo de la DC es más un sín­to­ma por los pro­ble­mas in­ter­nos que una reac­ción des­afo­ra­da.

—¿No es que es­tén de­jan­do sola a la Pre­si­den­ta, en­ton­ces?

—El go­bierno in­cor­po­ró a los par­ti­dos a la dis­cu­sión con el co­mi­té po­lí­ti­co de los lu­nes, y el re­sul­ta­do ha si­do que se pe­lean des­de la puer­ta pa­ra afue­ra; la­men­ta­ble. Ella es­tá con el de­re­cho a sen­tir­se un poquito sa­ca­da de on­da por es­tos días.

—¿Có­mo lo ha­rá con una Mo­ne­da que pa­re­ce es­tar cua­dra­da con La­gos, que de­jó par­tir, in­clu­so, a su me­jor mi­nis­tro?

—Má­xi­mo Pa­che­co es un gran ami­go mío, pe­ro en las en­cues­tas no es­ta­ba eva­lua­do co­mo el me­jor mi­nis­tro y mu­cha gen­te ni si­quie­ra sa­bía quién era el día que re­nun­ció. Hu­bo in­ten­ción de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.