Sa­bor de mon­ta­ña

Caras (Chile) - - GASTRONOMÍA - Por Ja­vie­ra San­do­val Fo­tos Camilo Me­lús

UN IMPERDIBLE ES­TA TEM­PO­RA­DA SON LOS SA­BO­RES CA­SE­ROS Y ÚNI­COS DE EL MONTAÑÉS, DE FRAN­CIS­CO CORTÉS. CON UNA VA­RIE­DAD SIN­GU­LAR, ES­TE RES­TO­RÁN SE HA CON­VER­TI­DO →ENPoUr NAuC­toE­raN­deTl Rte­xO­toFAMILIAR A LOS PIES DE LA COR­DI­LLE­RA. HOY, SU NUE­VA CAR­TA PRO­ME­TE ENCENDER ES­TE FRÍO IN­VIERNO QUE YA ASO­MA.

Un pa­raí­so gas­tro­nó­mi­co en me­dio de la mon­ta­ña es la me­jor de­fi­ni­ción de El montañés. De la mano de Fran­cis­co Cortés, su due­ño, es­te re­fu­gio que ya cuen­ta con lo­ca­les en La Par­va, La Dehe­sa y Fa­re­llo­nes, se ha con­ver­ti­do en un must des­de 2001, so­bre to­do du­ran­te la tem­po­ra­da in­ver­nal. La nue­va car­ta pro­me­te sa­bo­res úni­cos. Man­te­nien­do las tra­di­cio­nes y los gus­tos lo­ca­les, es­te res­to­rán es el per­fec­to re­fle­jo de las cos­tum­bres chi­le­nas y el es­fuer­zo de hom­bres y mu­je­res va­lien­tes que han de­ci­di­do dar vi­da a la mon­ta­ña.

Una lar­ga re­la­ción con la mon­ta­ña y la nie­ve mo­ti­va­ron la crea­ción de es­te re­fu­gio gas­tro­nó­mi­co, que ya tie­ne un plan de ex­ten­sión en la mi­ra. “Soy es­quia­dor des­de muy chi­co y eso me ha man­te­ni­do muy re­la­cio­na­do con las fe­de­ra­cio­nes, mar­cas y di­fe­ren­tes en­tes de es­te mun­do”, cuen­ta Cortés.

Pa­ra Fran­cis­co, uno de los ele­men­tos cla­ves a la ho­ra de sor­pren­der a sus clien­tes es la in­no­va­ción. “To­dos los años re­vi­sa­mos la car­ta y sa­ca­mos to­do lo que no se ven­de y ha­ce­mos co­sas nue­vas, pe­ro no lan­za­mos pro­pues­tas

muy gour­met, sino lo que le gus­ta a la gen­te. Nos va­mos más a lo ma­si­vo, al gus­to de las per­so­nas, de los chi­le­nos”, co­men­ta Cortés.

Es­te año, el pro­ta­go­nis­ta es el pul­po con pa­pas gla­sea­das en vi­chi­so­ise y ají ama­ri­llo. Una sor­pre­sa pa­ra el pa­la­dar, so­bre to­do, en una fe­cha don­de los pla­tos ma­ri­nos se ol­vi­dan por com­ple­to. De la mis­ma ma­ne­ra, el Tar­tar de atún y pal­ta, le da un to­que fres­co co­mo nin­gún otro. Y pa­ra ce­rrar la oca­sión el oso­bu­co con par­pa­de­les de es­pi­na­ca es sim­ple­men­te la me­jor op­ción y no de­cep­cio­na, con un sa­bor más clá­si­co y ca­se­ro.

El mo­men­to dul­ce se lo lle­va el Chee­se­ca­ke de oreo, que pu­dien­do lle­gar a ser hos­ti­go­so, es to­do lo con­tra­rio, con­vir­tién­do­se sim­ple­men­te en un de­lei­te.

El éxi­to de sus pos­tres (fa­bri­ca­dos en el res­to­rán) mo­ti­vó a su due­ño a am­pliar el ne­go­cio. Con una nue­va pas­te­le­ría en la mi­ra, El montañés pre­ten­de ex­pan­dir sus fron­te­ras. “La idea es lle­var el ne­go­cio a Te­mu­co, Pu­cón, Val­di­via y dos nue­vas su­cur­sa­les en San­tia­go”.

De seis per­so­nas a más de 60 por lo­cal, el re­fu­gio cu­li­na­rio se ha po­si­cio­na­do en nues­tro país gra­cias a su am­bien­te aco­ge­dor, sa­bo­res po­pu­la­res y un en­torno co­ro­na­do por la siem­pre ne­va­da cor­di­lle­ra.

“SIEM­PRE QUI­SE VI­VIR EN LA MON­TA­ÑA Y BUS­QUÉ UN NE­GO­CIO QUE ME PER­MI­TIE­RA VI­VIR EN ES­TE ME­DIO, PE­RO CON ES­TA­BI­LI­DAD. PAR­TÍ CON UN PRO­YEC­TO MUY PE­QUE­ÑO, PE­RO HOY SE TRANS­FOR­MÓ EN UN GRAN ÉXI­TO QUE SE SE­GUI­RÁ EXPANDIENDO”, DI­CE CORTÉS SO­BRE EL MONTAÑÉS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.