SAL­VA­JE Y AVEN­TU­RE­RO

La quin­ta ge­ne­ra­ción del mo­de­lo fa­mi­liar es uno de los vehícu­los de Land Ro­ver con más pres­ta­cio­nes de la his­to­ria. Re­co­rri­mos par­te de la re­gión de Ata­ca­ma pa­ra me­dir las cua­li­da­des de es­ta SUV.

Caras (Chile) - - BELLEZA Y SALUD - Por Silvia Pe­ña

La aven­tu­ra par­tió en el ae­ro­puer­to De­sier­to de Ata­ca­ma en Co­pia­pó. Ba­jo un cie­lo azul des­pués de la llu­via, el re­to era lle­gar al pa­so San Fran­cis­co que une la III Re­gión con la pro­vin­cia de Ca­ta­mar­ca en Ar­gen­ti­na. En to­tal unos 500 ki­ló­me­tros ida y vuel­ta con una vis­ta pri­vi­le­gia­da de las cum­bres más al­tas de Chi­le, co­mo el ne­va­do Tres Cru­ces o el Ojos del Sa­la­do. Una ru­ta ideal pa­ra pro­bar el All new dis­co­very de Land Ro­ver que des­plie­ga sus atri­bu­tos off road en pen­dien­tes y cur­vas.

La ru­ta de sal y ri­pio co­mien­za a in­ter­nar­se en la cor­di­lle­ra de Do­mey­ko. En dos ho­ras lle­ga­re­mos has­ta los 4.900 metros de al­tu­ra y la re­co­men­da­ción es hi­dra­tar­se pa­ra afron­tar la fal­ta de oxí­geno. El au­to no pier­de fuerza. Va­mos en la ver­sión HSE a ga­so­li­na (mo­tor V6 3.0; ace­le­ra­ción de 0 a 100 km/h en 7.1 se­gun­dos; con­su­mo de com­bus­ti­ble de 10.9 l/100 km), su sis­te­ma de con­duc­ción Mul­ti Te­rrain Res­pon­se

2, que a tra­vés de una pe­ri­lla en la con­so­la per­mi­te adap­tar la trac­ción a ca­da me­tro. Es así co­mo del as­fal­to pasamos ca­si sin sen­tir di­fe­ren­cia al ri­pio, la sal com­pac­ta­da, va­dea­mos gran­des char­cos (la pro­fun­di­dad es de 900 mm) y cru­za­mos varios tra­mos de hie­lo y nie­ve... Ade­más, al en­fren­tar una su­per­fi­cie di­fí­cil se pue­de pro­gra­mar el au­to (All Te­rrain Pro­gress Con­trol) pa­ra man­te­ner au­tó­no­ma­men­te una ve­lo­ci­dad de arras­tre ade­cua­da per­mi­tien­do al pi­lo­to con­cen­trar­se so­lo en la con­duc­ción, sin la dis­trac­ción de ac­cio­nar el ace­le­ra­dor o el freno. Tam­bién se pue­de usar des­de un pun­to muer­to pa­ra ayu­dar en su­per­fi­cies res­ba­la­di­zas.

Más ade­lan­te nos re­ci­be el sa­lar de Ma­ri­cun­ga (3.576 metros), una cuen­ca en­tre las cor­di­lle­ras de Do­mey­ko y Clau­dio Gay que con­tie­ne la­gu­nas de ori­gen sa­lo­bre con nu­me­ro­sa fau­na, in­clui­da una co­lo­nia de fla­men­cos ro­sa­dos. Unos ki­ló­me­tros al es­te y varios metros más de subida y ya es­ta­mos en el pa­so San Fran­cis­co, el mis­mo que cru­zó Die­go de Almagro en 1536. Des­de allí nos acer­ca­mos al Sa­lar de Pe­der­na­les, que for­ma en sus már­ge­nes in­te­rio­res la­gu­nas azul tur­que­sa. Una jor­na­da ex­ten­sa, pe­ro que se ha­ce li­via­na gra­cias al equi­pa­mien­to in­te­rior de es­te mo­de­lo que pue­de per­so­na­li­zar­se: hay 1.500 op­cio­nes de ta­pi­ces, co­lo­res, llan­tas, ac­ce­so­rios y fun­cio­nes. Pen­sa­do pa­ra sie­te ocu­pan­tes sen­ta­dos có­mo­da­men­te en mo­do an­fi­tea­tro (to­dos ven el ca­mino de fren­te). El di­se­ño va de la mano de una ar­qui­tec­tu­ra li­ge­ra, pe­ro re­sis­ten­te: com­pues­ta en un 85% de alu­mi­nio (43% re­ci­cla­do) que su­po­ne un aho­rro de 480 kg en com­pa­ra­ción con la ver­sión an­te­rior (de ace­ro). Es­to con­tri­bu­ye a re­du­cir las emi­sio­nes de CO2 y a me­jo­rar el aho­rro de com­bus­ti­ble, ade­más de me­jo­rar sus pres­ta­cio­nes di­ná­mi­cas.

La se­gun­da jor­na­da fue de are­na y mar, en­tre Puer­to Vie­jo y Cal­de­ra. Es­ta vez la ver­sión que nos acom­pa­ñó fue Dié­sel SE que in­cor­po­ra un po­ten­te mo­tor V6 3.0 de 258 hp tur­bo que ace­le­ra de 0 a 100 km/h en

8.1 se­gun­dos. To­dos los mo­to­res se com­bi­nan con una ca­ja de cam­bios au­to­má­ti­ca ZF de ocho ve­lo­ci­da­des, que pue­de ser con­tro­la­da de for­ma ma­nual me­dian­te el uso de las ma­ni­llas de cambio del vo­lan­te pa­ra pro­por­cio­nar la má­xi­ma fle­xi­bi­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.