VIET­NAM DE LU­JO

Ciu­da­des an­ces­tra­les, pla­yas y bahías exó­ti­cas en las aguas dul­ces del Me­kong o en las cos­tas del mar de la Chi­na Meridional. To­do en uno de los paí­ses más má­gi­cos del Su­des­te Asiá­ti­co.

Caras (Chile) - - UN DESTINO - Por Sil­va­na León Fo­tos Getty Images

La arquitectura pa­tri­mo­nial de las ciu­da­des y los pai­sa­jes ex­tra­va­gan­tes unen el pa­sa­do y el pre­sen­te de Viet­nam.

Si via­ja­mos al nor­te, nos en­con­tra­re­mos con Ha Long, una de las bahías más be­llas del mun­do. Un con­jun­to de dos mil is­las de pie­dra ca­li­za so­bre el Gol­fo de Ton­kin que fue de­cla­ra­do Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad en 1994. En­tre aguas es­me­ral­da y bos­ques le­gen­da­rios na­cen enor­mes pi­la­res de pie­dras que pro­vie­nen del mar de Chi­na. La me­jor op­ción pa­ra re­co­rrer es­te oní­ri­co lu­gar es un cru­ce­ro que per­mi­te apre­ciar to­dos los es­con­di­tes de las aguas mis­te­rio­sas. Hang Sun Sot, Hang Dau Go y Hang Thieng Cung, son las cue­vas más co­no­ci­das de es­te pai­sa­je na­tu­ral.

Avan­zan­do ha­cia la cos­ta cen­tral de Viet­nam, apa­re­ce­rá Hoi An. Ciu­dad an­ces­tral, en­can­ta­do­ra y de­fi­ni­ti­va­men­te con dos ca­ras: El sec­tor an­ti­guo es­tá in­tac­to al igual que su tra­di­cio­nal arquitectura ro­dea­da por el río Thu Bon. El puen­te cu­bier­to ja­po­nés y el mer­ca­do, que se dis­tin­gue por sus lla­ma­ti­vos co­lo­res, son los lu­ga­res más pin­to­res­cos de la zo­na his­tó­ri­ca. Sin em­bar­go, la mo­der­ni­dad ha lle­ga­do a to­car la puer­ta de Hoi An. Ro­se­wood Ho­tels es par­te de un gran com­ple­jo de lu­jo lla­ma­do Hoia­na que se­rá inau­gu­ra­do el año 2019. Su vis­ta prin­ci­pal se­rá la pla­ya de Hoi An, un en­can­ta­dor es­pa­cio de aguas cla­ras y are­nas fi­nas. Pe­ro es­to no es to­do. A dos ho­ras de es­ta mag­ní­fi­ca ciu­dad es­tá el Ban­yan Tree Long Co. Un re­sort de lu­jo cons­trui­do ba­jo las lí­neas de la arquitectura viet­na­mi­ta. Edi­fi­cios reales, te­ji­dos y ce­rá­mi­cas son los de­ta­lles que ha­cen que es­te es­pa­cio sea un lu­gar de lu­jo fren­te a la cos­ta cen­tral de Viet­nam.

VA­LLES Y CIU­DA­DES

El sur es una mez­cla de ur­ba­nis­mo y pla­yas de aguas cla­ras y are­nas blan­cas. Nha Trang es una de esas. Es­ta co­no­ci­da ciu­dad cos­te­ra ubi­ca­da en un hermoso va­lle de mon­ta­ñas es ideal pa­ra los aman­tes de los de­por­tes acuá­ti­cos. El bor­de cos­te­ro es una me­dia­lu­na de ho­te­les, par­ques acuá­ti­cos y res­to­ra­nes de pri­mer ni­vel. Así, las ac­ti­vi­da­des al aire li­bre y la vi­da noc­tur­na se apo­de­ran de Nha Trang.

Unos 500 km más al sur es­tá la ciu­dad más grande de Viet­nam, Ho Chi Minh. Tam­bién co­no­ci­da co­mo la ur­be de las mo­tos. Tradición y cul­tu­ra en un so­lo lu­gar. Es­ta me­tró­po­lis del Su­des­te Asiá­ti­co es­tá jun­to a las aguas del río Sai­gón. Pa­ra en­ten­der más de la his­to­ria cul­tu­ral de los viet­na­mi­tas, el mu­seo War Rem­mants y la Pa­go­da del Em­pe­ra­dor de Ja­de son los si­tios per­fec­tos pa­ra sa­ber más de las cos­tum­bres y hue­llas que de­jó la guerra. Pe­ro es­to no lo es to­do. Re­co­rrer el Del­ta del Me­kong per­mi­te es­ca­par de la rui­do­sa ciu­dad. Con­tem­plar las ca­sas flo­tan­tes y los cam­pos de arroz es tam­bién una ma­ne­ra de dis­fru­tar de esos in­creí­bles pa­ra­jes na­tu­ra­les.

Res­pi­ran­do la bri­sa ma­ri­na y jun­to a una vis­ta úni­ca de pal­me­ras exó­ti­cas, las is­las de Con Dao, le­jos de la aje­trea­da Ho Chi Minh, son el atrac­ti­vo más fa­mo­so de Viet­nam. Arre­ci­fes de co­ral y bahías pa­ra­di­sía­cas es la me­jor de­fi­ni­ción de es­te ar­chi­pié­la­go de la cos­ta su­r­es­te.

Un im­per­di­ble de Viet­nam es el del­ta del río Me­kong, de­no­mi­na­do te­so­ro bio­ló­gi­co ocul­to, ya que se han des­cu­bier­to más de mil nuevas es­pe­cies, in­clu­yen­do una es­pe­cie de ra­ta de ro­ca lao­sia­na que se creía ex­tin­ta. Es uno de los 10 ríos más lar­gos del mun­do. Des­de su na­ci­mien­to en las mon­ta­ñas del Tí­bet has­ta su desem­bo­ca­du­ra en el mar de Chi­na re­co­rre más de 4.500 ki­ló­me­tros, ba­ña seis paí­ses (Chi­na, Bir­ma­nia, Laos, Tai­lan­dia, Cam­bo­ya y Viet­nam). Sin em­bar­go, al in­ter­nar­se en Viet­nam el gran río asiá­ti­co di­fu­mi­na sus ri­be­ras y se des­pa­rra­ma en mil ca­na­les. Hay nu­me­ro­sos pa­seos que re­co­rren sus me­rac­dos y tem­plos.

Pa­ra ter­mi­nar, no pue­de fal­tar una vi­si­ta a Phu Quoc. Ale­ja­da com­ple­ta­men­te de tie­rra fir­me, el bar­co es la úni­ca op­ción pa­ra co­no­cer la is­la más grande de Viet­nam, lo­ca­li­za­da en el gol­fo de Tai­lan­dia. Hay que que­dar­se en al­guno de los pin­to­res­cos pue­blos que vi­ven su­mer­gi­dos en una es­pec­ta­cu­lar ve­ge­ta­ción.

EL MER­CA­DO FLO­TAN­TE DE FLO­RES ES UNO DE LOS ATRAC­TI­VOS DE LA FIES­TA DEL TET (AÑO NUE­VO LU­NAR) EN HO CHI MINH.

CA­SAS Y BAR­CAS FLO­TAN EN LAS AGUAS DE LA BAHÍA DE HA LONG, FOR­MAN­DO UN LA­BE­RIN­TO MA­RINO. Y EN MU CANG CHAI LAS TE­RRA­ZAS DE ARROZ SE EX­TIEN­DEN POR MÁS DE 300 HEC­TÁ­REAS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.