LA OTRA BO­DA REAL

Co­mo fa­vo­ri­ta de la rei­na, la hi­ja me­nor del prín­ci­pe An­drés y Sa­rah Fer­gu­son, se ca­sa­rá en el cas­ti­llo de Wind­sor con los ho­no­res de una prin­ce­sa, do­ble­gan­do así las ba­rre­ras im­pues­tas por Car­los pa­ra man­te­ner­la a ella, su her­ma­na y ma­dre ale­ja­das de la

Caras (Chile) - - CONTENIDO - Por So­le­dad Mi­ran­da

Eu­ge­nia de York, la hi­ja me­nor del prín­ci­pe An­drés y Sa­rah Fer­gu­son, se ca­sa­rá el 12 de oc­tu­bre en el Cas­ti­llo de Wind­sor con su pro­me­ti­do Jack Brooks­bank, la se­gun­da “bo­da” real del año.

El 12 de oc­tu­bre, en la ca­pi­lla de San Jor­ge del Cas­ti­llo de Wind­sor, se ca­sa­rán la prin­ce­sa Eu­ge­nie de York y Jack

Brooks­bank, que ha he­cho ca­rre­ra en el ne­go­cio de los ba­res ele­gan­tes y tam­bién es ami­go del prín­ci­pe Harry. El even­to se­rá la se­gun­da ‘bo­da’ real del año —des­pués de la de Meg­han y Harry, en ma­yo—, y cons­ti­tu­ye un gran acon­te­ci­mien­to pa­ra la prin­ce­sa y sus pa­dres.

Eu­ge­nie Vic­to­ria He­le­na, de 27 años, es la hi­ja me­nor del prín­ci­pe An­drés, du­que de York, y Sa­rah Fer­gu­son, la pa­re­ja más ex­tra­ña de In­gla­te­rra. Aun­que es­tán di­vor­cia­dos, An­drés qui­so que Fer­gie man­ten­ga su tí­tu­lo de du­que­sa y se res­pal­dan mu­tua­men­te en los es­cán­da­los que han vi­vi­do.

Por lo mis­mo, el prín­ci­pe Car­los, que es el he­re­de­ro de la co­ro­na, ha in­sis­ti­do en man­te­ner a las hi­jas de Fer­gie ale­ja­das

de las fun­cio­nes en re­pre­sen­ta­ción de la rei­na, por lo que no re­ci­ben financiamiento del Es­ta­do. Pe­ro es­te 2018 el des­tino —y la rei­na Isa­bel— ha que­ri­do que Eu­ge­nie ten­ga un ma­tri­mo­nio de au­tén­ti­ca prin­ce­sa en el cas­ti­llo de Wind­sor, el más be­llo de la fa­mi­lia real.

La rei­na es una abue­la ca­ri­ño­sa. Los me­dios in­gle­ses ase­gu­ran que la so­be­ra­na y su nie­ta son muy cer­ca­nas por­que se pa­re­cen en tem­pe­ra­men­to y am­bas dis­fru­tan de los ca­ba­llos y las ac­ti­vi­da­des cam­pes­tres. “Mi abue­li­ta fue una de las pri­me­ras per­so­nas en sa­ber­lo”, di­jo la prin­ce­sa a Matt Ba­ker, ani­ma­dor del pro­gra­ma The One Show con el que ha­bló del com­pro­mi­so. “Ella es­ta­ba muy fe­liz, tal co­mo mi abue­lo”, agre­gó.

Tam­bién con­tó que Jack hi­zo la pro­pues­ta de ma­tri­mo­nio du­ran­te sus va­ca­cio­nes en Ni­ca­ra­gua. “El la­go es­ta­ba her­mo­so, ha­bía una luz es­pe­cial e in­clu­so yo di­je ‘es­te es un mo­men­to in- creí­ble’…”, re­la­tó la prin­ce­sa. “En­ton­ces él hi­zo la pre­gun­ta, que fue una ver­da­de­ra sor­pre­sa, aun­que es­tá­ba­mos jun­tos ha­cía sie­te años. Fue per­fec­to. Yo es­ta­ba en el cie­lo, llo­ran­do”.

El ani­llo que Jack le en­tre­gó ese día ha si­do muy co­men­ta­do por­que es­pe­cia­lis­tas di­cen que es más va­lio­so del que Meg­han Mar­kle re­ci­bió del prín­ci­pe Harry. La pie­dra pre­cio­sa cen­tral del ani­llo de Eu­ge­nie es un za­fi­ro pad­pa­ras­cha, uno de los más es­ca­sos que exis­ten, y tie­ne un cu­rio­so tono sal­món. Es­tá ro­dea­do de dia­man­tes y va­le 140 mil dó­la­res. El de Meg­han tie­ne tres dia­man­tes blan­cos y se calcula en 70 mil dó­la­res.

AMOR ARISTOCRÁTICO

Eu­ge­nie co­no­ció a Jack el año 2010 en Ver­bier, Sui­za, un cen­tro de es­quí en el que coin­ci­die­ron en un gru­po de ami­gos. El jo­ven es bis­nie­to de sir John Spen­cer Coke, hi­jo del se­gun­do con­de de Lei­ces­ter, y en­tre sus an­te­pa­sa­dos tam­bién fi­gu­ra Stamp Brooks­bank, que fue go­ber­na­dor del Ban­co de In­gla­te­rra en el si­glo XVIII. Al­gu­nos ob­ser­va­do­res de la reale­za han di­cho que la rei­na po­dría dar­le un tí­tu­lo no­bi­lia­rio; pe­ro otros ase­gu­ran que eso es po­co pro­ba­ble. Apa­ren­te­men­te, Eu­ge­nie es­tá tra­tan­do de man­te­ner su tí­tu­lo de prin­ce­sa, aun­que se­gún las le­yes bri­tá­ni­cas de­be­ría adop­tar el ape­lli­do y es­ta­tus de su ma­ri­do.

La re­la­ción de Jack y Eu­ge­nie se hi­zo pú­bli­ca cuan­do asis­tie­ron jun­tos a las ca­rre­ras de As­cot en 2011, pe­ro du­ran­te un tiem­po es­tu­vie­ron se­pa­ra­dos por­que en 2013 la prin­ce­sa se ins­ta­ló en Nue­va York don­de tra­ba­jó en la ga­le­ría de ar­te Padd­le8. La jo­ven es­tu­dió His­to­ria del Ar­te en la Uni­ver­si­dad de New­castle y siem­pre pen­só tra­ba­jar al­gu­nos años fue­ra de Lon­dres. En ese tiem­po, di­cen sus ami­gos, man­tu­vie­ron su re­la­ción por Ski­pe.

Jack, que tie­ne 31 años, de­ci­dió no se­guir es­tu­dios universitarios y ha­cer­se una ca­rre­ra en el mer­ca­do de los clu­bes noc­tur­nos, una ins­ti­tu­ción in­gle­sa. En Gran Bre­ta­ña lo más im­por­tan­te no es lo que ha­ces sino de dón­de vie­nes, y co­mo Jack tie­ne víncu­los aris­to­crá­ti­cos rá­pi­da­men­te hi­zo con­tac­tos de ese ám­bi­to. Por va­rios años fue ge­ren­te del pub Mahi­ki, el fa­vo­ri­to del prín­ci­pe Harry, y ha­ce un tiem­po co­men­zó un em­pren­di­mien­to co­mo im­por­ta­dor de vinos y li­co­res. En ese rol es em­ba­ja­dor del te­qui­la Ca­sa­mi­gos, em­pre­sa fun­da­da por Geor­ge Cloo­ney y Ran­de Ger­ber, el ma­ri­do de Cindy Craw­ford. Con to­do, ase­gu­ra que no es noc­tám­bu­lo y siem­pre llega a su ca­sa po­co des­pués de las 23:00 pa­ra ver una se­rie o una pe­lí­cu­la en dvd.

Re­ci­bió la apro­ba­ción per­so­nal de la rei­na co­mo boy­friend de Eu­ge­nie en sep­tiem­bre de 2016 en Bal­mo­ral, en la fies­ta de los 32 años del prín­ci­pe Harry. En fe­bre­ro, po­co des­pués del anun­cio del no­viaz­go, re­la­tó lo emo­ti­vo que fue con­tar­le a la rei­na que ha­bían de­ci­di­do ca­sar­se. “Fue muy en­can­ta­dor ver lo fe­liz que es­ta­ba por no­so­tros”, di­jo.

No se ha in­for­ma­do don­de vi­vi­rán des­pués de ca­sa­dos. Eu­ge­nie ac­tual­men­te re­si­de en Ivy Cot­ta­ge un de­par­ta­men­to en los te­rre­nos del pa­la­cio de Ken­sing­ton, don­de es ve­ci­na de sus pri­mos Wi­lliam y Harry.

EU­GE­NIE TIE­NE EX­CE­LEN­TE RE­LA­CIÓN CON SUS PRI­MOS WI­LLIAM Y HARRY. DE HE­CHO, ES­TE ÚL­TI­MO ES AMI­GO ÍN­TI­MO DEL FU­TU­RO MA­RI­DO DE LA PRIN­CE­SA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.