DIE­TA DE LA lon­ge­vi­dad

"ES­TA DIE­TA ES EL MÉ­TO­DO MÁS EFI­CAZ PA­RA CAM­BIAR LA PERS­PEC­TI­VA A FU­TU­RO DE UN IN­DI­VI­DUO Y TAM­BIÉN MO­DI­FI­CA LOS GE­NES, YA QUE LOS ALI­MEN­TOS FUN­CIO­NAN CO­MO SI FUE­RAN UN FÁR­MA­CO”, EX­PLI­CA EL BIÓ­LO­GO ITA­LIANO VAL­TER LON­GO.

Caras (Chile) - - ESPECIAL BELLEZA - Por Clau­dia Paz González

Ol­vi­de lle­nar­se de pro­teí­nas o co­mer ca­da dos ho­ras pa­ra ace­le­rar el me­ta­bo­lis­mo. Si quie­re su­pe­rar la ba­rre­ra de los cien años con una sa­lud óp­ti­ma, hay que abra­zar las ver­du­ras y prepararse pa­ra ayu­nar a lo me­nos dos ve­ces al año. Así lo establece la pau­ta ali­men­ta­ria ela­bo­ra­da por uno de los in­ves­ti­ga­do­res más re­co­no­ci­dos del mun­do en el cam­po de la nu­tri­ción y en­ve­je­ci­mien­to.

“Co­mer cin­co ve­ces al día es un in­ven­to es­ta­dou­ni­den­se que pro­vo­có la peor epi­de­mia de obe­si­dad en la his­to­ria del pla­ne­ta. Des­de que es­ta idea se po­pu­la­ri­zó, las ci­fras de la po­bla­ción con síndrome me­ta­bó­li­co se dis­pa­ra­ron has­ta al­can­zar el 20 por cien­to”, ase­gu­ra Val­ter Lon­go, el bió­lo­go ge­no­vés al que la re­vis­ta Ti­me aca­ba de bau­ti­zar co­mo “el nue­vo gu­rú de la lon­ge­vi­dad”. Un tí­tu­lo bien me­re­ci­do tras dé­ca­das en las que se de­di­có a in­ves­ti­gar la ali­men­ta­ción de las po­bla­cio­nes más lon­ge­vas del mun­do, co­mo Ca­la­bria, Cer­de­ña y Oki­na­wa. Esos

es­tu­dios die­ron vi­da a La die­ta de la lon­ge­vi­dad. Co­mer bien pa­ra vi­vir sano has­ta los 110 años.

“Ob­via­men­te hay fac­to­res ge­né­ti­cos que no se pue­den cam­biar, pe­ro los es­tu­dios in­di­can que lo que ha­cen o co­men las per­so­nas es lo que en de­fi­ni­ti­va de­ter­mi­na su lon­ge­vi­dad. Es­ta die­ta es el mé­to­do más efi­caz pa­ra cam­biar la pers­pec­ti­va a fu­tu­ro de un in­di­vi­duo y tam­bién mo­di­fi­ca los ge­nes, ya que los ali­men­tos fun­cio­nan co­mo si fue­ran un fár­ma­co”, ex­pli­ca el di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de Lon­ge­vi­dad de Sout­hern Ca­li­for­nia Uni­ver­sity y el La­bo­ra­to­rio de On­co­lo­gía y Lon­ge­vi­dad del Is­ti­tu­to di On­co­lo­gía Mo­le­co­la­re di Milano.

Rea­li­zar 150 mi­nu­tos de ac­ti­vi­dad fí­si­ca mo­de­ra­da por se­ma­na, eli­mi­nar lácteos y hue­vos, con­su­mir pes­ca­do dos ve­ces a la se­ma­na y pri­vi­le­giar el con­su­mo de le­gum­bres y ver­du­ras son al­gu­nas de las re­glas de es­te plan que establece so­lo tres co­mi­das al día en un pla­zo má­xi­mo de 12 ho­ras. “Pa­ra per­so­nas con so­bre­pe­so o ten­den­cia a en­gor­dar, la re­co­men­da­ción es ha­cer dos co­mi­das dia­rias: desa­yuno y al­muer­zo o ce­na, más dos me­rien­das de 100 ca­lo­rías”, agre­ga, al tiem­po que arre­me­te con­tra las pro­teí­nas. “Su in­ges­ta de­be li­mi­tar­se a una por­ción de en­tre 0,7 y 0,8 gra­mo por ki­lo de pe­so a la se­ma­na. Só­lo des­pués de los 65 años, pue­de au­men­tar­se el con­su­mo pa­ra no perder ma­sa mus­cu­lar”.

Una de las cla­ves de es­te sis­te­ma es el ayuno, el que re­co­mien­da se­guir en­tre 2 y 12 ve­ces al año, du­ran­te cin­co días. “Es­ta prác­ti­ca an­ces­tral ha si­do ava­la­da por los da­tos cien­tí­fi­cos, ya que obli­ga al or­ga­nis­mo a con­su­mir sus re­ser­vas de glu­co­sa, gra­sa y ce­to­nas y re­du­ce la en­zi­ma PKA, que es el gen cla­ve que de­be apa­gar­se pa­ra que las cé­lu­las ma­dre pa­sen a la modalidad re­ge­ne­ra­ti­va”. A los prin­ci­pian­tes, Lon­go su­gie­re se­guir su die­ta que imi­ta al ayuno du­ran­te cin­co días. La pri­me­ra jor­na­da só­lo de­ben in­ge­rir­se 1.100 ca­lo­rías de ver­du­ras, fru­tos se­cos, fru­ta con cás­ca­ra y té mien­tras que el res­to del tiem­po só­lo de­ben con­su­mir­se 800 ca­lo­rías de los mis­mos ali­men­tos.

Se­gún el “gu­rú de la lon­ge­vi­dad”, los pro­duc­tos que más en­ve­je­cen pro­vie­nen de una com­bi­na­ción de in­ges­ta pro­teí­ni­ca y gra­sas sa­tu­ra­das y de azú­car. “Los es­tu­dios de­mues­tran que los edul­co­ran­tes son tan ma­los co­mo la azú­car. Una a dos co­pas de vino al día y mu­cha agua es lo me­jor”, afir­ma. Pa­ra quie­nes ten­gan in­ci­den­cia de Alz­hei­mer y Par­kin­son en su fa­mi­lia, re­co­mien­da be­ber dos ta­zas de ca­fé en grano dia­rias y uti­li­zar acei­te de co­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.