Cul­tu­ra ca­fe­te­ra

Por Sandra Ro­jas Fo­tos Ca­mi­lo Me­lús

Caras (Chile) - - GASTRONOMÍA -

“El ca­fé es un bál­sa­mo pa­ra el co­ra­zón y el

es­pí­ri­tu”, di­jo una vez el re­co­no­ci­do com­po­si­tor de ópe­ra ita­liano Giu­sep­pe Ver­di, re­pre­sen­tan­do con sus pa­la­bras a un país en­te­ro. A pe­sar de que la plan­ta se cul­ti­va prin­ci­pal­men­te en cli­mas tro­pi­ca­les, los ita­lia­nos des­ta­can por ser be­be­do­res exi­gen­tes que po­ten­cian su sa­bor con re­ce­tas que trans­mi­ten por ge­ne­ra­cio­nes. Quis­qui­llo­sos, pe­ro per­fec­cio­nis­tas, con­su­men es­te bre­ba­je con ele­gan­cia, co­mo si se tra­ta­ra de su be­bi­da na­cio­nal. Es­ta fu­sión de aro­mas y sa­bo­res in­ten­sos lle­gó has­ta el Pa­tio Be­lla­vis­ta de la mano de Pro­me­mo­ria, una ca­fe­te­ría pre­mium den­tro del es­pa­cio de gas­tro­no­mía y mú­si­ca en vi­vo, Backs­ge Viby Spa­ce, que pro­me­te trans­por­tar has­ta la tierra me­di­te­rrá­nea. Con pe­que­ñas ta­zas que caen des­de la ba­rra a mo­do de de­co­ra­ción y ba­ris­tas ex­per­tos en la preparación de té y ca­fé, Pro­me­mo­ria le ha­ce cul­to a su nom­bre, que en ita­liano significa ‘un abra­zo atra­pa­do en una ta­za’. Aquí, pre­pa­rar una in­fu­sión es mu­cho más que una ac­ción co­ti­dia­na, más bien es un arte, un ri­tual de con­ver­sa­ción y ca­li­dez.

“Nues­tro se­llo es el ca­ri­ño, la pa­sión y el de­ta­lle. Los ame­ri­ca­nos son ge­nios en em­pa­que­tar to­do y el chi­leno lo com­pra. Pe­ro hoy en día, mu­cha gen­te via­ja y ad­quie­re gus­tos nue­vos. El ca­fé gour­met ita­liano es­tá en al­za, tie­ne un buen de­sa­rro­llo y no­so­tros so­mos pio­ne­ros”, ex­pli­ca Alberto Agos­ti­ni, crea­dor de es­te es­pa­cio que in­ten­ta res­ca­tar el con­cep­to his­tó­ri­co de las ca­fe­te­rías. La car­ta ofre­ce com­bi­na­cio­nes con cre­ma de ave­lla­nas, si­ro­pe de cho­co­la­te, ex­pre­sos y ris­tret­tos, ade­más de cóc­te­les con té, que in­clu­yen vod­ka, bour­bon, men­ta y ama­re­to. Pa­ra com­ple­men­tar, un to­que de dul­zu­ra es el in­gre­dien­te má­gi­co que man­tie­ne en equi­li­brio los pa­la­da­res. Una de sus es­pe­cia­li­da­des es el pas­tel de na­ta, bau­ti­za­do co­mo Bri­ga­di­ño. Se tra­ta de la po­pu­lar tar­ta­le­ta por­tu­gue­sa que se com­po­ne de una cor­te­za ex­te­rior de ho­jal­dre re­lle­na con ye­ma de hue­vo, le­che y azú­car. “Nos des­ta­ca­mos por crear nues­tra pro­pia pas­te­le­ría, no com­pra­mos na­da pre­pa­ra­do. La cul­tu­ra del ca­fé es nue­va en Chi­le, pe­ro es­toy se­gu­ro de que lle­gó pa­ra que­dar­se”, con­clu­ye Agos­ti­ni.

Kel­vin To­rreal­ba, ba­ris­ta de Pro­me­mo­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.