INFIERNO pro­vin­cial

Caras (Chile) - - LETRAS Y PALABRAS - Por Ro­mi­na Re­yes Aya­la

Po­bres dia­blos de Cris­tian Geis­se pre­sen­ta na­rra­cio­nes so­bre pun­tos po­co co­no­ci­dos del ma­pa de Chi­le. Es el avan­ce de la pro­vin­cia, la ca­ra de un país que se acer­ca a lo in­fer­nal, con per­so­na­jes que ha­bi­tan el bajo mun­do del al­coho­lis­mo y las dro­gas ra­ras.

Po­bres dia­blos (Emecé) del chi­leno Cris­tian Geis­se (Vi­cu­ña, 1977) es una re­co­pi­la­ción de dos tra­ba­jos an­te­rio­res apa­re­ci­dos el 2011 y 2015 en editoriales in­de­pen­dien­tes, más un con­jun­to de re­la­tos que fue me­re­ce­dor del pre­mio Me­jo­res Obras Li­te­ra­rias el 2017. Die­ci­ocho cuen­tos que ha­blan del de­mo­nio y los in­fier­nos per­so­na­les en pai­sa­jes que re­sis­ten a la hue­lla uni­fi­ca­do­ra del ca­pi­tal. Lo que apa­re­ce es un Chi­le que vi­ve en la ima­gi­na­ción de sus per­so­na­jes. Hom­bres per­di­dos en el al­cohol y las dro­gas ra­ras. Puer­tas que per­mi­ten es­ca­par a una reali­dad ago­bian­te, pe­ro que se abren a los in­fier­nos per­so­na­les. El dia­blo en Geis­se no es so­lo el án­gel caí­do del ca­to­li­cis­mo: es la fi­gu­ra es­pi­ri­tual que no ofre­ce sal­va­ción, sino que mul­ti­pli­ca pe­sa­di­llas y ho­rro­res co­ti­dia­nos.

Des­de las alu­ci­na­cio­nes co­lec­ti­vas que pro­du­ce el ña­che en ¿Has vis­to un dios

mo­rir?, cuen­to que abre el vo­lu­men, has­ta el de­ve­nir de un poe­ta ho­mo­se­xual de Ca­cha­co en Nu­co, o el in­ten­to de res­ca­tar al hi­jo adop­ti­vo de Ga­brie­la Mis­tral, Yin Yin, de los in­fier­nos. Lo que marca el tono es el de­sin­te­rés, el mo­men­to en que la reali­dad de tra­ba­jo y estudios se de­ve­la co­mo li­mi­ta­da, cuan­do el dia­blo se­du­ce no con una vi­da me­jor, sino con una ex­pe­rien­cia di­fe­ren­te pa­ra una se­rie de per­so­na­jes que ha­bi­tan el ma­pa de la pro­vin­cia chi­le­na.

La pro­vin­cia tam­bién apa­re­ce en la pro­sa; ade­más de los pue­blos per­di­dos por la bo­ta aplanadora del cen­tra­lis­mo, la es­cri­tu­ra de Geis­se bus­ca cap­tu­rar un ha­bla oral que ex­ce­de cual­quier dic­cio­na­rio de la len­gua es­pa­ño­la. El de­mo­nio es tam­bién esa hue­lla in­tra­du­ci­ble, el es­pa­cio don­de la razón oc­ci­den­tal ago­ta su ca­pa­ci­dad de en­ten­der la reali­dad.

En­ton­ces Po­bres dia­blos es un re­gis­tro de pe­li­gros: el punk, la idio­tez, el abu­rri­mien­to, el abu­so de nar­có­ti­cos. La voz de Geis­se en la li­te­ra­tu­ra con­tem­po­rá­nea apa­re­ce co­mo una al­ter­na­ti­va a la pro­li­fe­ra­ción de es­cri­to­res y es­cri­to­ras de la ca­pi­tal que eligen las fic­cio­nes del yo. Lo de Geis­se po­dría lla­mar­se una fic­ción de los otros don­de hay un in­te­rés por es­cri­bir so­bre la pro­vin­cia, re­ve­lan­do las grie­tas de lo que en­ten­de­mos co­mo “chi­leno” o “na­cio­nal”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.