MU­JE­RES EN LA ECO­NO­MÍA DEL DIAG­NÓS­TI­CO A LA AC­CIÓN

Caras (Chile) - - MUJERES INFLUYENTES - PAU­LI­NA NAZAL Se­cre­ta­ria Eje­cu­ti­va APEC Chi­le 2019

Es­ta­mos en un ca­mino ha­cia la igual­dad de gé­ne­ro. No hay du­da de que fal­ta y que aún per­sis­ten im­por­tan­tes bre­chas y dis­cri­mi­na­cio­nes en lo la­bo­ral, edu­ca­ti­vo, fa­mi­liar y social. Du­ran­te los úl­ti­mos años, he­mos co­no­ci­do los re­sul­ta­dos de in­nu­me­ra­bles ran­kings in­ter­na­cio­na­les y es­tu­dios de or­ga­nis­mos co­mo la OCDE, el Ban­co Mun­dial, el ITC y la ONU pa­ra ha­cer un diag­nós­ti­co del apor­te del tra­ba­jo de las mu­je­res en la eco­no­mía. To­dos han con­clui­do que la in­cor­po­ra­ción de la mu­jer en la eco­no­mía es una ta­rea pri­mor­dial pa­ra ter­mi­nar con las de­sigual­da­des, po­ten­ciar el cre­ci­mien­to, el desa­rro­llo y las ca­pa­ci­da­des pro­duc­ti­vas y com­pe­ti­ti­vas de los paí­ses.

Es por ello que la ONU pro­pu­so los Ob­je­ti­vos de Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble (ODS), que pre­ten­den apor­tar en es­te cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co per­du­ra­ble. Los ODS bus­can pro­mo­ver la igual­dad en­tre los se­xos, el em­po­de­ra­mien­to y po­ner fin a to­das las for­mas de dis­cri­mi­na­ción con­tra mu­je­res y ni­ñas. Nues­tro país tam­bién ha he­cho lo pro­pio, y los es­tu­dios rea­li­za­dos con­clu­yen lo mis­mo.

En­ton­ces, se ha­ce im­pe­ra­ti­vo su­mar a la eco­no­mía a quie­nes re­pre­sen­tan a la mi­tad de la po­bla­ción mun­dial. Y en lo que ha si­do mi área de ex­per­ti­se pro­fe­sio­nal (hoy co­mo Se­cre­ta­ria Eje­cu­ti­va APEC Chi­le 2019), es cla­ve au­men­tar la par­ti­ci­pa­ción de nues­tro gé­ne­ro en el co­mer­cio ex­te­rior, pues allí tam­bién exis­ten enor­mes bre­chas. Se­gún las úl­ti­mas ci­fras de la Di­re­con, so­lo el 4,2% del to­tal de empresas con ven­tas al ex­tran­je­ro en 2017 (un 1,5% en tér­mi­nos de va­lor) fue li­de­ra­do por mu­je­res.

Los diag­nós­ti­cos es­tán cla­ros. La in­fluen­cia de las mu­je­res en to­do ám­bi­to tie­ne efec­tos muy po­si­ti­vos. Aho­ra ne­ce­si­ta­mos pa­sar a la ac­ción, da­do que es­ta­mos en un mo­men­to úni­co en nues­tra his­to­ria co­mo mu­je­res.

Otra ex­ce­len­te co­yun­tu­ra, es la rea­li­za­ción del Fo­ro de Coope­ra­ción Eco­nó­mi­ca Asia-Pa­cí­fi­co (APEC) el pró­xi­mo año. Un en­cuen­tro con­for­ma­do por las prin­ci­pa­les eco­no­mías del mun­do, y don­de a Chi­le le to­ca­rá ejer­cer la pre­si­den­cia, es de­cir, li­de­rar la agen­da con la pro­pues­ta de te­mas a dis­cu­tir du­ran­te to­do el año. Ade­lan­to que uno de ellos se­rá ‘Mu­jer y cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co’, lo que mar­ca­rá un hi­to. Por pri­me­ra vez en 30 años, el rol de la mu­jer se­rá un te­ma cen­tral, y que­re­mos que tras­cien­da. Así, im­pul­sa­re­mos el com­pro­mi­so con­jun­to con las otras 20 eco­no­mías pre­sen­tes con la idea de im­ple­men­tar me­di­das que apun­ten, en­tre otros, a in­cre­men­tar la par­ti­ci­pa­ción de la mu­jer en sec­to­res no tra­di­cio­na­les, avan­zar ha­cia la al­fa­be­ti­za­ción digital, me­jo­rar el ac­ce­so al fi­nan­cia­mien­to, me­jo­rar la da­ta pa­ra la im­ple­men­ta­ción de po­lí­ti­cas pú­bli­cas, y tra­ba­jar con el sec­tor pri­va­do en ini­cia­ti­vas que pro­mue­van el em­pren­di­mien­to y nues­tra pre­sen­cia en po­si­cio­nes de li­de­raz­go.

Sin du­da, es­te ti­po de ac­cio­nes trae­rá gran­des be­ne­fi­cios pa­ra nues­tra so­cie­dad en ma­te­ria de cre­ci­mien­to y eco­no­mía, pe­ro el ma­yor lo­gro se­rá apor­tar a la re­duc­ción de la de­sigual­dad y me­jo­rar la in­clu­sión: as­pec­tos fun­da­men­ta­les pa­ra el desa­rro­llo de nues­tro país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.