Uni­dos por el Ar­te y la So­li­da­ri­dad

Francisco Cor­tés y Mae­ba Hin­rich­sen

Caras (Chile) - - PUBLI TENDENCIA -

{En­tre el 4 al 10 de Oc­tu­bre es­ta pa­re­ja de ar­tis­tas ex­pon­drá en la ga­le­ría Ar­te Mar­co}

Ave­ni­da Las Con­des 9765, pi­so 3. Un por­cen­ta­je de la ven­ta de sus obras be­ne­fi­cia­rá a la Fun­da­ción pa­ra la Con­fian­za. Jun­tos des­cu­brie­ron su amor por el ar­te, y de ma­ne­ra au­to­di­dac­ta han ido ex­pe­ri­men­tan­do tan­to en pin­tu­ra co­mo en la es­cul­tu­ra. Pa­ra Mae­ba el ar­te lle­gó a su vi­da co­mo una for­ma de li­be­rar la pe­na y frus­tra­ción que sin­tió cuan­do per­dió a su her­ma­na ha­ce más de quin­ce años. “Pa­sé por mu­chos mo­men­tos de an­sie­dad y un día en­con­tré una te­la de Francisco y co­men­cé a pin­tar­la, fue muy li­be­ra­dor. Me co­nec­té con­mi­go”, re­la­ta. Des­de ese mo­men­to no pa­ró de crear, obras que han cau­ti­va­do a su en­torno y a di­fe­ren­tes pú­bli­cos re­la­cio­na­dos con el ar­te. La ad­mi­ra­ción que sien­te por Ro­ber­to Mat­ta es al­go de lo que ha­bla con ab­so­lu­ta sol­tu­ra, ella lo ad­mi­ra y es un re­fe­ren­te pa­ra su obra. Des­de ha­ce tres años he in­cur­sio­na­do en la es­cul­tu­ra guia­da por su maes­tro Ri­car­do He­rre­ra quien ha si­do un gran apor­te a su for­ma­ción. Su tra­ba­jo fi­gu­ra­ti­vo se ca­rac­te­ri­za por la bús­que­da de una iden­ti­dad per­so­nal, que a tra­vés de di­ver­sos re­cur­sos, téc­ni­cas y estilos, le per­mi­tan pro­fun­di­zar en una se­rie de re­tra­tos de mu­je­res atem­po­ra­les, en don­de la mi­ra­da in­quie­ta y mis­te­rio­sa de sus per­so­na­jes son la cla­ve pa­ra trans­mi­tir, emo­cio­nes y pul­sio­nes de su pro­pia na­tu­ra­le­za fe­me­ni­na. En tan­to Francisco, des­ta­ca­do de­por­tis­ta, fue cam­peón de Chi­le de mo­to­ci­clis­mo, au­to­mo­vi­lis­mo, ski y golf. Des­cu­brió su pa­sión por la es­cul­tu­ra en un via­je al ver una obra que lla­mó su aten­ción por la emo­ción que po­día sen­tir des­de una ma­te­ria­li­dad tan du­ra y fría co­mo la pie­dra. El de­por­te ha si­do su ins­pi­ra­ción: pá­ja­ros gol­fis­tas y es­quia­do­res son par­te de es­ta lú­di­ca co­lec­ción que ge­ne­ra sor­pre­sa y ad­mi­ra­ción a la vez. “Tra­ba­jo con ma­te­ria­les no­bles co­mo pie­dras, fie­rros, co­bre, en­tre otros. A ve­ces vie­ne la idea an­tes de

bus­car los ma­te­ria­les y otras ve­ces encuentro una pie­dra, por ejem­plo, y me ins­pi­ro pa­ra crear al­go nue­vo”, cuen­ta el ar­tis­ta. Am­bos han mos­tra­do su ar­te en di­fe­ren­tes lu­ga­res co­mo Mó­na­co, Lon­dres, Pun­ta del Es­te, Bue­nos Ai­res, Mia­mi, es­te año par­ti­ci­pa­rán de Ch.ACO in­vi­ta­dos por Ou­ting Art Ga­llery su ga­le­ría en Mia­mi. “Siem­pre es­ta­mos via­jan­do y mos­tran­do lo que ha­ce­mos”, di­ce Mae­ba. ¿Cuán­do ve­re­mos sus obras en Chi­le?, esa es la pre­gun­ta que siem­pre les ha­cen sus fa­mi­lias y ami­gos, la bue­na no­ti­cia es que ya hay fe­cha pa­ra su ex­po­si­ción en Chi­le. Co­mo pro­yec­to a un fu­tu­ro cer­cano es­tán tra­ba­jan­do en el ba­rrio Las­ta­rria pa­ra te­ner un es­pa­cio abier­to pa­ra los ar­tis­tas que no tie­nen ac­ce­so a mos­trar su tra­ba­jo en ga­le­rías o sa­las de ar­te, la idea es que to­dos ten­gan la opor­tu­ni­dad de ex­po­ner su tra­ba­jo en un es­pa­cio ade­cua­do.

Ar­te so­li­da­rio

A par­tir del 4 de oc­tu­bre en La Ga­le­ría Ar­te Mar­co po­dre­mos ver es­ta in­tere­san­te ex­po­si­ción: cua­dros y es­cul­tu­ras he­chas con amor, pa­sión y sen­ti­mien­to. Uni­dos por el Ar­te tam­bién cum­pli­rá con un ob­je­ti­vo so­li­da­rio ya que Mae­ba y Francisco de­ci­die­ron do­nar un por­cen­ta­je de la ven­ta de sus obras a la Fun­da­ción pa­ra la Con­fian­za, que di­ri­ge Jo­sé An­drés Mu­ri­llo, que tie­ne co­mo mi­sión cons­truir un mun­do com­pro­me­ti­do con los de­re­chos de ni­ños y niñas, don­de el abu­so con­tra la in­fan­cia sea siem­pre inacep­ta­ble. Es­ta pa­re­ja de ar­tis­tas no so­lo mos­tra­rá su tra­ba­jo al pú­bli­co chi­leno, tam­bién quie­re es­tar y apor­tar, cuan­do los ar­tis­tas involucran a la co­mu­ni­dad pa­ra ma­ni­fes­tar el pen­sa­mien­to del ar­te an­te tan im­por­tan­te preo­cu­pa­ción las ex­po­si­cio­nes tie­nen un va­lor agre­ga­do que nos be­ne­fi­cia a to­dos. Sin du­da, una ex­ce­len­te ini­cia­ti­va que de­be­ría re­pli­car­se en todo ti­po de even­tos.

Amor Cóm­pli­ce

En el ho­gar de Francisco y Mae­ba se res­pi­ra ar­te. Des­de el pa­si­llo de en­tra­da has­ta la te­rra­za, sus paredes y rin­co­nes mues­tran obras que am­bos han rea­li­za­do y que per­mi­te dar cuen­ta del in­ten­so amor que la pa­re­ja tie­ne por el ar­te. “El ar­te nos ha uni­do mu­cho”, di­ce Mae­ba, y cla­ro, en la historia de es­ta pa­re­ja ha sig­ni­fi­ca­do lle­var el amor a otro ni­vel, com­par­tien­do una pa­sión y un es­ti­lo de vi­da que les ha per­mi­ti­do re­co­rrer el mun­do, apren­dien­do y mos­tran­do su ar­te. Pa­ra plas­mar par­te de ese amor y re­co­pi­lar la obra de Francisco, Mae­ba lo sor­pren­dió ha­ce al­gu­nos años con un li­bro de sus es­cul­tu­ras. “Lo más in­creí­ble es que ella hi­zo todo sin que yo me die­ra cuen­ta. Lle­vó mis obras a es­tu­dios pa­ra que las fo­to­gra­fia­ran”, cuen­ta Francisco. Con es­ta anéc­do­ta, la pa­re­ja de­ja en evi­den­cia que el amor y el ar­te han mar­ca­do sus vi­das .

Mae­ba Hin­rich­sen y Francisco Cor­tés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.