TO­DO QUE­DA EN FA­MI­LIA

Caras Especiales (Chile) - - VIAJE AL CORAZÓN -

El po­lo, a di­fe­ren­cia de otras dis­ci­pli­nas, no se ca­rac­te­ri­za por te­ner una nó­mi­na de se­lec­cio­na­dos cla­ra, du­ran­te ca­da com­pe­ten­cia in­ter­na­cio­nal es­to va­ría. El lí­mi­te han­di­cap de ca­da tor­neo es el res­pon­sa­ble de que no siem­pre ten­gas al mis­mo com­pa­ñe­ro al la­do, pe­ro es im­po­si­ble de no­tar­lo en la can­cha. “En Chi­le es­te es un de­por­te chico, to­dos nos co­no­ce­mos y so­mos ami­gos, ve­mos par­ti­dos jun­tos y des­pués co­me­mos unos chu­rras­cos. Es di­fí­cil que te to­que ju­gar con al­guien des­co­no­ci­do”, cuen­ta Max. Un círcu­lo pe­que­ño en torno a los ca­ba­llos que vie­ne des­de la ca­sa. “Uno prác­ti­ca­men­te na­ce en es­to. Mi tío bi­sa­bue­lo, así has­ta mi ma­má y ahí aga­rré jun­to a mi her­mano”, di­ce Ma­rio Sil­va (18). De­fi­ni­ti­va­men­te el am­bien­te fa­mi­liar rei­na en ca­da en­cuen­tro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.