RE­FU­GIO CON SA­BOR A MON­TA­ÑA

Caras Especiales (Chile) - - REFUGIO CON SABOR A MONTAÑA - → Por Vi­via­na Bri­to → Fo­tos Die­go Ber­na­les

Aman­te de la na­tu­ra­le­za y de la vi­da, Fran­cis­co Cor­tés, due­ño y crea­dor de El mon­ta­ñés, siem­pre con una son­ri­sa in­tac­ta, es un hom­bre que trans­mi­te una ener­gía úni­ca y es­pe­cial, qui­zá la que ha re­ci­bi­do to­da su vi­da en uno de los lu­ga­res que más ama y don­de —ase­gu­ra— lo­gra es­tar en con­tac­to con su al­ma: la mon­ta­ña. Un si­tio que des­de ni­ño le ha per­mi­ti­do dis­fru­tar de lo sim­ple y esen­cial de la vi­da. Es por es­to que Fran­cis­co sa­bía que si al­gu­na vez em­pren­día un pro­yec­to se­ría en­tre esos ce­rros.

En 2001 cuan­do sur­gió la idea de abrir un res­to­rán, el lu­gar ele­gi­do fue Par­que de Farellones. El éxi­to fue in­me­dia­to por­que —ade­más de cu­brir la ne­ce­si­dad de en­tre­gar más vi­da a la zo­na— otor­gó un am­bien­te de di­ver­sión y co­mo­di­dad pa­ra quie­nes vi­si­tan la cor­di­lle­ra y quie­ren una ex­pe­rien­cia más gour­met.

Lue­go re­pli­có la idea en La Dehe­sa, don­de en ca­da es­pa­cio: pa­si­llos, co­me­dor, ba­ños es­tá plas­ma­da —en fo­to­gra­fías— la his­to­ria que re­vi­ve los ini­cios de Farellones.

Se tra­ta de un res­to­rán atí­pi­co, co­mo lo des­cri­be su due­ño, y que des­de el 10 de ju­nio abri­rá sus puer­tas tam­bién en La Parva, con una am­plia car­ta, que in­clu­ye des­de desa­yuno has­ta happy hour y que aco­ge por igual a car­ní­vo­ros y ve­ge­ta­ria­nos.

Den­tro de los clá­si­cos es­tán los sánd­wich de lo­mi­to y el po­pu­lar cha­ca­re­ro. Pe­ro pa­ra quie­nes pre­fie­ren mez­clar sa­bo­res, el asa­do de ti­ra con ño­quis es un pla­to que cau­ti­va el pa­la­dar del que lo prue­be. Asi­mis­mo, des­ta­ca el cru­do ca­rac­te­ri­za­do por su sen­ci­llez, pe­ro con un to­que se­cre­to.

La di­ver­si­dad tam­bién lle­ga a sus tragos. Por ejem­plo, el dai­ki­ri ma­ra­cu­yá­fram­bue­sa, que mez­cla lo exó­ti­co con un aro­ma fres­co y sua­ve de am­bos fru­tos. El mo­ji­to arán­dano es otra de las no­ve­da­des con un ca­rac­te­rís­ti­co sa­bor dulce y ori­gi­nal.

Des­pués de una re­pa­ra­do­ra co­mi­da y cuan­do la no­che cae, em­pie­za la fies­ta en Farellones. El res­to­rán da pa­so a una dis­cot­he­que con un am­bien­te ex­clu­si­vo que en­cien­de la nie­ve.

BUE­NA GAS­TRO­NO­MÍA, TRAGOS Y UNA HIS­TO­RIA IM­PER­DI­BLE OFRE­CE ES­TE RES­TO­RÁN, CON UN ES­TI­LO ÚNI­CO, QUE PAR­TIÓ HA­CE MÁS DE UNA DÉ­CA­DA EN FARELLONES.

Mo­ji­to arán­dano.

Fran­cis­co Cor­tés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.