Tot­ti se des­pi­dió de la Ro­ma

El “Ca­pi­tano” re­nun­ció a la po­si­bi­li­dad de ju­gar en clu­bes que po­dían ga­ran­ti­zar­le más éxi­tos y se con­for­mó con un título li­gue­ro, dos Co­pas Ita­lia y dos Su­per­co­pas na­cio­na­les; unas co­ro­nas que él pre­fi­rió cam­biar con el res­pe­to ab­so­lu­to de sus afi­cio­na­do

Centro Deportes - - News -

El histórico ca­pi­tán de la Ro­ma, Fran­ces­co Tot­ti, dis­pu­tó ayer con­tra el Gé­no­va su úl­ti­mo par­ti­do con la ca­mi­se­ta del club ca­pi­ta­lino, a los 40 años, tras 25 cam­pa­ñas en las que de­fen­dió el equi­po de su ciu­dad con­vir­tién­do­se en un sím­bo­lo eterno.

Tot­ti se des­pi­dió de sus afi­cio­na­dos con un emo­ti­vo ac­to or­ga­ni­za­do al fi­na­li­zar el com­pro­mi­so li­gue­ro y ex­pli­có que “la­men­ta­ble­men­te se aca­bó” su ca­rre­ra, des­ta­can­do que se sien­te or­gu­llo­so por ha­ber de­di­ca­do to­da su vi­da de­por­ti­va al club “gia­llo­ros­so”.

El ad­je­ti­vo “único” es una ma­ne­ra efi­caz pa­ra de­fi­nir el tra­yec­to de Tot­ti en el mun­do del fút­bol; un jugador que, a pe­sar de no ha­ber con­quis­ta­do gran­des tro­feos, es uni­ver­sal­men­te re­co­no­ci­do co­mo una leyenda de es­te de­por­te.

El “Ca­pi­tano” en­tró en los ju­ve­ni­les del Ro­ma con 12 años, em­pe­zan­do una ex­pe­rien­cia que du­ró 28 y es uno de los má­xi­mos re­pre­sen­tan­tes del com­pro­mi­so y la en­tre­ga pa­ra un único equi­po, al­go ca­da vez más ra­ro en el fút­bol de hoy en día.

UNO

Tot­ti re­nun­ció a la po­si­bi­li­dad de ju­gar en clu­bes que po­dían ga­ran­ti­zar­le más éxi­tos y se con­for­mó con un título li­gue­ro, dos Co­pas Ita­lia y dos Su­per­co­pas na­cio­na­les; unos tí­tu­los que él pre­fi­rió cam­biar con el res­pe­to ab­so­lu­to de sus afi­cio­na­dos.

Sin em­bar­go, las sa­tis­fac­cio­nes que le fal­ta­ron con su club fue­ron com­pen­sa­das por la vic­to­ria del Mun­dial con la se­lec­ción ita­lia­na en 2006, en un tor­neo en el que fue pro­ta­go­nis­ta con un fun­da­men­tal pe­nal­ti mar­ca­do con­tra Aus­tra­lia en los oc­ta­vos de fi­nal. Es­te es so­lo uno de los mo­men­tos que ca­be re­cor­dar de la ca­rre­ra del ca­pi­tán.

El de­but a los 16 años en 1993, el Scu­det­to (título li­gue­ro) de 2001, el re­cha­zo a una ofer­ta del Real Ma­drid en 2004, la Bo­ta de Oro arre­ba­ta­da al ho­lan­dés del club blan­co Ruud Van Nis­tel­rooy en 2007, fue­ron eta­pas de­ter­mi­nan­tes de la ca­rre­ra de Tot­ti.

IN­CER­TI­DUM­BRE

La ci­ta­da pro­pues­ta del Real Ma­drid de Flo­ren­tino Pé­rez pro­vo­có uno de los po­cos mo­men­tos de in­cer­ti­dum­bre del ita­liano, aun­que al fi­nal pre­fi­rió que­dar­se en la ciu­dad de su vi­da, se­gún ad­mi­tió re­pe­ti­da­men­te el mis­mo jugador.

El cur­so 2006/07 fue el que más sa­tis­fac­cio­nes dio al ita­liano ba­jo el pun­to de vis­ta de las dia­nas, ya que ter­mi­nó el año con 26 go­les en la Se­rie A, lo que le per­mi­tió su­pe­rar a Van Nis­tel­rooy, que se pa­ró en 25 tan­tos.

Pe­ro el ca­pi­tán “ro­ma­nis­ta” se hi­zo del ca­ri­ño de sus hin­chas y del res­pe­to de sus ri­va­les no so­lo por sus mé­ri­tos de­por­ti­vos sino tam­bién por su ma­ne­ra de ser.

Ca­be des­ta­car la intensa ac­ti­vi­dad be­né­fi­ca de Tot­ti, que dio y si­gue dan­do una sig­ni­fi­ca­ti­va apor­ta­ción a va­rias asociaciones que lu­chan con­tra la po­bre­za y que ayu­dan a los ni­ños.

Hay quien sos­tie­ne que la ca­rre­ra de un jugador tie­ne que me­dir­se ex­clu­si­va­men­te con los tí­tu­los que lo­gró con­quis­tar, aun­que Tot­ti de­ci­dió lan­zar­se por otro re­to: ser eternamente fiel al equi­po de la ciu­dad en la que cre­ció.

El ita­liano es glo­bal­men­te re­co­no­ci­do co­mo un sím­bo­lo mun­dial del fút­bol y co­mo uno de los me­jo­res ju­ga­do­res de to­dos los tiem­pos, lo que de­mues­tra que su de­ci­sión es­tu­vo acer­ta­da.

Ten­go mie­do, es­ta vez soy yo quien ne­ce­si­ta su apo­yo. El apo­yo que siem­pre me han da­do. Me que­da­ría otros 25 años. Ser el ca­pi­tán de es­te equi­po ha si­do un ho­nor, mi co­ra­zón es­ta­rá siem­pre con us­te­des

Fran­ces­co Tot­ti

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.