Ra­fael Nadal es­tu­vo in­tra­ta­ble

El es­pa­ñol fir­mó su dé­ci­ma co­ro­na en Ro­land Ga­rros, lue­go de de­rro­tar en la fi­na­lí­si­ma al sui­zo Stan Waw­rin­ka, en un par­ti­do que du­ró un po­co más de dos ho­ras

Centro Deportes - - News -

Ra­fael Nadal con­quis­tó ayer su dé­ci­ma co­ro­na en Ro­land Ga­rros al de­rro­tar al sui­zo Stan Waw­rin­ka en la fi­nal, 6-2, 6-3 y 6-1, en dos ho­ras y cin­co minutos, pa­ra con­ver­tir­se en el pri­mer hom­bre en la his­to­ria que ven­ce diez ve­ces en el mis­mo Grand Slam.

So­lo la aus­tra­lia­na Mar­ga­ret Court, ga­na­do­ra de on­ce Abier­tos de Aus­tra­lia en­tre 1960 y 1973 su­pera la mar­ca del es­pa­ñol, que con la vic­to­ria de hoy me­jo­ró los 9 Wim­ble­don de Martina Na­vra­ti­lo­va en­tre 1978 y 1990.

Nadal, que se ase­gu­ra el nú­me­ro dos del mun­do por vez pri­me­ra des­de oc­tu­bre de 2014, ga­nó en Pa­rís por ter­ce­ra vez en su ca­rre­ra sin ce­der un set, tras ha­ber­lo he­cho en 2008 y 2010 y el que me­nos jue­gos per­dió, 35, la se­gun­da me­jor mar­ca de to­dos los tiem­pos.

Con­tra Waw­rin­ka re­pi­tió exac­ta­men­te el mis­mo mar­ca­do que en el úni­co due­lo que ha­bían man­te­ni­do en Ro­land Ga­rros, en los cuar­tos de fi­nal de 2013.

“dar lo me­jor”, pe­ro re­co­no­ció que cuan­do en­tra en la Phi­lip­pe Cha­trier sus sen­sa­cio­nes “son es­pe­cia­les, di­fí­ci­les de com­pa­rar”. “La fuer­za, la adre­na­li­na que sien­to en es­ta pis­ta es im­po­si­ble de com­pa­rar, es la más im­por­tan­te de mi ca­rre­ra, no lo pue­do des­cri­bir”, afir­mó al bor­de de las lá­gri­mas. Tar­dó al­go Nadal en afi­nar la ma­qui­na­ria, el tiem­po que tu­vo en po­ner a pun­to su ser­vi­cio, los cua­tro pri­me­ros jue­gos del pri­mer set. Pe­ro cuan­do es­tu­vo en­gra­sa­do, el es­pa­ñol fue un tor­be­llino de te­nis que ma­nia­tó los gol­pes de Waw­rin­ka, que por pri­me­ra vez per­dió la fi­nal de un grande, tras ha­ber ga­na­do las tres an­te­rio­res que ha­bía dispu­tado, una de ellas la de 2015 aquí en Pa­rís.

FIR­ME

En pre­sen­cia del rey Juan Car­los en el pal­co de au­to­ri­da­des, el te­nis­ta ma­llor­quín con­si­guió su de­ci­mo­quin­to Grand Slam, con lo que su­pera al es­ta­dou­ni­den­se Pe­te Sam­pras y se que­da a tres del sui­zo Ro­ger Fe­de­rer.

“Es in­creí­ble vol­ver aquí, ga­nar la dé­ci­ma pa­ra mí es muy es­pe­cial, y le doy las gra­cias, es­toy muy emo­cio­na­do, mi fran­cés es muy ma­lo y en es­te mo­men­to no ten­go pa­la­bras, es­toy muy emo­cio­na­do”, di­jo que te­nis­ta que tra­tó de di­ri­gir­se al pú­bli­co en el idio­ma lo­cal.

Nadal ase­gu­ró que en ca­da par­ti­do in­ten­ta

TA­PA­DAS

El hel­vé­ti­co per­dió su im­ba­ti­bi­li­dad en grande y Nadal man­tu­vo la su­ya en la fi­nal de Ro­land Ga­rros, 10 de 10.

El jue­go del es­pa­ñol ro­zó la ex­ce­len­cia que ve­nía de­mos­tran­do a lo lar­go de la quin­ce­na, don­de aca­lló las bo­cas que le da­ban por aca­ba­do tras dos años con­se­cu­ti­vos sin le­van­tar la Co­pa de los Mos­que­te­ros, el pa­sa­do por le­sión y el an­te­rior ba­rri­do por el ser­bio No­vak Djo­ko­vic, el se­gun­do hom­bre que le ba­tía en su tie­rra ba­ti­da pa­ri­sien­se.

Nadal en­ca­de­nó sie­te jue­gos con­se­cu­ti­vos, ce­rró la pri­me­ra man­ga y se co­lo­có con ven­ta­ja en la se­gun­da, 3-0, con lo que se li­mi­tó a man­te­ner su ser­vi­cio y rom­per en el oc­ta­vo pa­ra ce­rrar­la.

Waw­rin­ka, que se fue de­rri­tien­do en la cal­de­ra de la cen­tral, con 31 gra­dos de jus­ti­cia y un pú­bli­co di­vi­di­do en­tre el hel­vé­ti­co, fran­có­fono, y la le­yen­da del tor­neo, que se fue­ron re­par­tien­do los apo­yos de los ca­si 15 mil es­pec­ta­do­res del es­ta­dio.

A par­tir de ese mo­men­to, el sui­zo te­nía an­te sí una mon­ta­ña que es­ca­lar, le­van­tar dos sets al me­jor ju­ga­dor de la his­to­ria en Ro­land Ga­rros en uno de los mo­men­tos más dul­ces que se le re­cuer­da, ple­tó­ri­co de for­ma y de te­nis.

El ma­llor­quín se con­vir­tió en el pri­mer hom­bre en la his­to­ria que ven­ce diez ve­ces en el mis­mo Grand Slam. So­lo la aus­tra­lia­na Mar­ga­ret Court, ga­na­do­ra de on­ce Abier­tos de Aus­tra­lia en­tre 1960 y 1973 su­pera la mar­ca del es­pa­ñol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.