Po­drían con­ver­tir­se en una di­nas­tía

Dos tí­tu­los en tres años pa­ra Gol­den Sta­te. Y el pri­me­ro con­se­gui­do con Du­rant, no de­jan nin­gu­na du­da del gran equi­po en el que se han con­ver­ti­do los Wa­rriors en la NBA

Centro Deportes - - Deportes -

Mien­tras los se­gui­do­res de los Wa­rriors de Gol­den Sta­te vi­ven una au­tén­ti­ca fie­bre de com­pra de to­do ti­po de mer­can­cía re­la­cio­na­da con el se­gun­do tí­tu­lo de cam­peo­nes de la NBA, tam­bién se discute a tra­vés de to­do el país si van ca­mino de ser di­nas­tía.

Por la ex­hi­bi­ción que han da­do du­ran­te los tres úl­ti­mos años, que lo ga­na­ron to­do, ba­tie­ron mar­cas, y só­lo se les es­ca­pó el tí­tu­lo en el 2016 más por fa­llos de ellos mis­mos que de acier­tos de los Ca­va­liers de Cle­ve­land, el con­ven­ci­mien­to ge­ne­ra­li­za­do es que es po­si­ble.

Es­pe­cial­men­te si el nú­cleo del equi­po se man­tie­ne con el en­tre­na­dor Ste­ve Kerr a la ca­be­za jun­to con el ale­ro es­tre­lla Ke­vin Du­rant y el ba­se Step­hen Curry, que aun­que no lo han di­cho pú­bli­ca­men­te si tie­nen una com­pli­ci­dad de bus­car tal ob­je­ti­vo de­por­ti­vo.

“No es el mo­men­to de ha­cer va­lo­ra­cio­nes de fu­tu­ro, lo que sí es im­por­tan­te es que he­mos for­ma­do un gran equi­po, que te­ne­mos una plan­ti­lla ex­cep­cio­nal, una or­ga­ni­za­ción úni­ca y unos afi­cio­na­dos es­pe­cia­les”, des­ta­có Du­rant, des­pués de ha­ber lo­gra­do su pri­mer tí­tu­lo de la NBA y el pre­mio de Ju­ga­dor Más Va­lio­so (MVP).

La lle­ga­da de Du­rant el pa­sa­do ve­rano fue la cla­ve que con­vir­tió a los Wa­rriors en un equi­po que pue­de as­pi­rar a ser di­nas­tía y lo que desee. El pro­pio ale­ro ri­val, la es­tre­lla de los Ca­va­liers, LeB­ron Ja­mes, ad­mi­tió que no era al­go “im­po­si­ble” sino to­do lo con­tra­rio más que “fac­ti­ble”.

“Lo­gra­ron a un ju­ga­dor ex­cep­cio­nal (Ke­vin Du­rant) y han for­ma­do un equi­po mor­tí­fe­ro tan­to en el apar­ta­do in­di­vi­dual co­mo co­lec­ti­vo”, va­lo­ró Ja­mes. “So­lo le pue­des ga­nar si jue­gas un ba­lon­ces­to per­fec­to y ellos en al­gún mo­men­to pier­den la con­cen­tra­ción, sos­tu­vo.

ANI­LLOS

Dos tí­tu­los en tres años pa­ra Gol­den Sta­te. y el pri­me­ro con­se­gui­do con Du­rant, no de­jan nin­gu­na du­da de el gran equi­po en el que se han con­ver­ti­do los Wa­rriors.

“Es­ta­mos ape­nas co­men­zan­do”, de­cla­ró Curry al con­cluir el quin­to par­ti­do de las fi­na­les (129-120) an­te Ca­va­liers. “Es­to es al­go que que­re­mos con­ti­nuar ha­cién­do­lo. Va­lió la pe­na ca­da ti­ro que hi­ci­mos en los en­tre­na­mien­tos, su­peran­do las le­sio­nes que Du­rant su­frió es­te año”, con­tó.

El se­gun­do ani­llo es uno que se sien­te drás­ti­ca­men­te dis­tin­to pa­ra Curry. Es­te fue uno ges­ta­do tras la amar­gu­ra del co­lap­so del año pa­sa­do con­tra Ja­mes y los Ca­va­liers, cuan­do los Wa­rriors sa­bían que debieron sa­lir cam­peo­nes, pe­ro de­ja­ron es­ca­par una ven­ta­ja 3-1 des­pués de ha­ber te­ni­do una tem­po­ra­da de en­sue­ño e his­tó­ri­ca con 73 triun­fos en su ha­ber.

Kerr llo­ró. El ge­ren­te ge­ne­ral de los Wa­rriors, Bob Myers, tam­po­co pu­do evi­tar las lá­gri­mas, al re­sal­tar el que el en­tre­na­dor mo­de­lo pu­do vol­ver al ban­co pa­ra la fi­nal, tras per­der­se 11 par­ti­dos de­bi­do a com­pli­ca­cio­nes de una ci­ru­gía en la es­pal­da a la que se so­me­tió tras la con­quis­ta del tí­tu­lo en 2015.

DI­NE­RO

Lo que sea su­pe­rará los 12 mi­llo­nes que el ba­se se ga­nó en una fa­se fi­nal en la que los Wa­rriors tu­vie­ron mar­ca de 16-1.

Po­nien­do el di­ne­ro y los egos a un la­do, la ar­mo­nía en los Wa­rriors fue la ideal des­de el pri­mer día que Du­rant se pre­sen­tó.

Al co­mien­zo, Curry de­ci­dió ce­der su pro­ta­go­nis­mo, con el fin que Du­rant es­tu­vie­ra a su gus­to. Pe­ro Curry ter­mi­nó car­gan­do al equi­po cuan­do Du­rant cau­só ba­ja por una le­sión en la ro­di­lla du­ran­te el tra­mo fi­nal de la tem­po­ra­da re­gu­lar.

De cual­quier ma­ne­ra, la reali­dad y la cla­ve del triun­fo de los Wa­rriors fue que Curry acep­tó que­dar­se en un se­gun­do plano, sin im­por­tar­le su con­di­ción de ga­na­dor de dos pre­mios con­se­cu­ti­vos de Ju­ga­dor Más Va­lio­so (MVP) de la li­ga y ahí es­tu­vo la cla­ve pa­ra que Gol­den Sta­te se con­vir­tie­se en un equi­po ca­si in­ven­ci­ble y ca­mino de ser una nue­va di­nas­tía.

La lle­ga­da de Du­rant el pa­sa­do ve­rano fue la cla­ve que con­vir­tió a los Wa­rriors en un equi­po que pue­de as­pi­rar a ser di­nas­tía y lo que desee.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.