Va­len­tín se con­sa­gra en el Jiu–jitsu na­cio­nal

El de­por­tis­ta que ha bri­lla­do en di­fe­ren­tes ci­tas pre­pa­ra los tor­neos den­tro del plano lo­cal du­ran­te el se­gun­do se­mes­tre, don­de bus­ca­rá con­sa­grar­se pa­ra ir con más ex­pe­rien­cia al Mun­dial del pró­xi­mo año

Centro Deportes - - Jugadas de la semana - Cris­tián Que­za­da

El Jiu-jitsu ha si­do uno de los de­por­tes más lla­ma­ti­vos y que ha ga­na­do más te­rreno den­tro de los sa­lo­nes en que se prac­ti­can las ar­tes mar­cia­les. Va­len­tín Díaz es uno de los ex­po­nen­tes que ha bri­lla­do so­bre­ma­ne­ra gra­cias a las in­ten­sas ru­ti­nas y exi­gen­tes en­tre­na­mien­tos dia­rios.

Los es­fuer­zos traen re­com­pen­sa, y pa­ra es­te tal­quino ha si­do así, pues ha ga­na­do com­pe­ten­cias na­cio­na­les, sien­do destacado en su ca­te­go­ría, tan­to así que ob­tu­vo bue­nos re­sul­ta­dos en la cu­na de es­te de­por­te, Bra­sil, don­de se reali­zó el Mun­dial de la es­pe­cia­li­dad.

Fue­ron más de dos me­ses de in­ten­sa pre­pa­ra­ción, ba­jo la mi­ra­da de su pro­fe­sor Ro­dri­go Bra­vo y la ayu­da de Ro­cian Gracie Jr., los que ter­mi­na­ron dán­do­le el me­jor fru­to al lu­cha­dor mau­lino al que­dar­se con el ter­cer lu­gar de su ca­te­go­ría (100 kg).

MO­DO

El tal­quino ha sa­bi­do lu­char y triun­far a mo­do per­so­nal, con fal­tas de re­cur­sos en equi­pa­mien­to, y de­bien­do con­se­guir­se es­pa­cios pa­ra rea­li­zar sus en­tre­na­mien­tos y to­can­do puer­tas pa­ra ir en bus­ca de ayu­da, la que ne­ce­si­ta pa­ra cu­brir los gas­tos que sig­ni­fi­ca ser par­te de los di­fe­ren­tes cer­tá­me­nes na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les.

El cré­di­to lo­cal, de 37 años, des­ta­có en la se­rie “Mas­ter 2 Sú­per Pe­sa­do”, y ac­tual­men­te se en­cuen­tra en la po­si­ción N°269 del rán­king mun­dial.

Los lo­gros que ha te­ni­do el tal­quino y re­pre­sen­tan­te na­cio­nal en di­fe­ren­tes tor­neos a ni­vel mun­dial, lo han lle­va­do a com­pe­tir con los me­jo­res de su ca­te­go­ría, pe­ro, to­do es­to es por mé­ri­tos pro­pios, ya que es­te de­por­te no es fi­nan­cia­do por las em­pre­sas pri­va­das y tam­po­co por las au­to­ri­da­des, pe­se al éxi­to de va­rios de­por­tis­tas de la zo­na.

Va­len­tín Díaz se re­fi­rió a la ex­pe­rien­cia que tu­vo en el plano in­ter­na­cio­nal, se­ña­lan­do que “siem­pre qui­se par­ti­ci­par fue­ra del país, co­no­cer Bra­sil y com­pe­tir con los me­jo­res de la es­pe­cia­li­dad. Es­te ter­cer lu­gar es un lo­gro gran­de por­que te­ner un po­dio en es­te ti­po de com­pe­ten­cias es al­go muy di­fí­cil, pe­ro que me mo­ti­va a se­guir por es­ta mis­ma sen­da”, afir­mó.

RE­LA­CIÓN

En re­la­ción a los ri­va­les, el lu­cha­dor di­jo que a es­te ti­po de even­tos “lle­gan los me­jo­res a ni­vel mun­dial, por eso qui­se ir a com­ba­tir. Son ri­va­les muy fuer­tes, muy téc­ni­cos, es muy ra­ro que se equi­vo­quen. Hay que te­ner mu­cho cui­da­do al desa­rro­llar un com­ba­te con ellos, son muy ague­rri­dos y com­pe­ti­ti­vos, con un es­ta­do fí­si­co in­creí­ble”.

Las raí­ces de es­te de­por­te na­cen en Ja­pón y por la ma­si­fi­ca­ción de las ar­te mar­cia­les, un maes­tro lle­gó a Bra­sil, tras una deu­da que te­nía el asiá­ti­co, de­ci­dió pa­gar con el co­no­ci­mien­to que te­nía con es­ta ac­ti­vi­dad des­co­no­ci­da. La fa­mi­lia Gracie (bra­si­le­ña), fue la que co­no­ció es­ta dis­ci­pli­na a tra­vés del maes­tro ja­po­nés, la cual fue adap­ta­da a las ca­pa­ci­da­des, don­de abar­ca una va­rie­dad am­plia de sis­te­mas de com­ba­tes mo­der­nos.

Es­te de­por­te se di­vi­de en cin­co ni­ve­les, los cua­les son: Cin­tu­rón blan­co (no­va­to), Azul, Ro­cha, Ca­fé, y Negro. Pa­ra su­bir de ca­te­go­ría re­quie­re de dos años de com­pe­ten­cia y pre­pa­ra­ción, pa­ra lle­gar al má­xi­mo cin­tu­rón negro. Lo an­te­rior, lo con­si­guen los ex­po­nen­tes lue­go de 10 años eje­cu­tan­do el de­por­te.

Por úl­ti­mo, Díaz hi­zo un lla­ma­do a las em­pre­sas y a las au­to­ri­da­des pa­ra po­der re­ci­bir más apo­yo y así se­guir com­pi­tien­do al más al­to ni­vel en es­ta dis­ci­pli­na. “No re­ci­bí nin­gún aus­pi­cio pa­ra es­te tor­neo in­ter­na­cio­nal, no tu­ve nin­gún ti­po de ayu­da. Así y to­do pu­de te­ner un buen resultado. Es­toy en bus­ca de aus­pi­cia­do­res. En es­te ti­po de tor­neos se va mu­cho di­ne­ro, así que el que quie­ra ayu­dar­me me pue­de con­tac­tar al +56973084226, mi te­lé­fono ce­lu­lar”, fi­na­li­zó.

Me­ses pre­pa­rán­do­se, con en­tre­na­mien­tos de al­to ren­di­mien­to, son par­te de la ru­ti­na de es­te ex­po­nen­te.

El po­dio in­ter­na­cio­nal lo con­sa­gró co­mo uno de los me­jo­res en su ca­te­go­ría.

El ex­po­nen­te tal­quino lo­gró con­quis­tar la me­da­lla de oro en el plano na­cio­nal.

Va­len­tín ha lle­ga­do a com­pe­tir en el más al­to ni­vel mun­dial.

La exi­gen­cia eco­nó­mi­ca po­dría de­jar­lo fue­ra de com­pe­ten­cia, ya que el de­por­tis­ta no cuen­ta con ayu­da de au­to­ri­da­des ni em­pre­sas pri­va­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.