El “Ha­cha” Ma­ren­tis tie­ne las me­tas ser un re­fe­ren­te nacional del kick

A sus 27 años, Ni­co­lás pre­ten­de se­guir con­si­guien­do la ex­pe­rien­cia y el co­no­ci­mien­to ne­ce­sa­rio pa­ra con­sa­grar­se en el me­dio lo­cal y lue­go po­si­cio­nar­se de bue­na for­ma en el ám­bi­to internacional. Pa­ra es­te 2018, los ob­je­ti­vos no son po­cos en lo de­por­ti­vo y

Centro Deportes - - Noticias - Félix Ruiz

Co­mo buen li­na­ren­se Ni­co­lás Ig­na­cio Ma­ren­tis Arria­ga­da par­tió en el mun­do del de­por­te prac­ti­can­do vó­lei­bol, dis­ci­pli­na que siem­pre ha te­ni­do un se­mi­lle­ro im­por­tan­te en Li­na­res, que es prác­ti­ca­men­te la ca­pi­tal de es­ta dis­ci­pli­na. Eso fue en­tre los 11 y los 21 años. Sin em­bar­go, a los 13 años se dio cuen­ta que te­nía otra pa­sión dis­tin­ta a es­ta dis­ci­pli­na, que era el kickboxing, aun­que lo ha­cía a es­con­di­das an­te la ne­ga­ti­va fa­mi­liar. Es un de­por­te en el cual se mez­clan las téc­ni­cas de lu­cha o com­ba­te del bo­xeo con las de al­gu­nas ar­tes mar­cia­les co­mo el ka­ra­te. Son pe­leas de tres rounds de dos mi­nu­tos con uno de des­can­so en el ca­so de la se­rie se­mi-pro­fe­sio­nal, mien­tras que en el plano pro­fe­sio­nal son tres mi­nu­tos de com­ba­te en esos tres rounds. Se tra­ta de una es­pe­cia­li­dad que se pue­de prac­ti­car en el as­pec­to com­pe­ti­ti­vo, de­fen­sa per­so­nal o bien co­mo una for­ma de ha­cer de­por­te.

INI­CIO

En un ini­cio, el ex­po­nen­te del Mau­le Sur en­tre­na­ba y se pre­pa­ra­ba so­lo, ade­más de ver vi­deos pa­ra ad­qui­rir ma­yor co­no­ci­mien­to. Fue así co­mo se fue me­tien­do de lleno en es­to. Lue­go fue di­ri­gi­do por Alfonso Muñoz en la Vi­lla San Am­bro­sio. Gra­cias a su tem­pe­ra­men­to, sus ob­je­ti­vos claros y a su afi­ción ha po­di­do mantenerse en un óp­ti­mo ni­vel. Des­de pe­que­ño so­lo pen­sa­ba en el kickboxing, en to­do ho­ra­rio, has­ta en el co­le­gio, in­clu­so an­da­ba tra­yen­do los guan­tes pa­ra me­dir­se con otros com­pa­ñe­ros o alum­nos de otros cur­sos. En su pa­sa­da uni­ver­si­ta­ria man­tu­vo esa tra­di­ción, ya que emi­gró a Vi­ña del Mar, ciu­dad en la que con­ti­nuó con su pa­sión, al su­mar­se a un gru­po de de­por­tis­tas, quie­nes for­ma­ron una es­pe­cie de club de la pe­lea. Tras eso, re­tor­nó a su na­tal Li­na­res pa­ra ini­ciar nue­vos pro­yec­tos per­so­na­les, aun­que en 2016 op­tó por cum­plir su an­he­lo de desa­rro­llar­se en el kickboxing, ya que las con­di­cio­nes siem­pre las tu­vo, ade­más del ham­bre de triun­fo y de la per­so­na­li­dad que lo ha lle­va­do a te­ner gran­des re­sul­ta­dos. Los de­por­tis­tas, tal co­mo lo es Ni­co­lás Ma­ren­tis, de­ben ser am­bi­cio­sos, no con­for­mar­se con po­co. Y en gran me­di­da eso tie­ne que ver con la con­fian­za y con el te­ma psi­co­ló­gi­co, que va de la mano con el as­pec­to téc­ni­co, tác­ti­co y de­por­ti­vo.

VI­TAL

Es vi­tal que se va­yan per­fec­cio­na­do y ad­qui­rien­do ma­yor ex­pe­rien­cia pa­ra me­jo­rar y afron­tar nue­vas com­pe­ten­cias. Por aho­ra, en es­ta dis­ci­pli­na se man­tie­ne in­vic­to, con­ta­bi­li­zan­do sie­te pe­leas a lo lar­go de su ca­rre­ra. Pro­duc­to de su pe­ga­da, lo apo­da­ron el “Ha­cha”, ya que sus gol­pes son fuer­tes, cer­te­ros y efec­ti­vos, lo que le ha va­li­do pa­ra ser re­co­no­ci­do en­tre sus pa­res a ni­vel nacional. Pe­se a ello, las am­bi­cio­nes son mu­chas, no so­la­men­te se quie­re que­dar con lo efec­tua­do has­ta la ac­tua­li­dad, sino que va por más. “Mi ob­je­ti­vo es ga­nar los Jue­gos Pa­na­me­ri­ca­nos que se rea­li­za­ran en Cancún en el mes de oc­tu­bre, cer­ta­men al que es­toy prác­ti­ca­men­te cla­si­fi­ca­do a fal­ta de dos fe­chas, pe­ro co­mo, al pa­re­cer, no hay ri­va­les me que­da­ría con ese cu­po. Bra­sil, Co­lom­bia y Pe­rú son paí­ses que cuen­tan con ex­po­nen­tes po­de­ro­sos y que es­tán den­tro de los que me in­tere­sa ven­cer y en­fren­tar­los”, di­jo el li­na­ren­se. La ru­ti­na de en­tre­na­mien­to in­di­ca que son dos se­sio­nes dia­rias, las que tra­tan de acon­di­cio­na­mien­to fí­si­co, mus­cu­la­ción y car­dio­vas­cu­lar por la ma­ña­na y en la tar­de so­la­men­te el te­ma téc­ni­co- tác­ti­co, se­gún men­cio­nó.

VE­LA­DA

Du­ran­te la tem­po­ra­da pa­sa­da, el cré­di­to lo­cal se im­pu­so en el tor­neo nacional de con­tac­to pleno, más bien en ju­lio, en Lo Prado, San­tia­go. Fue un com­ba­te pac­ta­do a tres rounds, ven­cien­do a un cré­di­to lo­cal por no­caut. Des­pués de esa gran pre­sen­ta­ción, la otra pe­lea que tu­vo fue la que se desa­rro­lló en el Gim­na­sio “Ig­na­cio Ca­rre­ra Pin­to” de Li­na­res. An­te un gran mar­co de pú­bli­co, Ni­co­lás Ma­ren­tis se vio las ca­ras an­te Jos­hua “Bú­fa­lo” Re­yes de Con­cep­ción, quien fue cam­peón sud­ame­ri­cano en el año 2016, lo que gra­fi­ca que es un com­pe­ti­dor de pri­mer ni­vel al de­jar la vic­to­ria en ca­sa tam­bién con un no­caut y an­te su gen­te. “Fue una gran no­che, fue un sue­ño pe­lear en Li­na­res y an­te más de mil 800 per­so­nas. Fui apo­ya­do por mi madre, mis fa­mi­lia­res, ami­gos y ade­más con­té con el gran apo­yo del al­cal­de Ma­rio Me­za al con­cre­tar es­ta ac­ti­vi­dad de gran ni­vel, con­tan­do con pan­ta­lla gi­gan­te, un so­ni­do de pri­mer ni­vel, digno de un even­to de­por­ti­vo”, co­men­tó.

OB­JE­TI­VOS

Ni­co­lás vi­ve, res­pi­ra, co­me kickboxing. Y eso lo de­mues­tra en sus pa­la­bras, en su ma­ne­ra de ser y en có­mo ve la vida. De he­cho, com­pa­ra es­te de­por­te con la vida, ya que ca­da per­so­na de­be lu­char pa­ra con­se­guir las me­tas per­so­na­les. Es por eso que den­tro de sus ob­je­ti­vos es­tá pe­lear un tí­tu­lo sud­ame­ri­cano, pe­ro sa­be que pa­ra eso de­be de­jar mu­cho de la­do, pa­ra dar­le ma­yor én­fa­sis a es­tos sue­ños, pre­pa­rán­do­se tam­bién men­tal­men­te pa­ra es­te desafío. Es un ca­mino lar­go, pe­ro que se acor­ta por sus ga­nas y por el de­seo de su­pera­ción. “Sien­to que no he ga­na­do na­da, por eso quie­ro ir por lo­gros ma­yo­res. De­ci­dí en­tre­nar con el ac­tual cam­peón mun­dial, Iván “El Te­rri­ble” Ga­laz, quien es de San­tia­go. Me co­mu­ni­qué con él y me aco­gió de bue­na for­ma, así que via­jo una vez por se­ma­na a en­tre­nar a la ca­pi­tal con la fi­na­li­dad de pre­pa­rar­me pa­ra los si­guien­tes com­pro­mi­sos”, in­di­có el ex­po­nen­te li­na­ren­se de 27 años, que el 13 de ma­yo via­ja a Tai­lan­dia a per­fec­cio­nar­se y a com­pe­tir.

ES­CUE­LAS

A la par de sus en­tre­na­mien­tos y com­pe­ten­cias, rea­li­za ta­lle­res de kickboxing en dis­tin­tos es­ta­ble­ci­mien­tos edu­ca­cio­na­les mu­ni­ci­pa­li­za­dos de Li­na­res, don­de en­tre­ga los co­no­ci­mien­tos bá­si­cos a los alum­nos que es­tán en in­tere­sa­dos en apren­der al­go más de es­ta dis­ci­pli­na. “Ade­más de es­tas actividades efec­túo las cla­ses de kickboxing en el Gim­na­sio Energy Li­na­res, don­de tam­bién me pre­pa­ro, lo mis­mo que mis alum­nos, los que tam­bién es­tán co­men­zan­do su ca­rre­ra de­por­ti­va, ya que que­re­mos que Li­na­res sea una co­mu­na re­co­no­ci­da por te­ner gran­des lu­cha­do­res”, ce­rró. El fruto del tra­ba­jo y la cons­tan­cia ha lle­va­do a es­te mau­lino a mantenerse in­vic­to en es­ta es­pe­cia­li­dad, pe­ro su sue­ños y an­he­los son ma­yo­res al te­ner en men­te desafíos a ni­vel internacional. Aho­ra to­do de­pen­de­rá de es­te li­na­ren­se de gran­des con­di­cio­nes, cua­li­da­des y tre­men­da ac­ti­tud, al ir de fren­te sin im­por­tar el ri­val.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.