LA CO­MU­NI­CA­CIÓN Y FÚT­BOL

Centro Deportes - - News - Héc­tor Es­pi­no­sa Pe­rei­ra * (*) Pro­fe­sor de Edu­ca­ción Fí­si­ca Téc­ni­co de fút­bol Chi­le Di­plo­ma­do en Ges­tión Edu­ca­cio­nal

La Co­mu­ni­ca­ción en el fút­bol es un fac­tor cen­tral en los pro­ce­sos de in­ter­ac­ción de las per­so­nas; en­tre la par­te di­ri­gen­cial y los ciu­da­da­nos, en­tre los ju­ga­do­res y el cuer­po téc­ni­co, en­tre los ju­ga­do­res y los hin­chas, in­clu­si­ve en­tre el cuer­po téc­ni­co, con los hin­chas y ob­via­men­te en­tre los ju­ga­do­res y la pe­lo­ta. Es­ta co­mu­ni­ca­ción es vi­tal pa­ra los re­sul­ta­dos. En ese sen­ti­do, la co­mu­ni­ca­ción en Ran­gers de Tal­ca, es cla­ro que se ha da­do con me­jo­res re­sul­ta­dos ju­gan­do de vi­si­ta que de lo­cal, don­de los triun­fos se do­blan ju­gan­do de fo­rá­neo, sien­do el Es­ta­dio Fis­cal un lu­gar don­de los equi­pos vi­si­tan­tes en es­te tor­neo han ve­ni­do a que­dar­se con los triun­fos, a di­fe­ren­cia de dé­ca­das pa­sa­das, en la que el re­cin­to tal­quino era muy di­fí­cil de ba­tir. Si bien el ob­je­ti­vo de la di­ri­gen­cia a co­mien­zo de año fue ha­cer una ba­se pa­ra el pró­xi­mo, la ilu­sión del hin­cha siem­pre ha si­do que el equi­po el año 2019 es­té en la Pri­me­ra “A” y es ló­gi­co, con­si­de­ran­do que, si a es­te buen fun­cio­na­mien­to se le agre­ga­ran tres re­sul­ta­dos po­si­ti­vos que no se han te­ni­do co­mo lo­cal, Ran­gers es­ta­ría me­ti­do en po­si­ción de li­gui­lla por el as­cen­so. Sin em­bar­go la du­ra de­rro­ta del fin de se­ma­na de­jó ca­si sin op­ción a Ran­gers y agu­di­zó más su pro­bel­mas, co­mo lo­cal. Eso nos de­mues­tra que el fút­bol es un mis­te­rio inexo­ra­ble que no di­la­ta la eje­cu­ción. Cla­ro ha que­da­do con los 19 cam­bios de téc­ni­cos que ha te­ni­do la Pri­me­ra Di­vi­sión y los 20 de la “B”, lo que de­mues­tra que los ob­je­ti­vos no se han cum­pli­do de acuer­do a sus pla­nes y pro­gra­mas que se com­pro­me­tie­ron al ini­cio del cam­peo­na­to (de­be­res no cum­pli­dos). A lo lar­go del año en los par­ti­dos del equi­po pi­du­cano, co­mo lo­cal, se ob­ser­va an­sie­dad que se ma­ni­fies­ta an­te una si­tua­ción so­cial muy es­pe­cí­fi­ca, en la reali­dad de jue­go de los di­fe­ren­tes par­ti­dos, lo cual re­du­ce la “efec­ti­vi­dad co­mu­ni­ca­cio­nal” y lo que im­pi­de que se des­plie­gue en for­ma po­si­ti­va las ca­pa­ci­da­des ex­pre­si­vas po­ten­cia­les de los ju­ga­do­res. El pro­gre­so de un equi­po es la con­se­cuen­cia del pro­gre­so de ca­da uno de sus in­te­gran­tes, don­de el éxi­to de un en­tre­na­dor no es­tá en lo que con­si­de­re su ver­dad, sino en su po­der de per­sua­sión don­de el co­no­ci­mien­to da de­re­cho a man­dar y te­ner la fór­mu­la ade­cua­da pa­ra con­ver­tir los con­flic­tos en opor­tu­ni­da­des y tam­bién de me­jo­ra­mien­to de la co­mu­ni­ca­ción que de­be­ría ser una de las ha­bi­li­da­des que ten­drían que po­seer to­dos los lí­de­res de or­ga­ni­za­cio­nes. Ca­da uno de los par­ti­dos en dispu­ta de­be te­ner un va­lor agre­ga­do y fun­da­men­tal pa­ra los ro­ji­ne­gros en es­tas po­cas fe­chas que que­dan, don­de el equi­po de­be su­bir el ren­di­mien­to co­mo lo­cal y man­te­ner los re­sul­ta­dos de vi­si­ta. En es­te pe­rio­do, se de­be uni­fi­car to­da la fuer­za y bus­car la co­mu­ni­ca­ción que de­be ha­ber en­tre la pe­lo­ta y el ju­ga­dor, te­nien­do co­mo pun­to de vis­ta que el me­jor ju­ga­dor es aquel que pue­de re­la­cio­nar­se con to­dos sus com­pa­ñe­ros, don­de de­ben exis­tir lí­de­res, por­que un equi­po sin lí­der es lo mis­mo que un cuer­po sin al­ma. En es­tas úl­ti­mas fe­chas, los ju­ga­do­res de­ben te­ner un res­pe­to ha­cia la ins­ti­tu­ción, el hin­cha, so­cio, sim­pa­ti­zan­te, di­ri­gen­tes y prin­ci­pal­men­te a ellos. Las deu­das en el fút­bol so­lo se sal­dan de una so­la for­ma que es ga­nar, por­que “el triun­fo pa­ga to­das las deu­das”. El fút­bol es la len­gua uni­ver­sal de to­das las ra­zas y si lo­gra­mos una bue­na co­mu­ni­ca­ción en­tre pe­lo­ta y ju­ga­dor, ten­dre­mos un buen en­ten­di­mien­to, res­pe­to, com­pro­mi­so, en­tre­ga, dia­lo­go y si és­ta la apli­ca­mos al fút­bol en sus as­pec­tos téc­ni­cos, tác­ti­cos, es­tra­té­gi­cos, si­co­ló­gi­cos y fí­si­cos, po­de­mos de­cir que ten­dre­mos ale­gría y re­sul­ta­dos po­si­ti­vos que es lo que ne­ce­si­tan los aman­tes del fút­bol, aque­llos que es­pe­ran se­ma­na a se­ma­na ver a sus co­lo­res triun­far.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.