LO­VE P&R

CON­SE­JOS DE RO­DRI­GO DE AL­BA, NUES­TRO EX­PER­TO EN CON­DUC­TA MAS­CU­LI­NA.

Cosmopolitan (Chile) - - Sexy Love -

P Al ini­cio de mi po­lo­leo to­do era pa­sión y ma­ri­po­sas en el es­tó­ma­go, pe­ro de un tiem­po a la fe­cha las cosas se en­fria­ron. ¿Qué nos es­tá pa­san­do? ¿Se nos ter­mi­nó el amor?

No, res­pi­ra, no se aca­bó, so­lo pa­sa­ron a otra eta­pa, una en la que, qui­zás, no sean de­vo­ra­dos por las lla­mas de la pa­sión, pe­ro eso no tie­ne por qué ser el fin. Se­gún los ex­per­tos, en los pri­me­ros me­ses del ro­man­ce tu ce­re­bro re­ci­be una des­car­ga de hor­mo­nas que ha­cen que li­te­ral­men­te es­tés lo­ca de de­seo…

Pe­ro no po­de­mos re­ci­bir ese cóc­tel pa­ra siem­pre, y es en­ton­ces cuan­do ge­ne­ra­mos otras sus­tan­cias que tie­nen que ver con el ape­go y la com­pli­ci­dad.

Ten­go que dar­les al­go de ra­zón a tus ami­gas. Me ex­pli­co: la reali­dad es que en es­te ti­po de apli­ca­cio­nes la ma­yo­ría de los usua­rios bus­can se­xo, no un po­lo­leo. ¿La prue­ba? En Tin­der eres ca­li­fi­ca­da por tu fí­si­co, y al­go se­rio va más allá de eso. Sí, hay al­gu­nas his­to­rias de éxi­to, pe­ro son es­ca­sas y pa­re­cen le­yen­das ur­ba­nas. Mi con­se­jo es que re­gre­ses a los mé­to­dos tra­di­cio­na­les pa­ra en­con­trar pa­re­ja, es­toy se­gu­ro de que tus besties de­ben te­ner un ami­go, pri­mo o ve­cino al que te pue­den pre­sen­tar. Ex­plo­ra el mun­do real, sin du­da al­gu­na, es­te te sor­pren­de­rá.

MIS ÚL­TI­MAS RE­LA­CIO­NES HAN SI­DO UN FRA­CA­SO; MIS AMI­GAS DI­CEN QUE ES MI CUL­PA POR BUS­CAR AMOR EN TIN­DER, ¿TÚ QUE OPINAS?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.