MA­TRI­MO­NIOS Y SÉ LA IN­VI­TA­DA TOP

Cosmopolitan (Chile) - - Cosmolife -

Eli­ge bien a tu acom­pa­ñan­te. Lo úni­co que quie­res ese día es pa­sar­lo bien jun­to a tus ami­gos o fa­mi­lia­res, por lo tan­to, eli­ge a al­guien que co­noz­cas bien, pa­ra que no ten­gas que cui­dar­lo ni ha­cer­te car­go de él.

Lu­ce in­creí­ble. Es un día im­por­tan­te y tu ami­ga se preo­cu­pó de que to­do luz­ca per­fec­to, por eso de­bes es­tar a la al­tu­ra de su ce­le­bra­ción.

Iden­ti­fi­ca a los sol­te­ros. Ellos es­ta­rán sen­ta­dos so­los en la par­te de atrás du­ran­te la ce­re­mo­nia. Pre­sén­ta­te du­ran­te la ho­ra del cóc­tel, mien­tras pi­des una co­pa de es­pu­man­te y lo in­vi­tas a bai­lar. Ade­más, no hay na­da más hot que co­no­cer a al­guien en un ma­tri­mo­nio, ¿cier­to?

To­ma con hu­mor a los pretendientes. En un ma­tri­mo­nio, hay ve­ces que la no­via tra­ta de em­pa­re­jar­me con el tí­mi­do ami­go de su ma­ri­do. En otro, los pa­pás se las dan de Cu­pi­do. Y no tie­ne na­da de ma­lo so­lo un bai­le, ¿quién sa­be? Qui­zá co­no­ces a al­guien sim­pá­ti­co y que va­le la pe­na.

En­cien­de la pis­ta de bai­le. Es­te es tu lu­gar pa­ra bri­llar, es­pe­cial­men­te si te to­có una me­sa con des­co­no­ci­dos. En un ma­tri­mo­nio, a ve­ces la mú­si­ca es­tá tan bue­na, que no te vas a sen­tar en to­da la no­che y pue­des lu­cir­te en el vi­deo de los no­vios. (¿Quie­res sal­tar­te el len­to? So­lo ve por un tra­go más a la ba­rra).

Ayu­da a la no­via. Al con­tra­rio de los in­vi­ta­dos que es­ta­rán amon­to­na­dos en la ba­rra, tú te pue­des en­fo­car en la no­via. Si la ves es­tre­sa­da, llé­va­le un tra­go. Si es­tá bai­lan­do so­la, acom­pá­ña­la. Qui­zá tie­nes que ayu­dar­la a sa­car­se el cor­set a las 3.30 a.m. en el ba­ño. Y te sen­ti­rás me­jor ayu­dan­do a tu ami­ga en es­te día tan im­por­tan­te, en vez de es­tar sen­ta­da en una es­qui­na co­mien­do tor­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.