—Pen­san­do en ca­sos co­mo el de Mar­tín La­rraín o Se­bas­tián Dá­va­los ¿la crí­ti­ca ha­cia el sis­te­ma ten­drá que ver más con la igual­dad an­te la ley y no só­lo con la “puer­ta gi­ra­to­ria”?

Diario UNAB - - Alumni Unab -

—Si exis­ten per­so­nas de cla­ses pri­vi­le­gia­das que re­sul­tan be­ne­fi­cia­das por la ley, ver­sus, otras per­so­nas que no tie­nen las mis­mas con­di­cio­nes y a ellas se les apli­ca to­do el pe­so de la ley, la gen­te se sen­ti­rá in­de­fen­sa y en des­ven­ta­ja. Eso ofen­de y due­le al co­mún de las per­so­nas, crea un sen­ti­mien­to de des­pro­tec­ción del Es­ta­do. Ade­más, nues­tra Cons­ti­tu­ción ga­ran­ti­za la igual­dad an­te la ley, no hay per­so­nas pri­vi­le­gia­das, por lo que no es­tá per­mi­ti­do un tra­to di­fe­ren­te. Aho­ra, no po­dría opi­nar so­bre lo que ha­ga un fis­cal a la ho­ra de de­ci­dir si for­ma­li­za o no for­ma­li­za a un “hi­jo de”, por­que es al­go que veo des­de afue­ra y no ten­go los an­te­ce­den­tes pa­ra dar una opi­nión res­pon­sa­ble. ex­tran­je­ro, yo ele­gí el cur­so de pre­ven­ción de la co­rrup­ción en los sec­to­res pú­bli­co y pri­va­do, en la Uni­ver­si­dad Cas­ti­lla-La Man­cha, en To­le­do, Es­pa­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.