Li­ber­tad y te­mor

El Centro - - Epicentro -

Li­ber­tad, te­mor y ho­mo­se­xua­li­dad van de la mano. So­lo fal­ta dar una vuel­ta por la pla­za de cual­quier co­mu­na o ciu­dad, y va­mos a po­der ob­ser­var a di­fe­ren­tes gru­pos so­cia­les des­de la cla­se al­ta a la más ba­ja. Los que nun­ca fal­tan y por na­da se au­sen­tan son el gru­po de vie­jos cahui­ne­ros que no pa­ran de cri­ti­car la vi­da de los de­más. Se que­jan de que la ju­ven­tud to­ma mu­cho, de que fu­ma mu­cho, etc. Pe­ro, lo que ellos no pue­den su­pe­rar es su enor­me te­mor por ver a una pa­re­ja ho­mo­se­xual, al­gu­nos los juz­gan por­que a los ojos de Dios no es co­rrec­to.

Es gra­cio­so, por­que ellos los juz­gan con la pa­la­bra de al­guien que no se sa­be si exis­tió, que la ba­se de su pa­la­bra es el amor y ca­ri­dad, ellos mis­mos se que­jan de que cuan­do se vuel­ven vie­jos pier­den li­ber­tad, pe­ro no les gus­ta la li­ber­tad de los de­más de po­der es­tar con quien uno quie­ra.

Lo que ellos quie­ren es una li­ber­tad con re­glas, que si no las cum­ples, eres un en­fer­mo, re­bel­de, gro­se­ro, e in­cons­cien­te con la so­cie­dad.

Se­bas­tián An­drés So­to Ver­de­jo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.