Con Pla­ta se com­pran Hue­vos

El Centro - - Epicentro - Víc­tor Hu­go Ruiz Rojas (*)

Es­ta­mos cer­ca del tér­mino de las cam­pa­ñas elec­to­ra­les pre­si­den­cia­les, par­la­men­ta­rias (se­na­do­res só­lo pa­ra re­gio­nes im­pa­res) y de con­se­je­ros re­gio­na­les. He­mos es­ta­do es­cu­chan­do y vien­do cua­les son las pro­pues­tas de unos y de otros con la in­ten­ción de cap­tar nues­tro vo­to.

Des­de fue­ra de la po­lí­ti­ca mis­ma, si nos ima­gi­na­mos que el Es­ta­do es una em­pre­sa co­mo cual­quier otra o co­mo un ho­gar, en don­de se tie­nen vi­sio­nes de su fu­tu­ro, no es di­fí­cil dar­se cuen­ta que gran par­te de esas vi­sio­nes, en un mun­do ac­tual, se re­la­cio­nan con la ca­pa­ci­dad mo­ne­ta­ria pa­ra bus­car y al­can­zar el lo­gro de las mis­mas.

Veo muy di­fí­cil que nos lle­ne­mos de bue­nas in­ten­cio­nes y po­da­mos de esa ma­ne­ra con­ti­nuar nues­tro desa­rro­llo per­so­nal, fa­mi­liar y na­cio­nal. Sin de­jar de la­do eso, lo que ne­ce­si­ta­mos es po­der ge­ne­rar ri­que­za. Ca­da in­di­vi­duo tie­ne sus pro­pios pro­yec­tos y tal co­mo lo di­cen las en­cues­tas, es­tos pa­san por te­ner su edu­ca­ción y con ella, lo­grar te­ner un tra­ba­jo bien re­mu­ne­ra­do que le per­mi­ta al­can­zar esos pro­yec­tos per­so­na­les o de fa­mi­lia, lo que sin du­das, re­dun­da en una me­jor ca­li­dad de vi­da in­di­vi­dual y co­lec­ti­va co­mo fa­mi­lia y co­mo país.

Por to­do lo an­te­rior, creo que es muy sig­ni­fi­ca­ti­vo di­vi­sar quién o quié­nes no mues­tran ese ca­mino de la pros­pe­ri­dad y de es­pe­ran­za en don­de se res­pe­te la li­ber­tad y el em­pren­di­mien­to per­so­nal. He­mos es­cu­cha­do ofer­tas de ex­tre­mo a ex­tre­mo, al­gu­nos que quie­ren aca­bar con nues­tro ac­tual sis­te­ma eco­nó­mi­co y otros, con me­di­das po­co atrac­ti­vas pa­ra quie­nes desean in­ver­tir en nues­tro país.

Con to­do lo an­te­rior­men­te di­cho, con­si­de­ro que es bueno que se es­té ha­blan­do de un go­bierno de acuer­dos y con acen­to en los más ne­ce­si­ta­dos. Nues­tro país al­can­zó gran pro­gre­so has­ta el año 2014 y des­de ahí has­ta hoy, no he­mos po­di­do avan­zar por cul­pa de las ideo­lo­gías ex­tre­mas. Bas­ta re­cor­dar las frases “re­tro­ex­ca­va­do­ra”, “qui­tar los patines”, “no más hos­pi­ta­les con­ce­sio­na­dos”, etc.

To­dos esos plan­tea­mien­tos só­lo han pa­ra­li­za­dos nues­tras as­pi­ra­cio­nes de desa­rro­llo y han di­vi­di­do a los ha­bi­tan­tes de es­te país, só­lo bas­ta con mi­rar las en­cues­tas y ca­si to­das las re­for­mas he­chas por es­te go­bierno han si­do mal eva­lua­das por la gen­te y por tan­to, de­be­mos bus­car un pun­to de encuentro y así po­der avan­zar pa­ra el bien de to­dos y ca­da uno de quie­nes vi­vi­mos en es­te tan lin­do país lla­ma­do Chi­le.

Cuan­do va­yan a vo­tar, há­gan­lo pen­san­do en el desa­rro­llo de Chi­le ya que de esa ma­ne­ra, tam­bién no­so­tros nos desa­rro­lla­re­mos de me­jor y por con­se­cuen­cia, nues­tros hi­jos y fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes vi­vi­rán en un me­jor país.

To­das las can­di­da­tu­ras nos ofre­cen lo que no­so­tros que­re­mos es­cu­char pe­ro, ¿quién o quié­nes nos ofre­cen lo po­si­ble de al­can­zar sin po­pu­lis­mo? To­me su me­jor de­ci­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.