La im­por­tan­cia de la de­tec­ción tem­pra­na es el én­fa­sis de es­te Día del Cáncer In­fan­til

La en­car­ga­da del ser­vi­cio de On­co­lo­gía Pe­diá­tri­ca del Hos­pi­tal de Talca, doc­to­ra Nury Mo­li­né, dio a co­no­cer los sig­nos res­pec­to de los cua­les los pa­dres de­ben es­tar aler­ta.

El Centro - - Crónica - Da­nie­la Bueno

TALCA.- Ca­da año se diag­nos­ti­can al­re­de­dor de 25 a 30 nue­vos ca­sos de cáncer en me­no­res de edad en la Re­gión del Mau­le. De es­ta for­ma, en el Hos­pi­tal de Talca cons­tan­te­men­te se es­tán aten­dien­do po­co más de 200 pa­cien­tes en su uni­dad de on­co­lo­gía pe­diá­tri­ca.

“El ni­ño con cáncer no se atien­de una vez, sino que se atien­de va­rias ve­ces a lo lar­go de los años”, ex­pli­ca al res­pec­to la doc­to­ra.

Por otra par­te, los ti­pos de cáncer más co­mún en ni­ños son la leu­ce­mia, y en se­gun­do lu­gar es­tán los lin­fo­mas y los tu­mo­res ce­re­bra­les.

Es­tos son da­tos que se re­cuer­dan a pro­pó­si­to de que hoy es el Día del Cáncer In­fan­til, fe­cha en que los equi­pos de sa­lud que tra­ba­jan con es­te te­ma bus­can sen­si­bi­li­zar acer­ca de la im­por­tan­cia de la de­tec­ción tem­pra­na de la en­fer­me­dad, y la de­ri­va­ción pre­coz, pa­ra así te­ner un me­jor pro­nós­ti­co.

SIG­NOS DE ALER­TA

La doc­to­ra Mo­li­né da cuen­ta de los sig­nos res­pec­to de los cua­les los pa­dres de­ben es­tar aler­ta. Es­tos mis­mos fue­ron da­dos a co­no­cer tam­bién a tra­vés de un fo­lle­to que ela­bo­ró re­cien­te­men­te el Mi­nis­te­rio de Sa­lud.

“La pa­li­dez, mo­re­to­nes, san­gra­dos, bul­tos, co­to­tos, hin­cha­zo­nes ra­ras en al­gu­na par­te del cuer­po. La pér­di­da de pe­so que no sea ex­pli­ca­ble, in­clu­so si ha te­ni­do al­gu­na pena gran­de y ha per­di­do mu­cho pe­so es im­por­tan­te con­sul­tar. Cam­bios en el ojo, una pu­pi­la blan­ca. Cuan­do le sa­co fo­tos a mi hi­jo y hay una pu­pi­la que se ve dis­tin­ta. La gua­ti­ta que se hin­cha de­ma­sia­do tam­bién, te­ner un ab­do­men muy abul­ta­do”.

En cuan­to a los do­lo­res, la doc­to­ra di­ce que aque­llos por los que hay que con­sul­tar son “el do­lor de ca­be­za, pe­ro no ese do­lor de ‘ma­má me due­le la ca­be­za' y sigue ju­gan­do, sino que do­lo­res que van en au­men­to y que ha­cen que se que­de tran­qui­li­to, que no pue­da se­guir ju­gan­do. O do­lo­res de hue­sos, que se re­pi­ten siem­pre en una mis­ma ubi­ca­ción”.

TRA­TA­MIEN­TO AC­TUAL

En cuan­to al tra­ta­mien­to ac­tual de es­ta en­fer­me­dad, la pro­fe­sio­nal re­ve­ló que el cáncer in­fan­til se com­por­ta de ma­ne­ra muy dis­tin­ta al cáncer en los adul­tos. “En los ni­ños la es­pe­ran­za de cu­ra con los me­dios que te­ne­mos en nues­tro país aho­ra es de cer­ca del 80%”, di­jo.

Es así co­mo par­te im­por­tan­te del tra­ba­jo tam­bién tie­ne que ver con el se­gui­mien­to a los lla­ma­dos so­bre­vi­vien­tes del cáncer. “Se­gui­mos vien­do a los ni­ños un tiem­po bas­tan­te lar­go des­pués que se me­jo­ran de su cáncer”, con­tó la doc­to­ra. In­clu­so, agre­gó que el año pa­sa­do hi­cie­ron una ce­re­mo­nia “de gra­dua­ción” pa­ra los ni­ños que ya se con­si­de­ran sa­nos y que no vol­ve­rán al hos­pi­tal.

“Tam­bién pa­ra es­te año te­ne­mos pla­nea­do ha­cer una jor­na­da de vi­da sa­lu­da­ble, pa­ra que esos ni­ños que sobrevivieron al cáncer y sus fa­mi­lias ten­gan orien­ta­ción”, di­jo la doc­to­ra, pre­ci­san­do que con es­tas pre­ven­cio­nes se es­pe­ra evi­tar vol­ver a te­ner en­fer­me­da­des tan gra­ves co­mo el cáncer.

QUIMIOTERAPIA EN EL HOS­PI­TAL

La doc­to­ra Mo­li­né tam­bién con­tó que la lle­ga­da de un se­gun­do on­có­lo­go a es­ta uni­dad a me­dia­dos del año pa­sa­do sig­ni­fi­có un gran re­fuer­zo, ya que gra­cias a ello se tra­ba­jó en el pa­so de co­men­zar a ha­cer quimioterapia, lo que co­men­zó ha­ce dos me­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.