Ve­ci­nos de­nun­cian que ri­be­ras del río Cla­ro son mi­cro­ba­su­ra­les

Des­co­no­ci­dos lle­gan des­de ha­ce unos tres me­ses des­pués del ano­che­cer a de­jar to­do ti­po de ele­men­tos que ge­ne­ran ma­los olo­res y con­ta­mi­na­ción

El Centro - - Portada - Fray­mar Pa­gua

TALCA.- Col­cho­nes, bo­te­llas plás­ti­cas, car­to­nes, en­vol­to­rios de ali­men­tos, mu­ñe­cas de tra­po y has­ta za­pa­tos y pren­das de ves­tir, son par­te de los desechos acu­mu­la­dos en las ri­be­ras del cos­ta­do po­nien­te del río Cla­ro. Ve­ci­nos que han de­ci­di­do re­ser­var su iden­ti­dad, de­nun­cia­ron que per­so­nas “ines­cru­pu­lo­sas” es­tán con­vir­tien­do el si­tio en un mi­cro­ba­su­ral.

Se­gún las de­cla­ra­cio­nes de los ve­ci­nos, se­rían per­so­nas en vehícu­los par­ti­cu­la­res los res­pon­sa­bles de arro­jar desechos a las ri­be­ras del río. “La gen­te es­pe­ra que ano­chez­ca y se acer­ca al río a arro­jar la basura. No sa­be­mos quié­nes son, ni de dón­de vie­nen, pe­ro los úl­ti­mos tres me­ses se les ha he­cho re­cu­rren­te vi­si­tar la zo­na y de­jar la basura re­ga­da”.

La acu­mu­la­ción de desecho es tal, que se­gún co­men­ta­ron trabajadores de las ad­ya­cen­cias del río, han te­ni­do que co­lo­car es­com­bros so­bre los desechos pa­ra evi­tar que se pro­pa­guen ma­los olo­res. “La se­ma­na pa­sa­da de­ja­ron dos bol­sas lle­nas de mariscos de­ba­jo del puen­te. En ho­ras de la tar­de, la he­dion­dez era in­so­por­ta­ble, tu­vi­mos que acer­car­nos al lu­gar a re­co­ger­los y lle­var­los a un con­te­ne­dor pa­ra que se los lle­va­ra el ca­mión” na­rró el hom­bre.

SIN AU­TO­RI­DAD

Los ve­ci­nos des­car­ta­ron que se tra­ta­ra de ca­mio­ne­ros co­mo los res­pon­sa­bles. “Son ca­rros par­ti­cu­la­res, vie­nen en ca­rros pe­que­ños o ca­mio­ne­tas. Los he­mos vis­to, gri­ta­mos y nos ig­no­ran. Aun­que no he­mos rea­li­za­do la de­nun­cia for­mal, es­ta­mos pen­san­do se­ria­men­te ha­cer­la, por­que ca­da día au­men­ta la can­ti­dad de basura que de­jan”, in­sis­te una da­ma.

A co­mien­zo de la se­ma­na, una fo­to­gra­fía de Víc­tor Le­te­lier se hi­zo vi­ral por Fa­ce­book. En la gráfica se ob­ser­va­ba una se­rie de desechos per­te­ne­cien­tes a una em­pre­sa de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes. El día des­pués, des­de la em­pre­sa una per­so­na se co­mu­ni­có con el jo­ven y ase­gu­ró que era par­te de un mal en­ten­di­do, que los desechos ha­bían si­do arro­ja­dos por una con­ce­sio­na­ria ex­ter­na que brin­da­ba ser­vi­cios de limpieza y reha­bi­li­ta­ción y se com­pro­me­tie­ron a rea­li­zar la limpieza si el jo­ven re­ti­ra­ba la fo­to.

Le­te­lier, quien re­cu­rren­te­men­te vi­si­ta la zo­na en bi­ci­cle­ta, co­men­ta que la basura de­ba­jo del puen­te y en las ri­be­ras del río son es­ce­nas que se re­pi­ten a dia­rio y cri­ti­có que has­ta aho­ra no ha­ya au­to­ri­dad que pon­ga mano du­ra an­te el mi­cro ba­su­ral.

A pe­sar de que exis­ten dos car­te­les gran­des que in­di­can la prohi­bi­ción de co­lo­ca­ción de es­com­bros en la zo­na y don­de se es­pe­ci­fi­ca el pa­go de mul­ta su­pe­rior de 5 Uni­dad Tri­bu­ta­ria Men­sual (UTM) por el in­cum­pli­mien­to, en las ri­be­ras se ob­ser­van tam­bién gran­des mon­ta­ñas de tie­rra y tro­zos con ce­men­to.

AN­TE­CE­DEN­TE

En agos­to de 2017, fue co­lo­ca­da una de­nun­cia an­te la Ofi­ci­na de Par­tes de la Au­to­ri­dad Sa­ni­ta­ria del Mau­le, por la acu­mu­la­ción irre­gu­lar de re­si­duos a unos 1.200 me­tros al nor­te de la Ave­ni­da Cir­cun­va­la­ción des­de la Ala­me­da de Talca, en la ri­be­ra orien­te del río Cla­ro, ad­ya­cen­tes al Par­que Bor­de­río.

El di­ri­gen­te de la Agru­pa­ción Ciu­da­da­na en Defensa del Par­que Bor­de Río, Pa­tri­cio Oli­va­res, ex­pre­só en su mo­men­to: “El Par­que Bor­de­río pue­de ser esen­cial pa­ra nues­tros hi­jos, nie­tos y pa­ra no­so­tros mis­mos. Sin em­bar­go, es­ta­mos sor­pren­di­dos, ya que es­te lu­gar se ha trans­for­ma­do en un bo­ta­de­ro de basura. Vi­mos un ca­mión Tol­va que ha es­ta­do eli­mi­nan­do des­per­di­cios, ge­ne­ran­do un ver­te­de­ro ile­gal. Es un ries­go pa­ra la sa­lud de las per­so­nas, por lo cual de­ci­di­mos in­ter­po­ner una de­nun­cia pa­ra que se in­ves­ti­gue y cas­ti­gue”.

Ve­ci­nos ase­gu­ran que una so­lu­ción se­ría ce­rrar los ac­ce­sos a la zo­na, pa­ra evi­tar que si­gan tras­la­dan­do desechos.

A pe­sar de que exis­te se­ña­li­za­ción que prohí­be arro­jar des­per­di­cios y es­com­bros a la zo­na, ca­da día au­men­tan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.