En pri­sión que­da­ron impu­tados por ase­si­na­to de ba­rris­ta de Co­lo-Co­lo

Juz­ga­do de Ga­ran­tía de Tal­ca de­cre­tó la in­ter­na­ción pro­vi­so­ria del me­nor de 15 años y el in­gre­so a la cár­cel de Tal­ca del coimpu­tado de 24 años, con pla­zo de in­ves­ti­ga­ción de tres me­ses

El Centro - - Tema Del Día - Her­nán Es­pi­no­za

TAL­CA.- “Es­to ocu­rrió por un mo­ti­vo in­sig­ni­fi­can­te, co­mo ha­bría si­do el ra­ya­do de un pos­te, por lo que se es­tá co­men­tan­do, que le qui­ten al vi­da a un hi­jo, es al­go que due­le mu­cho. Y uno no pue­de ha­cer na­da, por­que resulta que acá es­tán dis­tor­sio­nan­do to­das las ver­sio­nes del he­cho. Hay más tes­ti­gos que no se han nom­bra­do y que es­tán dis­pues­tos a de­cla­rar”.

Con es­tas pa­la­bras reac­cio­nó ayer Raúl Ba­rros, , pa­dre del jo­ven, Ru­bén Ba­rros Nú­ñez, de 33 años, quien fue ase­si­na­do con un ba­la­zo en la ca­be­za, per­cu­ta­do a muy cor­ta dis­tan­cia, en ho­ras de la ma­ña­na del do­min­go pa­sa­do en la pla­zo­le­ta “Os­car Ci­fuen­tes” de la Po­bla­ción Man­so de Ve­las­co, en Tal­ca.

Raúl Ba­rros acu­dió ayer a la au­dien­cia ju­di­cial de for­ma­li­za­ción de la in­ves­ti­ga­ción, don­de la fis­cal, Lo­re­to Escobar, pre­sen­tó car­gos cri­mi­na­les por ho­mi­ci­dio sim­ple en con­tra de un me­nor de 15 años y un coimpu­tado de 24 año, de nom­bre Ro­dri­go Ni­co­lás Díaz Nei­ra. Pa­ra ello, sos­tu­vo que el pri­me­ro es el au­tor ma­te­rial del ase­si­na­to y, el se­gun­do, su­pues­ta­men­te se­ría el au­tor in­duc­tor.

“RULETA RU­SA”

La fis­cal in­di­có que, a par­tir de las de­cla­ra­cio­nes de tes­ti­gos, se con­fir­mó la con­fe­sión del ado­les­cen­te en cuan­to a que fue él quien le dis­pa­ró a la víc­ti­ma, apo­yan­do el ar­ma de fue­go en el crá­neo del jo­ven ba­rris­ta. El me­nor per­cu­tó el ar­ma en dos oca­sio­nes, pe­ro a la ter­ce­ra sa­lió la ba­la, co­mo si fue­ra una vir­tual “ruleta ru­sa”.

Tam­bién sos­tu­vo que un tes­ti­go afir­mó ha­ber ob­ser­va­do que Díaz Nei­ra le en­tre­gó pre­via­men­te el ar­ma de fue­go al me­nor y que, lue­go, lo ha­bría ins­ti­ga­do a dis­pa­rar­le a la víc­ti­ma. To­do ello, lue­go que el ado­les­cen­te y Ru­bén Ba­rros se tren­za­ran en una dispu­ta por te­rri­to­rios en­tre hin­chas de los clu­bes de Co­lo-Co­lo y Ran­gers de Tal­ca.

La for­ma­li­za­ción fue cues­tio­na­da, pri­me­ra­men­te, por la abo­ga­da, Ca­ro­li­na Vi­lla­lo­bos, de la De­fen­so­ría Pe­nal Pú­bi­ca y quien re­pre­sen­ta al me­nor de 15 años. En su ale­ga­to, sos­tu­vo que el ado­les­cen­te -si bien re­gis­tra una cau­sa pe­nal vi­gen­te por ro­bo con in­ti­mi­da­ciónno tie­ne con­de­nas pre­vias, des­min­tien­do tam­bién que fue­ra hin­cha de Ran­gers de Tal­ca y que ello hu­bie­ra mo­ti­va­do la agre­sión.

DE­CLA­RA­CIO­NES

Pe­ro las ma­yo­res du­das sur­gie­ron cuan­do el abo­ga­do, Mau­ri­cio Gon­zá­lez, de­fen­sor par­ti­cu­lar de Díaz Nei­ra, ex­pu­so más cues­tio­na­mien­tos a la for­ma­li­za­ción de su re­pre­sen­ta­do. Se­gún di­jo, el tes­ti­mo­nio que lo in­cri­mi­na con­tras­ta con otra ver­sión, tam­bién de un tes­ti­go di­rec­to, quien se­ña­la que el me­nor ha­bría te­ni­do el ar­ma de fue­go ocul­ta en­tre sus ro­pas.

El mis­mo de­fen­sor sub­ra­yó que se agre­ga a di­cho an­te­ce­den­te la pri­me­ra de­cla­ra­ción del pa­dre del ado­les­cen­te, quien le di­jo a la PDI que la ver­sión del me­nor era que ha­bría te­ni­do el ar­ma de fue­go ha­ce dos me­ses en su do­mi­ci­lio, con co­no­ci­mien­to de su pro­pia ma­dre. Por ello, su­ma­do a que di­cho impu­tado no re­gis­tra an­te­ce­den­tes penales, la de­fen­sa sos­tu­vo que no cons­ti­tu­ye un peligro pa­ra la se­gu­ri­dad de la so­cie­dad.

Una vez ter­mi­na­dos los ale­ga­tos, el juez, Hum­ber­to Pai­va, del Juz­ga­do de Ga­ran­tía de Tal­ca, re­ca­li­fi­có la par­ti­ci­pa­ción del impu­tado Díaz Nei­ra co­mo su­pues­to cóm­pli­ce, de­cre­tan­do a su res­pec­to la pri­sión pre­ven­ti­va por peligro de fu­ga. En cuan­to al me­nor de 15 años, de­cre­tó su in­ter­na­ción en un cen­tro ce­rra­do por peligro pa­ra la so­cie­dad.

A con­ti­nua­ción, la de­fen­sa de Díaz Nei­ra so­li­ci­tó una fian­za eco­nó­mi­ca a su fa­vor, lo cual fue con­ce­di­do por el tri­bu­nal, con opo­si­ción de la fis­ca­lía, en una su­ma de sie­te millones de pe­sos. El pa­dre del me­nor de 15 años, Héc­tor So­to, sos­tu­vo que “hay mu­chas ver­sio­nes. Se di­je­ron mu­cha men­ti­ras. Mi hi­jo nun­ca­tu­vo un ar­ma de fue­go”.

Los dos impu­tados es­cu­cha­ron la for­ma­li­za­ción y, lue­go, que­da­ron en pri­sión. El me­nor en un cen­tro ce­rra­do y el coimpu­tado en la cár­cel de Tal­ca.

Raúl Ba­rros, pa­dre de la víc­ti­ma, acu­dió ayer al Juz­ga­do de Ga­ran­tía jun­to a otros fa­mi­lia­res.

La au­dien­cia de for­ma­li­za­ción se reali­zó en la sa­la nú­me­ro cua­tro del Juz­ga­do de Ga­ran­tía de Tal­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.