Al­to ries­go por pe­li­gro­so ho­yo en ci­clo­vía de 12 Nor­te

El Centro - - Epicentro -

En un ver­da­de­ro pe­li­gro que po­dría aca­rrear con­se­cuen­cias in­clu­so fa­ta­les pa­ra una po­si­ble víc­ti­ma, se trans­for­mó un fo­ra­do de gran ta­ma­ño ubi­ca­do en la ci­clo­vía de ca­lle 12 Nor­te, al lle­gar a la Cir­cun­va­la­ción Nor­te, en di­rec­ción ha­cia el po­nien­te.

Se tra­ta de una ta­pa de ce­men­to que co­rres­pon­de a un de­sa­güe de aguas llu­vias, el cual -por cau­sas que se des­co­no­cen- li­te­ral­men­te se des­tru­yó, de­jan­do ex­pues­tos los fie­rros. El “even­to” se en­cuen­tra en es­tas con­di­cio­nes des­de ha­ce una se­ma­na, cons­ti­tu­yen­do un se­rio ries­go pa­ra los ci­clis­tas que pa­san por el lu­gar.

Aun­que de día el pe­li­gro es vi­si­ble a la dis­tan­cia, de noche la si­tua­ción se vuel­ve muy ries­go­sa, es­pe­cial­men­te, pa­ra quie­nes re­co­rren es­ta ci­clo­vía en di­rec­ción al po­nien­te. El ries­go igual­men­te afec­ta a quie­nes vie­nen des­de la Cir­cun­va­la­ción Nor­te y to­man la ci­clo­vía ha­cia el orien­te, ya que es­tán en ba­ja­da y pue­den su­frir un ac­ci­den­te.

Al mo­men­to, no se cuen­tan -al me­nos ex­tra­ofi­cial­men­te­caí­das o ac­ci­den­tes que se pue­dan atri­buir a es­te fo­ra­do, por lo cual, tan­to au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les de Talca co­mo del Ser­vi­cio de Vi­vien­da y Ur­ba­nis­mo (Ser­viu), se en­cuen­tran a tiem­po de rea­li­zar tra­ba­jos pa­ra ta­par es­te “even­to” en la ci­clo­vía.

Otro as­pec­to preo­cu­pan­te es que el fo­ra­do tam­po­co es­tá se­ña­li­za­do, lo cual –al me­nos­mi­ti­ga­ría el pe­li­gro. Sin em­bar­go, no es lo úni­co que afec­ta a los ci­clis­tas que ocu­pan es­ta vía, ya que en otros pun­tos exis­ten ra­mas que son pro­duc­to del cor­te de los ár­bo­les y que obs­tru­yen el pa­so de los ci­clis­tas, ade­más de bol­sas con ba­su­ra.

En de­fi­ni­ti­va, el lla­ma­do es a que las au­to­ri­da­des pue­dan ac­tuar lo más rá­pi­do po­si­ble, ya sea pa­ra se­ña­li­zar de­bi­da­men­te el pe­li­gro y, tam­bién, pa­ra adop­tar me­di­das des­ti­na­das a re­pa­rar es­te gran bache. De lo con­tra­rio, el ries­go con­ti­nua­rá y po­dría sig­ni­fi­car gra­ves con­se­cuen­cias pa­ra quien su­fra un ac­ci­den­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.