Gas­tón Ce­lle­rino: “De mi par­te tra­ta­ré de ha­cer el ma­yor es­fuer­zo por vol­ver a Ran­gers”

El ar­ti­lle­ro de 32 años, que la rom­pie­ra en 2008 en el cua­dro tal­quino, en lo que fue una de las úl­ti­mas cam­pa­ñas po­si­ti­vas de los ro­ji­ne­gros, en Pri­me­ra Di­vi­sión, ma­ni­fes­tó su in­ten­ción real de re­tor­nar a Talca. Des­de la di­ri­gen­cia tam­bién ase­gu­ra­ron que

El Centro - - Deportes - Pe­dro Pa­blo He­rre­ra

Uno de los pues­tos que más pe­só la tem­po­ra­da pa­sa en Ran­gers de Talca fue el del cen­tro de­lan­te­ro. Nin­guno de los ele­men­tos que lle­ga­ron de la mano de Leo­nar­do Za­mo­ra pu­die­ron con­ven­cer, sien­do aquel lu­gar el más cues­tio­na­do en la pa­sa­da tem­po­ra­da.

Por lo mis­mo, des­de la di­ri­gen­cia y el cuer­po téc­ni­co tal­quino es­tán en la bús­que­da de con­tar con ju­ga­do­res de pe­so y je­rar­quía pa­ra lu­char por un cu­po a la di­vi­sión de ho­nor del fútbol chi­leno.

En ese sen­ti­do, el can­di­da­to del hin­cha ro­ji­ne­gro es sin du­da Gas­tón Andrés Javier Ce­lle­rino Gras­so. El ar­gen­tino de 32 años de­jó un tre­men­do le­ga­do, cuan­do en 2008 fue­se el go­lea­dor del equi­po, con 22 tan­tos, de­jan­do ade­más a los mau­li­nos ins­ta­la­dos en se­mi­fi­na­les del cam­peo­na­to de Pri­me­ra “A”, don­de la ilu­sión de le­van­tar la pri­me­ra co­pa en esa di­vi­sión se des­mo­ro­nó an­te Pa­les­tino.

RE­FE­REN­TE

Tras ese buen cam­peo­na­to, el ju­ga­dor na­ci­do en Río Ne­gro, se trans­for­mó en un ver­da­de­ro re­fe­ren­te e in­clu­so pa­ra al­gu­nos un ver­da­de­ro ído­lo, por lo que su lle­ga­da ven­dría a lle­nar un va­cío que que­dó en los hin­chas de la ins­ti­tu­ción.

Ca­be re­cor­dar que lue­go de ese buen 2008, el ar­ti­lle­ro tras­an­dino fue trans­fe­ri­do al Li­vorno de Ita­lia. Pos­te­rior­men­te, el tras­an­dino ju­gó en el Cel­ta de Vi­go de la li­ga es­pa­ño­la, pa­ra lue­go vol­ver a Ra­cing de Ar­gen­ti­na. Des­pués de esa pa­sa­da, vol­vió a Chi­le, vis­tien­do los co­lo­res de Wan­de­rers y Unión La Ca­le­ra, don­de dio el gran salto al New York Cos­mos de Es­ta­dos Uni­dos, equi­pos con el que fue cam­peón y com­par­tió ca­ma­rín con Raúl Gon­zá­lez Blanco, otro­ra es­tre­lla del Real Ma­drid.

Ac­tual­men­te, el ar­gen­tino que es­tu­vo pos­te­rior­men­te en las li­gas bo­li­via­nas, co­lom­bia­nas y de Ma­la­sia, se en­cuen­tra ju­gan­do en el Real Ba­lóm­pe­di­ca Li­nen­se, cua­dro de la Se­gun­da Di­vi­sión B de Es­pa­ña, co­rres­pon­dien­te a la Ter­ce­ra Di­vi­sión del país eu­ro­peo.

RE­TORNO

En ese sen­ti­do, Ce­lle­rino ya a sus 32 años pien­sa en re­tor­nar a Ran­gers, por lo que ase­gu­ró que ha­rá to­do lo po­si­ble por vol­ver al club, del que se con­si­de­ra hin­cha.

”Siem­pre tra­to de es­tar en con­tac­to con la gen­te de Talca, de ver có­mo va el club. La ver­dad es que me po­ne con­ten­to, por­que ca­da vez que fes­te­ja­mos un nue­vo aniversario es bo­ni­to. Si bien en lo de­por­ti­vo es­te año no es­tu­vi­mos muy bien, creo que son cir­cuns­tan­cias del fútbol”, di­jo a la dis­tan­cia en re­la­ción a lo que ha pa­sa­do con la tien­da pi­du­ca­na ,es­tos úl­ti­mos días. In­clu­so, agre­gó: “Siem­pre lo si­go, a tra­vés de va­rias pá­gi­nas. Si­go al equi­po, a las in­fe­rio­res, los ni­ños. Lo si­go por­que soy hin­cha y es el úni­co equi­po que si­go en to­dos la­dos”.

-En ju­nio se pu­do dar la po­si­bi­li­dad de que vis­tie­ras de ro­jo y ne­gro. ¿Qué pa­só en de­fi­ni­ti­va?

“En ju­nio tu­vi­mos las con­ver­sa­cio­nes con el pre­si­den­te de Ran­gers y la ver­dad no se pu­do dar por di­fe­ren­tes mo­ti­vos. Yo es­ta­ba ter­mi­nan­do con­tra­to con De­por­ti­vo Pas­to y ellos te­nían la op­ción de po­der re­no­var un año más. Allá iban a uti­li­zar la op­ción y yo es­ta­ba al mar­gen, por­que el club me de­bía di­ne­ro y es­ta­ba es­pe­ran­do que me lo pa­ga­ran an­tes de la re­no­va­ción. Tu­vi­mos har­tos acuer­dos y fi­nal­men­te ter­mi­né no re­no­van­do con Pas­to y Ran­gers ya ha­bía rea­li­za­do sus fi­cha­jes. Lue­go de eso me vi­ne pa­ra Es­pa­ña pa­ra fir­mar en un equi­po de acá”.

-¿En qué es­tá hoy en Es­pa­ña?

“Yo ter­mi­né de ju­gar en Pas­to y me tras­la­dé a Es­pa­ña, por­que ten­go acá a mi fa­mi­lia y mi ca­sa. Acá sa­lió la po­si­bi­li­dad de ju­gar en la Real Ba­lóm­pe­di­ca Li­nen­se y acep­té, que­ría ju­gar. Co­no­cí al pre­si­den­te que es ita­liano y es­toy con­ten­to acá. Me re­cu­pe­ré de una le­sión ha­ce po­co y ya lue­go de eso pu­de re­cu­pe­rar la ti­tu­la­ri­dad. Ya he mar­ca­do dos go­les, en los seis par­ti­dos que he ju­ga­do, así que es­ta­mos bien. Ten­go con­tra­to has­ta ju­nio de 2019”.

-¿Es difícil la op­ción de vol­ver a Ran­gers?

“No, yo creo que na­da es com­pli­ca­do. Eso siem­pre se pue­de so­lu­cio­nar, so­lo hay que ha­blar. Acá ha­bría que lle­gar a un acuer­do con el equi­po de Es­pa­ña pa­ra que me den la sa­li­da. Aho­ra, ellos me han traí­do co­mo el me­jor re­fuer­zo que te­nían y se­ría co­sa de ha­blar con el pre­si­den­te, a ver co­mo se lo to­ma, pe­ro eso de­pen­de de si el pre­si­den­te de Ran­gers aún es­té con la in­ten­ción de que yo vuel­va. Aho­ra quie­ro ser bien fran­co, mi in­ten­ción no es me­ter­lo en un apu­ro a él (Fe­li­pe Muñoz) por el sim­ple he­cho de que yo di­ga que quie­ro vol­ver”.

-¿Hoy es real en­ton­ces su in­ten­ción de vol­ver lo más pró­xi­mo a Ran­gers?

“Siem­pre he te­ni­do la in­ten­ción de vol­ver, pe­ro siem­pre di­je que yo me iba a ir y lue­go iba a vol­ver den­tro de unos 10 años. Yo que­ría ha­cer una ca­rre­ra, con­so­li­dar­me eco­nó­mi­ca­men­te y creo que aho­ra yo quie­ro vol­ver, por­que he ha­bla­do con mi fa­mi­lia, les he di­cho que quie­ro vol­ver a Chi­le y oja­lá se dé la opor­tu­ni­dad. De mi par­te tra­ta­ré de ha­cer el ma­yor es­fuer­zo por vol­ver a Ran­gers”.

-Si lle­ga, ¿se­ría pa­ra lu­char el as­cen­so?

“Eso es lo que uno qui­sie­ra, pe­ro ob­via­men­te pa­ra que suba el equi­po no bas­ta con un so­lo ju­ga­dor. Se tie­ne que ha­cer un buen tra­ba­jo con un buen plan­tel y tra­tar de traer a los ju­ga­do­res in­di­ca­dos. Yo por mi par­te, si lle­go a vol­ver es­ta­ré muy con­ten­to y tra­ta­ré de ha­cer lo me­jor po­si­ble pa­ra po­der lle­var nue­va­men­te a Ran­gers a Pri­me­ra Di­vi­sión, por­que Ran­gers de­be­ría es­tar en Pri­me­ra ha­ce ra­to”.

-¿Qué le di­ce su fa­mi­lia con es­ta idea de vol­ver?

“Mi mu­jer es­tá acos­tum­bra­da, ha vi­vi­do con­mi­go en nue­ve paí­ses. Ella sa­be lo que yo apre­cio a Ran­gers y ya con to­do lo que le he di­cho a ella tam­bién, ob­via­men­te a su ma­ne­ra, pe­ro le tie­ne ca­ri­ño al club. Don­de yo voy, mi fa­mi­lia me se­gui­rá, así que es­tá el apo­yo y quie­ro se­guir. Aho­ra es­to quie­ro de­jar­lo sú­per cla­ro, es una es­pe­cu­la­ción, no quie­ro que se ha­ble de al­go que no es con­cre­to, por­que aún no he­mos ha­bla­do na­da y hay que res­pe­tar al club en el que es­toy aho­ra, co­mo así tam­bién a la gen­te que es­tá en Ran­gers”.

-Ha­ce po­cos días Ran­gers es­tu­vo de aniversario, ¿Qué le di­ría a la gen­te del club?

“Es­pe­ro que en es­tos 116 años yo pue­da ser par­tí­ci­pe del club con la ca­mi­se­ta pues­ta y de mi par­te voy a ha­cer to­do lo po­si­ble, oja­lá que se dé y po­der te­ner la opor­tu­ni­dad de vol­ver a Chi­le y así lo pue­dan dis­fru­tar ellos, co­mo yo tam­bién”.

-¿Qué ex­tra­ña de Talca?

“El es­ta­dio, los ami­gos, son va­rias co­sas, por­que Ran­gers es muy especial pa­ra mí. Cuan­do vol­ví de Wan­de­rers me acuer­do que fue la úl­ti­ma vez que fui a Talca y de ahí me tra­je mu­chas co­sas lin­das. Hay mu­chas co­sas que uno re­cuer­da de Talca y por eso quie­re vol­ver”.

DI­REC­TI­VO

Por otra par­te, Fe­li­pe Muñoz, má­xi­mo ac­cio­nis­ta del club, ase­gu­ró que se­du­ce la op­ción de Gas­tón Ce­lle­rino, con­si­de­ran­do que fue un ju­ga­dor que vis­tió la ca­mi­se­ta ro­ji­ne­gra, pe­ro, de to­das ma­ne­ras, le ce­dió la res­pon­sa­bi­li­dad al ar­gen­tino. “Cuan­do son ju­ga­do­res de esa ta­lla y que es­tán en el fútbol in­ter­na­cio­nal son ne­go­cia­cio­nes un po­co más com­ple­jas, pe­ro al fi­nal de cuen­tas el que tie­ne que te­ner la vo­lun­tad fi­nal es el ju­ga­dor. Es él, el que de­ci­de en qué club va a ju­gar y cuán­to va a co­brar. En­ton­ces uno pue­de pen­sar al­go, pe­ro reite­ro, quien de­fi­ne eso bá­si­ca­men­te son ellos (los fut­bo­lis­tas), por­que acá no es un mis­te­rio lo que ga­na un ju­ga­dor de la Pri­me­ra “B” o el que más ga­na, en­ton­ces al fi­nal de cuen­ta es que los ju­ga­do­res se pue­den ajus­tar a esa reali­dad”, di­jo el Fe­li­pe Muñoz.

De con­cre­tar­se la lle­ga­da de Gas­tón Ce­lle­rino se cum­pli­ría la pro­me­sa que hi­zo el ju­ga­dor en 2008, año en el que lo­gró una gran cer­ca­nía con la hin­cha­da, por lo cual aún es re­cor­da­do co­mo uno de los úl­ti­mos ído­los del cua­dro pi­du­cano. Lo cier­to es que las pró­xi­mas se­ma­nas se­rían im­por­tan­tes pa­ra po­der ir de­fi­nien­do es­ta evi­den­te op­ción.

El ar­gen­tino de­jó un tre­men­do le­ga­do, cuan­do en 2008 fue­se el go­lea­dor del equi­po, con 22 tan­tos, de­jan­do ade­más a los mau­li­nos ins­ta­la­dos en se­mi­fi­na­les del cam­peo­na­to de Pri­me­ra “A”,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.