Aued, en el nom­bre del pa­dre y de la hi­ja

Lu­li se si­gue con­so­li­dan­do como re­fe­ren­te de la UC. To­do esto, en un año don­de per­dió a su pa­pá y vio na­cer a su ni­ña.

El Gráfico - - FÚTBOLCHILENO - PA­BLO SEREY @se­rey­co­rrea

La tra­ge­dia de la muer­te y la gran di­cha de la vi­da. De un ex­tre­mo a otro han na­ve­ga­do las emo­cio­nes de Lu­ciano Aued, el vo­lan­te ar­gen­tino que se si­gue con­so­li­dan­do como un re­fe­ren­te de Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca, so­bre to­do des­pués de ano­tar el gol con el que la UC ven­ció por 1-0 a Co­lo Co­lo en San Car­los de Apo­quin­do y pu­so fin a una ra­cha de tres años sin triun­fos fran­jea­dos so­bre los al­bos.

An­te el Ca­ci­que, por la fe­cha 24 del Cam­peo­na­to Nacional 2018, Lu­li lu­ció aque­llas ca­rac­te­rís­ti­cas que lo han al­za­do como uno de los lí­de­res fuer­tes del ac­tual pun­te­ro del fút­bol chi­leno, pues, más allá del cru­cial gol me­dian­te lan­za­mien­to pe­nal, el ex Ra­cing Club mos­tró tem­pe­ra­men­to, agre­si­vi­dad en la mar­ca y en reite­ra­das oca­sio­nes exi­gió el alien­to de la hin­cha­da. Hubo mu­cho fút­bol, pe­ro tam­bién mu­cho ele­men­to si­co­ló­gi­co y bien lo en­ten­dió el “11” de la UC.

“Di­mos un buen gol­pe en la me­sa pa­ra de­cir que es­ta­mos bien, que como equi­po so­mos muy só­li­dos y que por algo es­ta­mos en la pun­ta”, des­ta­có un con­ten­to Aued, tras aban­do­nar el ves­tua­rio lo­cal de San Car­los de Apo­quin­do.

La me­ta era vol­ver a ga­nar­le a Co­lo Co­lo des­pués de tres años y con ello man­te­ner­se fir­mes en el pri­mer lu­gar de la ta­bla, a fal­ta de seis fe­chas pa­ra el tér­mino del tor­neo. Por eso, cuan­do el ár­bi­tro Eduar­do Gam­boa de­cre­tó el fi­nal del en­cuen­tro, se desató el desaho­go tan­to del plan­tel como de la hin­cha­da de la UC. Y, a ni­vel per­so­nal, Lu­li vi­vió su pro­pio desaho­go, aun­que él mis­mo ex­pli­có que aquel con­cep­to qui­zá no es el más ade­cua­do.

Lu­li: hijo y pa­dre

En ju­nio pa­sa­do, el ru­do vo­lan­te su­frió la muer­te de su pa­dre, Ho­ra­cio, pi­lar fun­da­men­tal de su vi­da y de su ca­rre­ra. Des­pués del triun­fo so­bre el Ca­ci­que, Aued re­cor­dó la par­ti­da de su pro­ge­ni­tor y, por ello, in­di­có que lo lo­gra­do “no es un desaho­go, por­que lo otro es una pér­di­da muy gran­de que no tie­ne re­me­dio, que no se pue­de re­pa­rar”.

Pe­ro el 20 de sep­tiem­bre pa­sa­do, el na­ci­mien­to de su hi­ja le per­mi­tió al nue­vo re­fe­ren­te cru­za­do vi­vir la otra ca­ra de la mo­ne­da. “Es algo muy lin­do pa­ra mí, le de­di­co es­te triun­fo a ella y a mi se­ño­ra. De lo otro no se pue­de ha­blar mu­cho, a Die­go (Buo­na­not­te)

“Mi vie­jo era to­do pa­ra mí, hoy no es­tá. An­tes, siem­pre en la pre­via de los par­ti­dos, re­ci­bía de él un men­sa­je, un ali­men­to, una lla­ma­da, eso es lo que más se ex­tra­ña. Él es­tu­vo to­da la vi­da acom­pa­ñán­do­me. Don­de quie­ra que es­té, se­gu­ra­men­te es­tá con­ten­to”

Lu­ciano Aued

le pa­só lo mis­mo, te pe­ga un sa­cu­dón gran­de la vi­da, pe­ro a ve­ces eso te ha­ce más fuer­te o te li­qui­da. En es­te ca­so, me to­ca sa­lir ade­lan­te”, ex­pre­só.

“Mi vie­jo era to­do pa­ra mí, hoy no es­tá. An­tes, siem­pre en la pre­via de los par­ti­dos, re­ci­bía de él un men­sa­je, un ali­men­to, una lla­ma­da, eso es lo que más se ex­tra­ña. Él es­tu­vo to­da la vi­da acom­pa­ñán­do­me. Don­de quie­ra que es­té, se­gu­ra­men­te es­tá con­ten­to”, re­mar­có el ar­gen­tino so­bre la tras­cen­den­cia de su pa­dre en su per­so­na.

El ges­to del Enano

Otro re­fe­ren­te cru­za­do que su­frió la pér­di­da de su pa­dre en el pre­sen­te año fue Buo­na­not­te, uno de los me­jo­res ami­gos de Lu­li en el plan­tel y quien le de­di­có un efu­si­vo abra­zo tras la con­quis­ta del gol que le dio el triun­fo a la UC so­bre Co­lo Co­lo.

“Son co­sas que que­dan en­tre no­so­tros, los dos vi­vi­mos algo muy pa­re­ci­do y fue un abra­zo y un fes­te­jo es­pe­cial, por­que lo que que­re­mos es lo­grar el ob­je­ti­vo. Es­ta­mos ca­da vez más cer­ca, pe­ro fal­ta to­da­vía”, co­men­tó el Enano so­bre el ges­to que tu­vo ha­cia su com­pa­trio­ta.

Na­die en la Ca­tó­li­ca que­dó ajeno a la ex­hi­bi­ción de fút­bol y tem­pe­ra­men­to que dio Lu­li an­te Co­lo Co­lo, por ello, el pro­pio Beñat San Jo­sé des­ta­có que “Aued es un ju­ga­dor muy com­ple­to, tie­ne ese ca­rác­ter com­pe­ti­ti­vo, esa ex­pe­rien­cia y yo creo que es­tá en un mo­men­to muy bueno, en una edad muy bue­na y nos es­tá dan­do mu­chas co­sas”.

Lu­li ve có­mo en­tra la pe­lo­ta pa­ra dar­le el triun­fo a la UC / AGENCIAUNO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.