Los man­da­mien­tos sa­lu­da­bles

Una vi­da sa­lu­da­ble no se con­si­gue ni en una se­ma­na ni en un mes, se tra­ta de co­rre­gir los ma­los há­bi­tos e in­cor­po­rar nue­vas ru­ti­nas

Ellas (Chile) - - Portada -

Atrás que­da­ron los bue­nos pro­pó­si­tos, esa lis­ta lle­na de bue­nas in­ten­cio­nes en­tre las que se en­cuen­tran los há­bi­tos sa­lu­da­bles, la pér­di­da de ki­los y el de­por­te. Pe­ro no se ha­ce de la ma­ña­na a la no­che, la em­pre­sa Ar­tiem Fresh Peo­ple, ex­per­ta en bie­nes­tar y de­por­te, pro­po­ne diez man­da­mien­tos sa­lu­da­bles pa­ra con­se­guir una vi­da sa­na más sen­ci­lla y, so­bre to­do, más di­ver­ti­da.

-Body Weight: Es una téc­ni­ca que se ba­sa en el en­tre­na­mien­to con el pro­pio pe­so, sin ne­ce­si­dad de re­cu­rrir a equi­pos y ma­qui­na­ria ex­tra. Es un nue­vo mé­to­do que con­sis­te en tra­ba­jar la re­sis­ten­cia con fle­xio­nes y sus­pen­sio­nes.

-Cúr­cu­ma: Co­no­ci­da hoy en día co­mo la “it girl” de las es­pe­cias, es ideal pa­ra man­te­ner a ra­ya el or­ga­nis­mo. En­tre sus bon­da­des se en­cuen­tra re­tra­sar el en­ve­je­ci­mien­to de la piel y pre­ve­nir en­fer­me­da­des co­mo el alz­héi­mer o el cán­cer. Ade­más, la cúr­cu­ma es un fan­tás­ti­co an­ti­in­fla­ma­to­rio na­tu­ral y un gran an­ti­oxi­dan­te. Se pue­de in­tro­du­cir en en­sa­la­das, ba­ti­dos, zu­mos o cre­mas.

-Tec­no­lo­gía Wea­ra­ble: Hoy la vi­da no se con­ci­be sin tec­no­lo­gía. Exis­ten infinidad de “gad­gets” pa­ra de­por­tis­tas, en­tre ellos, equi­pos que ayu­dan a con­tro­lar el rit­mo car­día­co, los que cuen­tan las ca­lo­rías que se gas­tan o las apps que con­du­cen ha­cía un de­por­te que no sea tan pe­sa­do ni abu­rri­do.

-Po­wer Bowls: Los “Smoot­hie bowls” (Ba­ti­do en bol) fue­ron ten­den­cia du­ran­te el pa­sa­do año, pe­ro és­te se pre­sen­tan con nue­vas re­ce­tas, en las que se in­clu­yen fru­tas, ve­ge­ta­les, pro­teí­nas, gra­nos de se­mi­llas y gra­sas sa­lu­da­bles pa­ra ale­grar cuer­po, es­tó­ma­go y es­ta­do de áni­mo al mis­mo tiem­po.

-Die­ta Pa­leo: Es­ta die­ta, que se ba­sa en lo que co­mían los hom­bres pri­mi­ti­vos, es de­cir, nues­tros an­te­pa­sa­dos ca­za­do­res y re­co­lec­to­res. En esen­cia: car­ne, pes­ca­do, fru­tas, ver­du­ras, hor­ta­li­zas, huevos, fru­tos se­cos, se­mi­llas, flo­res y bro­tes. La idea es apar­tar los ali­men­tos pro­ce­sa­dos co­mo ce­rea­les, pas­tas o ga­lle­tas. Una die­ta que na­ce ba­jo la má­xi­ma de vol­ver al ori­gen, si­guien­do la for­ma de co­mer de nues­tros an­ces­tros y eli­mi­nan­do to­dos los azú­ca­res. A par­tir de aho­ra, ver­du­ras, hor­ta­li­zas, car­nes y pes­ca­dos de­ben ser los ali­men­tos cons­tan­tes en la die­ta.

-Mock­tail: Si le gus­ta sa­lir por la no­che y to­mar un buen coc­tel se pue­de op­tar por uno sin al­cohol co­mo el agua de co­co o los ju­gos na­tu­ra­les.

-Le­che de Ca­me­lla: Es el úl­ti­mo fe­nó­meno ali­men­ta­rio, ya que es ri­ca en vi­ta­mi­na C y B3, ade­más de apor­tar pro­teí­nas, mag­ne­sio, hie­rro o zinc, por lo que ayu­da a com­ba­tir la anemia, lu­char con­tra el co­les­te­rol y re­du­cir las to­xi­nas del cuer­po.

-Kim­chi: Ali­men­to fer­men­ta­do que cau­sa fu­ror en­tre los aman­tes de las die­tas sa­lu­da­bles. El kim­chi, de­cla­ra­do pa­tri­mo­nio cul­tu­ral por la Unes­co, se tra­ta de ver­du­ras fer­men­ta­das -za­naho­rias, na­bos o co­les- mez­cla­das con es­pe­cias.

-Más Pi­can­te: Pa­re­ce una ton­te­ría, pe­ro co­mer con pi­can­te se es­tá con­vir­tien­do en un há­bi­to bas­tan­te sa­lu­da­ble, es­pe­cial­men­te pa­ra to­dos aque­llos que su­fren de re­ten­ción de lí­qui­dos, in­fla­ma­ción y an­sie­dad por la co­mi­da. Si se aña­de un po­co de pi­can­te a los pla­tos, se con­si­gue re­du­cir pe­so y me­jo­rar la sa­lud car­dio­vas­cu­lar. Des­de la pi­mien­ta al car­da­mo­mo, o de la mos­ta­za al wa­sa­bi, pa­san­do por la cúr­cu­ma, la ca­ne­la o el jen­gi­bre o el pro­pio ajo, ade­más de los pi­mien­tos, tam­bién co­no­ci­dos co­mo chi­les, ajís o guin­di­llas son al­gu­nos de los in­gre­dien­tes que se pue­den su­mar a la die­ta.

-Flow: El “flow” es el ar­te de dis­fru­tar de las pe­que­ñas co­sas que se vi­ven o que se ha­cen en ca­da mo­men­to. Ade­más de apren­der a cen­trar­se en uno mis­mo, a dis­fru­tar de lo que le ro­dea, co­mo un sen­ci­llo pa­seo o una lec­tu­ra jun­to a la chi­me­nea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.