¡Yo me im­pri­mo mi ro­pa!

Una di­se­ña­do­ra con­si­gue fa­bri­car ro­pa có­mo­da, re­sis­ten­te y fle­xi­ble uti­li­zan­do una im­pre­so­ra 3D do­més­ti­ca, co­men­zan­do la era de la ro­pa Fi­laF­lex

Ellas (Chile) - - Portada -

¿La mo­da del fu­tu­ro cam­bia­rá la eti­que­ta “ma­de in” (he­cho en) por la de “ho­me­ma­de” (he­cho en ca­sa)?

Es­ta po­si­bi­li­dad es­tá ca­da vez más cer­ca­na des­de que una di­se­ña­do­ra is­rae­lí de 28 años di­se­ñó y fa­bri­có en ca­sa una co­lec­ción com­ple­ta de mo­da fe­me­ni­na “ready-to-wear” (lis­ta pa­ra usar), com­pues­ta de cin­co pren­das, uti­li­zan­do má­qui­nas pa­ra im­pri­mir en tres di­men­sio­nes do­més­ti­cas.

Es­ta for­ma de ha­cer nues­tra pro­pia ro­pa aún es po­co prác­ti­ca, por­que el pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo que le per­mi­tió a Da­nit Pe­leg crear es­ta co­lec­ción de ro­pa du­ró nue­ve me­ses e im­pri­mir­la le to­mó más de 20.

Pe­ro Da­nit es­tá per­fec­cio­nan­do su téc­ni­ca día a día y es­te avan­ce con­se­gui­do por es­ta di­se­ña­do­ra en Tel Aviv (Is­rael) per­mi­te echar un vis­ta­zo a una for­ma in­no­va­do­ra y crea­ti­va de ob­te­ner nues­tra ves­ti­men­ta: di­se­ñar­la e im­pri­mir­la en ca­sa.

Da­nit, que se­gún el dia­rio ‘Daily Mail’ sa­bía muy po­co so­bre la tecnología en 3D, e in­clu­so era tec­no­fó­bi­ca, ase­gu­ra que ha si­do la pri­me­ra en crear una co­lec­ción com­ple­ta de ro­pa im­pre­sa en ca­sa, al­go que hi­zo cuan­do era es­tu­dian­te en la Es­cue­la de In­ge­nie­ría y Di­se­ño Shen­kar y co­mo par­te de su tra­ba­jo fi­nal de gra­dua­ción.

CONCEPTO DE DI­SE­ÑO PROBADO CON ÉXITO

Al año si­guien­te uti­li­zó una ver­sión me­jo­ra­da de su téc­ni­ca pa­ra di­se­ñar e im­pri­mir el ves­ti­do que uti­li­zó la de­por­tis­ta Amy Purdy, con sus dos pier­nas ampu­tadas, pa­ra bai­lar un so­lo de ‘sam­ba’ so­bre sus ex­tre­mi­da­des pro­té­si­cra­ti­za­rá cas, en la ce­re­mo­nia inau­gu­ral de los Jue­gos Pa­ra­lím­pi­cos de Rio 2016, en Bra­sil.

Con­sul­ta­da so­bre si con­si­de­ra que la ro­pa im­pre­sa en ca­sa en 3D es el fu­tu­ro de la mo­da, Da­nit Pe­leg se­ña­la que cree que ve­re­mos ca­da vez más co­lec­cio­nes fa­bri­ca­das de es­te mo­do.

“Lo que hi­ce es una prue­ba de es­te concepto a ni­vel ex­pe­ri­men­tal, ya que se tar­da­ron unas 400 ho­ras en im­pri­mir un ves­ti­do, por lo que im­pri­mir ro­pa en 3D to­da­vía no es al­go que se pue­da ha­cer fá­cil­men­te”, co­men­ta Pe­leg.

“Así que, pa­ra que es­ta for­ma de pro­duc­ción ca­se­ra se con­vier­ta en al­go ha­bi­tual, hay que me­jo­rar dos fac­to­res prin­ci­pa­les: la ve­lo­ci­dad a la que im­pri­me la má­qui­na y la ca­li­dad de los ma­te­ria­les uti­li­za­dos, es de­cir los fi­la­men­tos con los que se im­pri­me la in­du­men­ta­ria”, ade­lan­ta.

“Los fi­la­men­tos que he pro­du­ci­do son fle­xi­bles y co­lo­ri­dos, pe­ro to­da­vía no son co­mo el al­go­dón”, re­co­no­ce Pe­leg, aun­que cree que es so­lo cues­tión de tiem­po, has­ta que se lan­cen al mer­ca­do más ma­te­ria­les uti­li­za­bles e im­pre­so­ras más rá­pi­das.

¿EL FU­TU­RO DE LA IN­DUS­TRIA DE LA MO­DA?

“Si la tecnología me­jo­ra sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te sí que la im­pre­sión ca­se­ra de ro­pa en 3D po­dría ser el fu­tu­ro de la in­dus­tria de la mo­da” en­fa­ti­za es­ta di­se­ña­do­ra is­rae­lí.

Pa­ra Pe­leg, las con­se­cuen­cias de es­ta trans­for­ma­ción se­rán enor­mes, ya que re­per­cu­ti­rá en me­nos gas­tos de en­vío, una ma­yor per­so­na­li­za­ción de la ro­pa y, lo que es más im­por­tan­te, se de­mo- el di­se­ño, ya que cual­quier per­so­na po­dría di­se­ñar su pro­pia in­du­men­ta­ria.

“Al igual que su­ce­de ac­tual­men­te con un vi­deo vi­ral, una gra­ba­ción que se di­fun­de am­plia y rá­pi­da­men­te por In­ter­net, en el fu­tu­ro se po­dría ver una “ca­mi­se­ta vi­ral”, que al­guien ha di­se­ña­do y que, de re­pen­te, to­do el mun­do es­ta­rá usan­do des­pués de im­pri­mir­la en su ca­sa”, va­ti­ci­na Pe­leg.

Da­nit ha uti­li­za­do pa­ra sus ves­ti­dos im­pre­sos un fi­la­men­to fuer­te, pe­ro fle­xi­ble de­no­mi­na­do ‘Fi­laF­lex’, los pro­gra­mas in­for­má­ti­cos Op­ti­tex y Blen­der , im­pre­so­ras do­més­ti­cas Wit­box y di­se­ños tex­ti­les ins­pi­ra­dos en unas es­truc­tu­ras en 3D desa­rro­lla­das por el in­ves­ti­ga­dor es­ta­dou­ni­den­se An­dreas Bas­tian y de­no­mi­na­das Me­sos­truc­tu­red Ce­llu­lar Ma­te­rials (MCM).

Es­ta di­se­ña­do­ra im­pri­me las es­truc­tu­ras MCM con ma­te­ria­les blan­dos (los fi­la­men­tos Fi­laF­lex), crean­do nue­vos te­ji­dos, con los que di­se­ña la ro­pa.

Su co­lec­ción de cin­co ves­ti­dos se ins­pi­ra en la obra ‘Li­berty Lea­ding Peo­ple’ (La Li­ber­tad guian­do al pue­blo) del ar­tis­ta fran­cés Eu­gè­ne De­la­croix, ex­pli­có Da­nit a la re­vis­ta ‘Mas­ha­ble’, a la cual con­fe­só que con es­te tra­ba­jo no so­lo que­ría sa­ber si po­dría im­pri­mir ro­pa com­ple­ta, sino ade­más “te­ner la li­ber­tad” de ha­cer sus pro­pios te­ji­dos en vez de de­pen­der de lo que ha­lla­ría en el mer­ca­do.

Más de 400 ho­ras por pren­da se de­mo­ró en im­pri­mir su co­lec­ción la di­se­ña­do­ra is­rae­lí.

Da­nit Pe­leg uti­li­zó una ver­sión me­jo­ra­da de su téc­ni­ca pa­ra di­se­ñar e im­pri­mir el ves­ti­do que uti­li­zó la de­por­tis­ta Amy Purdy, pa­ra bai­lar un so­lo de ‘sam­ba’ en la ce­re­mo­nia inau­gu­ral de los Jue­gos Pa­ra­lím­pi­cos de Rio 2016, en Bra­sil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.