Rín­de­te al co­lor

Gris, ro­sa, azul, ver­de o mo­ra­do son al­gu­nos de los to­nos con los que pue­des ma­qui­llar el ca­be­llo, una moda que aho­ra, si se desea, puede du­rar solo un la­va­do

Ellas (Chile) - - Portada -

Uno de los me­jo­res pro­duc­tos “an­ti­aging” es un bo­ni­to co­lor de pe­lo que ta­pe ca­nas y que re­sul­te na­tu­ral, pe­ro es­ta tem­po­ra­da, el gris da un paso más y se sube a la ca­be­za. “Si se acla­ra el ca­be­llo se con­si­gue sua­vi­zar y dul­ci­fi­car las fac­cio­nes”, ex­pli­ca Cha­ro Pa­lo­mo, di­rec­to­ra del es­pa­cio Ate­lier Cha­ro Pa­lo­mo, quien ase­gu­ra que los co­lo­res cla­ros apor­tan lu­mi­no­si­dad y real­zan los vo­lú­me­nes.

Sin em­bar­go, eso no im­pli­ca op­tar por un ru­bio pla­tino ex­ce­si­vo o acla­rar aún más tu ca­be­llo si siem­pre lo has llevado cla­ro. “Con dos o tres to­nos más cla­ros que el ori­gi­nal es su­fi­cien­tes”, aña­de Pa­lo­mo.

Es­tá de moda co­lo­rear­se el pe­lo, no por ne­ce­si­dad, sino por pla­cer. Así se im­po­nen to­nos tan lu­mi­no­sos co­mo el ro­sa o el na­ran­ja, na­da nue­vo, sino fue­ra por­que el ro­sa es em­pol­va­do, sua­ve.

Le­jos que­da­ron los to­nos fuc­sias que lu­cía Katy Perry o Lily Allen, aho­ra triun­fa una ver­sión más “chic” y ele­gan­te co­mo la que pro­po­ne la ac­triz Sien­na Mi­ller.

El nue­vo ro­sa con­sis­te en su­ti­les re­fle­jos so­bre una me­le­na ru­bia do­ra­da, una ten­den­cia que es­tá arra­san­do en­tre la ge­ne­ra­ción de los “mi­lle­nials”. “El co­lor es un sím­bo­lo de iden­ti­dad, ex­pre­sa ac­ti­tud, emo­cio­nes y sen­ti­mien­tos”, in­di­can des­de la fir­ma L’Oréal, que ase­gu­ra también que, “a la ma­yo­ría de las mu­je­res, le da mie­do cam­biar de co­lor”.

Por eso, aca­ban de lan­zar al mer­ca­do “Co­lo­ris­ta”, una co­la­ción con la que se puede ma­qui­llar el ca­be­llo de di­fe­ren­te for­ma.

Un di­ver­ti­do pro­duc­to que per­mi­te co­lo­rear me­le­nas com­ple­tas o solo las pun­tas en co­lo­res tan atrac­ti­vos co­mo mal­vas, fuc­sias, ver­des, azu­les, na­ran­jas, gris o ro­jo, to­nos que se ha­cen vi­si­bles al ins­tan­te, y que no que­da la­va­do tras el ras­tro, se­gún in­di­can los ex­per­tos.

EL GRIS ES LO MÁS

También se lle­va el co­lor gris. La mo­de­lo Ca­ra De­le­vin­gne aca­ba de su­mar­se a es­ta ten­den­cia, ha de­ci­di­do cam­biar su lar­ga me­le­na co­lor ca­ra­me­lo por un pe­lo cor­to co­lo­rea­do en gris pla­tea­do, una ima­gen to­tal­men­te re­no­va­da.

Si le resulta atre­vi­do co­lo­rear el ca­be­llo en gris, la es­ti­lis­ta ca­pi­lar Al­ma Lu­zón pro­po­ne me­chas ca­li­for­nia­nas en co­lor gris pa­ra lu­cir el tono ca­pi­lar más “trendy”.

Es­te co­lor se ha con­ver­ti­do en el nue­vo ne­gro. Se aca­bó la ti­ra­nía de las ca­nas y de lu­char con­tra ellas ca­da quin­ce días.

Una moda que se ha­ce fuer­te gracias a famosas que lu­cen su pe­lo pla­tea­do con gran or­gu­llo co­mo Glenn Clo­se, He­len Mi­rren o Meryl Streep.

Es­tas es­tre­llas de Holly­wood mues­tran su pe­lo blan­co, es más, lo uti­li­zan co­mo ar­ma de se­duc­ción y re­sul­tan muy atrac­ti­vas; un hecho que no pa­sa des­aper­ci­bi­do an­te la mi­ra­da de las jó­ve­nes “it girl” Rihan­na, Zo­sia Ma­met, Kelly Os­bour­ne o Ni­co­le Ri­chie.

El pe­lo gris o “granny hair” es una ten­den­cia ac­tual que be­be de la so­fis­ti­ca­ción de la cor­te fran­ce­sa en el si­glo XVIII, cuan­do los ca­ba­lle­ros lu­cían el ca­be­llo blan­co.

De acuer­do a los ca­za­do­res de ten­den­cias, el gris pla­tino es el co­lor de pe­lo es­tre­lla, tanto pa­ra mu­je­res jó­ve­nes, co­mo pa­ra las más adul­tas. “Bus­ca­mos un de­gra­da­do en la me­le­na que que­de na­tu­ral, pe­ro que, a la vez, re­sal­te el co­lor gri­sá­ceo que es­tá tan de moda”, ex­pli­ca la di­rec­to­ra del sa­lón de pe­lu­que­ría Black&Whi­te, Al­ma Lu­zón, quien pro­po­ne las me­chas ca­li­for­nia­nas pa­ra ini­ciar­se en es­ta ten­den­cia.

Pa­ra rea­li­zar es­te ti­po de me­chas, Lu­zón apues­ta por un tin­te se­mi­per­ma­nen­te que se va con los la­va­dos. “En fun­ción de la ba­se, el co­lor du­ra en­tre cin­co y sie­te la­va­dos”, di­ce Lu­zón, quien re­co­no­ce que la gran ven­ta­ja es que el co­lor se pier­de de ma­ne­ra na­tu­ral y pro­gre­si­va, sin da­ñar el pe­lo.

El tin­te se­mi­per­ma­nen­te con­tie­ne in­gre­dien­tes na­tu­ra­les. Cuan­do se apli­ca, fun­cio­na co­mo acon­di­cio­na­dor, no es­tro­pea el ca­be­llo y no man­cha la ro­pa. “El tru­co pa­ra que el co­lor du­re más, se vea más bo­ni­to y bri­llan­te es hi­dra­tar bien la me­le­na”, acon­se­ja la es­ti­lis­ta ca­pi­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.