Her­nán Se­púl­ve­da, al­cal­de de Col­bún

Ellas (Chile) - - Que Pienso De Ellas -

Con tan solo 28 años asu­mió la al­cal­día de Col­bún Her­nán Se­púl­ve­da, quien pro­vie­ne de una fa­mi­lia de mu­cho es­fuer­zo. “Mi padre es agri­cul­tor y mi ma­dre téc­ni­co pa­ra­mé­di­co y soy el ma­yor de 3 her­ma­nos”, co­men­tó el edil, quien además ase­gu­ró que siem­pre tu­vo co­mo ob­je­ti­vo es­tu­diar al­go re­la­cio­na­do con la sa­lud, lo que lo lle­vó a es­tu­diar Medicina en la Uni­ver­si­dad Aus­tral de Val­di­via. En 2016 de­ci­dió en­trar a la po­lí­ti­ca apo­yan­do a quien se pre­sen­ta­ría co­mo al­cal­de por su co­mu­na, Jonathan No­ram­bue­na, pe­ro al no po­der se­guir con la can­di­da­tu­ra to­mó la decisión de asu­mir él el cu­po. El su­ple­men­to Ellas con­ver­só con el joven al­cal­de, quien de­jó co­no­cer­lo y con­tó al­gu­nas co­sas so­bre qué pien­sa de las mu­je­res.

-¿Qué vir­tud de la mujer es la que más des­ta­ca­ría y por qué?

“Su preo­cu­pa­ción por ver­se be­lla. Esa es la vir­tud que yo des­ta­ca­ría en las mu­je­res. Su preo­cu­pa­ción por el pe­lo, pin­tar­se, los de­ta­lles pa­ra ver­se lin­das, se los des­ta­co y se los agra­dez­co”.

-¿Qué panorama ar­ma­ría o ar­mó pa­ra con­quis­tar a una mujer?

“Ha­ce algún tiem­po ar­mé un panorama en mi ca­sa. Ver una pe­lí­cu­la, co­mo en el ci­ne, en mi pie­za, escuchamos mú­si­ca ro­mán­ti­ca y pu­se unas es­fe­ras de lu­ces. Usé un per­fu­me es­pe­cial pa­ra la oca­sión y fi­nal­men­te to­do re­sul­tó ‘muy bien’”.

-¿Qué de­fec­to de las mu­je­res es el que más le des­agra­da y por qué?

“Lo que me des­agra­da, es el ca­rác­ter cam­bian­te, por­que en ocasiones se enojan por co­sas que los hom­bres no to­ma­mos en cuen­ta, o no les da­mos im­por­tan­cia”.

-¿Cree que la mujer si­gue sien­do el se­xo dé­bil?

“Creo que no es el se­xo dé­bil, pa­ra na­da, por­que tie­nen una im­pre­sio­nan­te fuer­za interna que las mo­ti­va y las im­pul­sa a lo­grar to­do lo que se pro­po­nen en cual­quier ám­bi­to de la vi­da”.

-¿Có­mo ha­ce un hom­bre eno­jar de for­ma rá­pi­da a una mujer?

“De­cir el nom­bre de otra mujer, con eso se­gu­ro se mo­les­tan en for­ma rá­pi­da (ríe)”.

-¿Qué ri­tual fe­me­nino des­ta­ca­ría y por qué?

“Des­ta­co cuan­do van a comprar ro­pa por­que son ca­pa­ces de es­tar to­do el día eli­gien­do. Yo no ten­dría la pa­cien­cia de ha­cer tanto tra­mi­te. Pa­ra los hom­bres es, por ejem­plo, si ne­ce­si­ta­mos una ca­mi­sa, ve­mos la ta­lla y listo”.

-Es al­cal­de de una de la co­mu­na con ma­yor su­per­fi­cie de Li­na­res, ¿qué po­dría des­ta­car de las mu­je­res de su zo­na?

“Su com­pro­mi­so, en la co­mu­na de Col­bún, tenemos mu­chas mu­je­res que son di­ri­gen­tes, y que también día a día lu­chan por sa­car ade­lan­te a sus fa­mi­lias”.

¿Qué ha­rá pa­ra ga­nar­se el ca­ri­ño de las mu­je­res de su co­mu­na?

“Tra­tar­las con respeto, ca­ri­ño, y de­cir­les una pa­la­bra be­lla ca­da vez que lo per­mi­te la oca­sión. Eso es lo que siem­pre ha­go con las mu­je­res de mi co­mu­na, sa­lu­dar­las con la aten­ción que se me­re­cen, pre­gun­tar­les ¿có­mo es­tán? o sa­lu­dar­las con una son­ri­sa. Vuel­vo a re­pe­tir lo que les di­je pa­ra el día de la mujer ‘por cau­sa de ellas, de las mu­je­res, la vi­da de no­so­tros, los hom­bres, se trans­for­mó en un sue­ño”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.