Re­co­men­da­cio­nes pa­ra dis­mi­nuir el azú­car adi­cio­nal

¿Sa­bías que la fuen­te prin­ci­pal de azú­car agre­ga­da en tu die­ta pro­vie­ne de las be­bi­das? ¿Sa­bes cuán­ta azú­car que no pro­vie­ne de fuen­tes na­tu­ra­les de­be­rías con­su­mir co­mo má­xi­mo? La Aso­cia­ción Ame­ri­ca­na del Co­ra­zón tie­ne re­co­men­da­cio­nes que te pue­den ayu­dar

Ellas (Chile) - - Salud -

El con­su­mo de azú­ca­res ex­tra o adi­cio­na­les (no pro­ve­nien­te na­tu­ral­men­te de los ali­men­tos), de acuer­do a la Dra. John­son de la Uni­ver­si­dad de Ver­mont en Bur­ling­ton, se aso­cian con un au­men­to en el ries­go de desa­rro­llar pre­sión al­ta, ele­va­ción en los tri­gli­cé­ri­dos, obe­si­dad, ata­ques car­dia­cos, de­rra­mes ce­re­bra­les e in­fla­ma­ción (que es otro mar­ca­dor de ries­go de en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res). Cuan­do ha­bla de los azú­ca­res adi­cio­na­les (agre­ga­dos) se re­fie­re a los que se les agre­gan a las co­mi­das du­ran­te su pro­ce­sa­mien­to o su pre­pa­ra­ción, in­clu­so en la me­sa, e in­clu­ye a los ja­ra­bes. No es­ta­mos ha­blan­do de los que tie­nen na­tu­ral­men­te en los ali­men­tos.

Ade­más, es­ta azú­car adi­cio­nal mu­chas ve­ces des­pla­za a otras be­bi­das y ali­men­tos que si tie­nen un va­lor nu­tri­ti­vo y so­lo nos da ca­lo­rías sin nu­tri­ción.

La Aso­cia­ción Ame­ri­ca­na del Co­ra­zón pro­por­cio­na re­co­men­da­cio­nes es­pe­cí­fi­cas en cuan­to al lí­mi­te del con­su­mo de los azú­ca­res adi­cio­na­les en nues­tra ali­men­ta­ción y nos in­di­ca la re­la­ción en­tre el ex­ce­so de azú­ca­res y los efec­tos ne­ga­ti­vos que ve­mos en la sa­lud y las de­fi­cien­cias en los nu­trien­tes esen­cia­les.

De acuer­do a es­ta re­co­men­da­ción, la ma­yo­ría de las mu­je­res no de­be­rían con­su­mir más de 100 ca­lo­rías (el equi­va­len­te a 25 gra­mos) de azú- car ex­tra al día. Y la ma­yo­ría de los hom­bres no de­be­rían de con­su­mir más de 150 ca­lo­rías (que es co­mo 37.5 gra­mos al día) en azú­car ex­tra al día. Una for­ma más sen­ci­lla de en­ten­der­lo, es­to equi­va­le a 6 cu­cha­ra­di­tas ex­tras pa­ra las mu­je­res y co­mo nue­ve cu­cha­ra­di­tas ex­tras pa­ra los hom­bres. Pe­ro… ¿Sa­bes cuán­to azú­car con­su­me una per­so­na en pro­me­dio en Es­ta­dos Uni­dos? 22.2 cu­cha­ra­di­tas al día, lo que equi­va­le a 355 ca­lo­rías.

Pa­ra que te des una idea, las so­das y las be­bi­das azu­ca­ra­das son la fuen­te prin­ci­pal de es­ta azú­car ex­tra, y una la­ta con­tie­ne 130 ca­lo­rías y ocho cu­cha­ra­di­tas de azú­car. An­te es­to, ¿Qué re­co­mien­da la Aso­cia­ción Ame­ri­ca­na del Co­ra­zón? Una die­ta ri­ca en fru­tas, ve­ge­ta­les, pro­duc­tos lác­teos ba­jos en gra­sa, gra­nos in­te­gra­les al­tos en fi­bra, car­ne ma­gra, po­llo y pes­ca­do. Una vez que ha con­su­mi­do es­tos ali­men­tos (que te pro­por­cio­nan los nu­trien­tes que re­quie­res), pue­de en­ton­ces con­si­de­rar co­mer los azú­ca­res adi­cio­na­les. O sea, es­tos azú­ca­res adi­cio­na­les se de­ben ver co­mo al­go que pue­den ayu­dar­te a re­sal­tar el sa­bor de otras co­mi­das, un ejem­plo que da la Dra. John­son es un pro­duc­to lácteo que es ri­co en nu­trien­tes al que le da­mos sa­bor (di­ga­mos fre­sa o cho­co­la­te) o un ce­real pa­ra el desa­yuno que es­tá en­dul­za­do. Es­tos se­rían me­jor que un ca­ra­me­lo que no pro­por­cio­na nin­gu­na nu­tri­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.