Los ojos, un es­pe­jo del tiem­po

Di­ver­sos tra­ta­mien­tos ayu­dan a bo­rrar por com­ple­to el efec­to de can­san­cio de nues­tro con­torno de ojos

Ellas (Chile) - - Portada -

Los ojos nos de­la­tan. Des­pren­den nues­tra ale­gría y nues­tra tris­te­za, tam­bién su fal­ta de sue­ño, y nos in­di­can si nues­tra piel tie­ne la su­fi­cien­te hi­dra­ta­ción o bien si el pa­so del tiem­po o la fra­gi­li­dad del con­torno de ojos ha­ce que se des­cuel­gue el pár­pa­do so­bre las pes­ta­ñas, un efec­to que nos aña­de años y una ex­pre­sión de can­san­cio que, en mu­chas oca­sio­nes, no se co­rres­pon­de con nues­tro áni­mo.

Bo­rrar por com­ple­to ese efec­to, sin pa­sar por una ci­ru­gía, es po­si­ble con tra­ta­mien­tos que me­jo­ren la ca­li­dad de la piel y la for­ta­lez­can.

PIEL MÁS SEN­SI­BLE

La es­te­ti­cis­ta Car­men Na­va­rro, di­rec­to­ra del cen­tro de be­lle­za que lle­va su nom­bre, ex­pli­ca que la piel de la zo­na pe­rio­cu­lar es “cua­tro ve­ces más fi­na que la del res­to de la ca­ra y es­tá siem­pre ex­pues­ta al frío, al vien­to, a los ri­go­res de los cam­bios cli­ma­to­ló­gi­cos”. “Si a ello su­ma­mos que no lle­gan bien los nu­trien­tes por­que los ca­pi­la­res es­tán muy ce­rra­dos y la cir­cu­la­ción san­guí­nea y lin­fá­ti­ca no es la ade­cua­da, sur­gen las pa­tas de ga­llo por la des­hi­dra­ta­ción de la piel, y las bolsas y las oje­ras por la ma­la cir­cu­la­ción san­guí­nea”, in­di­ca Na­va­rro, quien acon­se­ja Phy­sia, un tra­ta­mien­to que emi­te vi­bra­cio­nes a di­fe­ren­tes fre­cuen­cias pa­ra es­ti­mu­lar los te­ji­dos a tra­vés de re­so­nan­cia. “Es­tas mi­cro­co­rrien­tes pue­den per­so­na­li­zar su on­da, su fre­cuen­cia y su am­pli­tud adap­tán­do­se a ca­da ca­so”, in­di­ca Na­va­rro.

Con ello, se­gún la ex­per­ta, se con­si­gue me­jo­rar la mi­cro­cir­cu­la­ción de la zo­na, se uni­fi­ca y avi­va el tono cu­tá­neo y se dre­nan bolsas y oje­ras, pues las cé­lu­las re­ci­ben un ma­yor apor­te de nu­trien­tes y oxí­geno. “A ni­vel mus­cu­lar se con­si­gue un efec­to na­tu­ral de ten­sión”, apun­ta Car­men Na­va­rro.

Por su par­te Ma­ri­bel Yé­be­nes, di­rec­to­ra del Ins­ti­tu­to de Be­lle­za y Me­di­ci­na Es­té­ti­ca que lle­va su nom­bre, pro­po­ne el tra­ta­mien­to Eye­lid Re­mo­val pa­ra re­ju­ve­ne­cer los pár­pa­dos, su­pe­rior e in­fe­rior, y las pa­tas de ga­llo.

El tra­ta­mien­to con­sis­te en una me­to­do­lo­gía ex­clu­si­va pa­ra pro­du­cir plas­ma útil y se­gu­ro en me­di­ci­na, sin pro­du­cir da­ño tér­mi­co en las zo­nas ad­ya­cen­tes, con el ob­je­ti­vo de eli­mi­nar la la­xi­tud de la zo­na y me­jo­rar vi­si­ble­men­te la re­ten­ción de lí­qui­dos del con­torno de ojos.

RE­ES­TRUC­TU­RAR EL TE­JI­DO

Natalia de la Ve­ga, di­rec­to­ra del cen­tro de es­té­ti­ca Ta­cha, ha di­se­ña­do un tra­ta­mien­to fa­cial cu­yo re­sul­ta­do es re­es­truc­tu­rar el te­ji­do, re­afir­mar, dis­mi­nuir las arru­gas y apor­tar una lu­mi­no­si­dad ins­tan­tá­nea.

Una téc­ni­ca an­ti­edad in­do­lo­ra, que com­bi­na la tec­no­lo­gía del VForm, ha­bi­tual en los tra­ta­mien­tos pa­ra re­du­cir la ce­lu­li­tis, con la te­ra­pia fo­to­di­ná­mi­ca LED y la apli­ca­ción de pro­duc­tos cos­mé­ti­cos Ma­tris­kin, “bio­tec­no­lo­gía pa­ra re­du­cir arru­gas, mar­cas y man­chas”, ex­pli­ca.

Una te­ra­pia global que ac­túa en si­ner­gia, ofre­cien­do “bue­nos re­sul­ta­dos en po­cas se­sio­nes”, co­men­ta De la Ve­ga.

La es­pe­cia­lis­ta se­ña­la que los efec­tos son evi­den­tes so­bre las pa­tas de ga­llo y tam­bién en la zo­na de la pa­pa­da, al lo­grar “eli­mi­nar la gra­sa y re­afir­mar al mis­mo tiem­po”.

Pa­ra la doc­to­ra Ge­ma Pérez, je­fa de la Uni­dad de Me­di­ci­na Es­té­ti­ca de Ins­ti­tu­to Mé­di­co Lá­ser, las arru­gas del área del con­torno de ojos res­pon­den bien al tra­ta­mien­to con To­xi­na Bo­tu­lí­ni­ca ti­po A, que se apli­ca me­dian­te mi­cro­in­yec­cio­nes a ni­vel in­tra­dér­mi­co-su­per­fi­cial.

Las fór­mu­las de Se­pai pro­po­nen la per­so­na­li­za­ción de los tra­ta­mien­tos bus­can­do pro­to­co­los a me­di­da. En es­te ca­so, su re­co­men­da­ción pa­ra re­cu­pe­rar la zo­na que cir­cun­da los ojos es Lu­xury Eyes, un tra­ta­mien­to rea­fir­man­te e hi­dra­tan­te que pre­vie­ne y co­rri­ge los sig­nos de en­ve­je­ci­mien­to en el con­torno de ojos y ayu­da a mi­ni­mi­zar la apa­ri­ción de arru­gas y lí­neas de ex­pre­sión.

OJE­RAS, FUE­RA

Las doc­to­ras de la clí­ni­ca Mi­ra+Cueto apues­tan por la efi­ca­cia del tra­ta­mien­to Me­so-Car­bo­xi­te­ra­pia Te­ra­pia pa­ra bo­rrar to­do ti­po de oje­ras.

La doc­to­ra Mar Mi­ra, es­pe­cia­lis­ta en Me­di­ci­na Es­té­ti­ca, ex­pli­ca que has­ta la fe­cha “las so­lu­cio­nes mé­di­co-es­té­ti­cas pa­ra la co­lo­ra­ción de la piel del ojo en el pár­pa­do in­fe­rior y el re­bor­de or­bi­ta­rio, so­lían que­dar de­ma­sia­do agre­si­vas, y sin con­se­guir re­sol­ver el pro­ble­ma”.

De ahí que ha­ya ela­bo­ra­do un pro­to­co­lo pa­ra me­jo­rar le co­lo­ra­ción de la piel, con­sis­ten­te en mi­cro­in­fil­tra­cio­nes de car­bo­xi­te­ra­pia, com­bi­na­das con me­so­te­ra­pia des­pig­men­tan­te, un tán­dem per­fec­to, se­gún la ga­le­na, pa­ra con­se­guir el ob­je­ti­vo.

“El apo­yo de la car­bo­xi­te­ra­pia fa­cial, ha­bi­tual­men­te em­plea­da en pro­to­co­los cor­po­ra­les de re­ju­ve­ne­ci­mien­to del ros­tro, con­sis­te en la apli­ca­ción de dió­xi­do de car­bono por vía sub­cu­tá­nea, me­dian­te mi­cro­in­fil­tra­cio­nes que me­jo­ran no­ta­ble­men­te la mi­cro­cir­cu­la­ción”. in­di­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.