Los pon­chos y rua­nas son ten­den­cia en es­te oto­ño-in­vierno

En­tra­ron dé­bil­men­te la tem­po­ra­da pa­sa­da, pe­ro es­te año se han con­sa­gra­do en las vi­tri­nas y se han ma­si­fi­ca­do en la ca­lle

Ellas (Chile) - - Portada -

Es­tán en to­das las tien­das y son par­te fun­da­men­tal de la mo­da oto­ño-in­vierno 2017. Los pon­chos y las rua­nas se to­ma­ron las pa­sa­re­las y las ca­lles, y aun­que mu­chas mu­je­res creen que son an­ti­cua­das, la reali­dad es que es­tas pren­das de ori­gen rús­ti­co es­tán en­tran­do ca­da vez más al mun­do ur­bano, tan­to por su co­mo­di­dad co­mo por su ca­pa­ci­dad de abri­go, cua­li­da­des que son par­ti­cu­lar­men­te apre­cia­das por las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes. “En es­te mo­men­to el look ‘Boho-Chic’, ten­den­cia de ves­tua­rio de ins­pi­ra­ción bohemia con to­que de gla­mour, de los pon­chos y rua­nas es­tá muy de mo­da”, ex­pli­có la ex­per­ta en mo­da, Ale­jan­dra Ál­va­rez.

UN IM­PER­DI­BLE

Y es que los pon­chos y las rua­nas son per­fec­tas op­cio­nes pa­ra días de oto­ño e in­vierno, ya que sus tra­di­cio­na­les ma­te­ria­les per­mi­ten ha­cer fren­te al te­mi­do frío de la es­ta­ción. Y en ese sen­ti­do la ex­per­ta en mo­da y coor­di­na­do­ra aca­dé­mi­ca de la Es­cue­la de Di­se­ño de Ves­tua­rio y Tex­ti­les de la Uni­ver­si­dad del Pa­cí­fi­co, Ale­jan­dra Ál­va­rez, ex­pli­có por qué se han vuel­to un im­per­di­ble de es­ta tem­po­ra­da. “Son pren­das sen­ta­do­ras, es de­cir, les que­dan bien a to­das las per­so­nas y son muy adap­ta­bles, ade­más de ser bas­tan­te có­mo­das, cá­li­das y fá­ci­les de usar”, des­cri­bió la ex­per­ta.

SE­GÚN CONTEXTURA

Mu­chas mu­je­res no se atre­ven a ves­tir un pon­cho o una rua­na por mie­do a ver­se ro­bus­tas o gor­das. Pe­ro, pa­ra la es­pe­cia­lis­ta, so­lo hay que to­mar al­gu­nas pre­cau­cio­nes pa­ra evi­tar ese efec­to vi­sual. “Si bien es cier­to que al ser pren­das hol­ga­das pue­den ge­ne­rar más vo­lu­men en la par­te su­pe­rior de la per­so­na, ese efec­to vi­sual no es su­fi­cien­te pa­ra de­cir que aque­llas mu­je­res con más vo­lu­men en el tor­so del cuer­po no pue­dan usar­las. Pa­ra ese ti­po de cuer­pos se re­co­mien­da pre­fe­rir pon­chos con es­co­te en ‘v’ y no uno con cue­llo beattle”, acon­se­jó Ál­va­rez. Y al con­tra­rio de lo que se po­dría pen­sar, un pon­cho o una rua­na pue­de in­clu­so ha­cer que la mu­jer se vea un po­co más del­ga­da. “Con es­tas pren­das tan gran­des, lo me­jor pa­ra lo­grar que la per­so­na se vea más del­ga­da es uti­li­zar­las en co­lo­res só­li­dos, con po­co o na­da de es­tam­pa­do y tal vez so­lo con al­gu­nos de­ta­lles en la par­te in­fe­rior de la pren­da o ro­dean­do el es­co­te. Ade­más, en­tre más neu­tro el pon­cho, se­rá más fá­cil po­der com­bi­nar­lo con di­fe­ren­tes pren­das y en di­fe­ren­tes oca­sio­nes. Un buen de­ta­lle es ele­gir uno con fle­cos en la par­te in­fe­rior, lo que le da­rá mo­vi­mien­to a la pren­da y sua­vi­za­rá la si­lue­ta”, aco­tó Ál­va­rez.

VER­SA­TI­LI­DAD

El pon­cho y la rua­na son las pro­ta­go­nis­tas de es­ta tem­po­ra­da, por lo que, aun­que sean pre­fe­ren­te­men­te de uso ca­sual, pue­den com­bi­nar­se con otros ele­men­tos pa­ra en­trar en otros am­bien­tes. “Es­tas pren­das son per­fec­tas pa­ra usar du­ran­te el fin de se­ma­na con ves­tua­rio in­for­mal co­mo jeans, za­pa­ti­llas, bo­tas y za­pa­tos pla­nos. De­pen­dien­do del co­lor y ma­te­rial, se pue­den com­bi­nar fá­cil­men­te con pan­ta­lo­nes de ves­tir y unos lin­dos za­pa­tos o bo­tas con ta­co y armar un atuen­do pa­ra un día de tra­ba­jo. Tam­bién se pue­den agre­gar ac­ce­so­rios co­mo cin­tu­ro­nes, lo que su­ma for­ma­li­dad a la pren­da y ayu­da a de­fi­nir la si­lue­ta”, con­clu­yó la ex­per­ta.

Los pon­chos y las rua­nas son per­fec­tas op­cio­nes pa­ra días de oto­ño e in­vierno, ya que sus tra­di­cio­na­les ma­te­ria­les per­mi­ten ha­cer fren­te al frío.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.